Compartir

¿Qué hacer cuando un niño pega a tu hijo?

 
Por Lorena García Vega. Actualizado: 13 noviembre 2020
¿Qué hacer cuando un niño pega a tu hijo?

Entre las prioridades de los padres a la hora de educar, la transmisión de valores es un elemento fundamental y, dentro del repertorio de dichos valores, está la importancia de la resolución pacífica de conflictos.

Para ningún padre es agradable conocer que a su hijo le han pegado en el colegio o presenciar un conflicto entre su hijo y otro niño; ante situaciones de este tipo, el adulto debe hacer un ejercicio de autocontrol con el fin de dar una respuesta efectiva a la situación, tratando de evitar actuar por impulso. En este artículo de paraBebés abordamos la cuestión de qué hacer cuando un niño pega a tu hijo.

¿Por qué pegan los niños?

Desde que son bebés, ya empiezan a desarrollar determinadas acciones como tirar del pelo al compañero, darle algún manotazo, intentar meterle el dedo en el ojo; esta actitud no surge con la finalidad por parte del bebé de lastimar, sino que corresponde a un acto exploratorio y de descubrimiento, al igual que manipulan los objetos que tienen a su alrededor, les despierta curiosidad explorar a su grupo de iguales poniendo en funcionamiento un motivador mecanismo causa-efecto.

A pesar de lo poco deseable que es esta conducta para el adulto, lo cierto es que pegar es un comportamiento normal en los niños y niñas, e incluso denota un adecuado desarrollo social, pues manifiesta en cierta medida, la reafirmación de su personalidad cuando algo no le gusta a través de un manotazo, un tirón de pelo, una patada, etc. Por el contrario, a pesar de que este comportamiento forme parte del desarrollo del niño, el adulto sí puede ir enseñando al menor que hay otras formas más amables y respetuosas de resolver conflictos.

Cuando son algo más mayores, actúan pegando en situaciones de contrariedad y frustración como forma de manifestar su desagrado ya que, si todavía el uso del lenguaje es algo limitado, es la única forma que tienen de hacerse entender.

Una vez que ya tienen adquirido el lenguaje y son conscientes de lo que hacen, pegan porque así creen tener una mayor autoridad frente al grupo de iguales, es una forma de posicionarse en un lugar donde sus compañeros le respetan y no tratan de abusar de él.

Qué hacer cuando un niño pega

¿Qué hacer con los niños que pegan a sus padres o en el colegio? ¿Qué estrategias podemos utilizar para abordar la situación? Sea el motivo que sea por el cual un niño pega, el adulto debe ir educando en la resolución amable de conflictos a través de:

  • El ejemplo. De nada sirve que el padre o madre le diga a su hijo que debe arreglar los problemas con palabras, si en situaciones de conflicto los padres utilizan el cachete o el azote para solucionar el altercado.
  • Capacidad empática. Consiste en ir haciendo progresivamente consciente al niño de que sus actos pueden molestar y herir al resto.
  • Palabras. Conforme van creciendo resulta necesario fomentar el uso de la palabra para solucionar las situaciones sin tener que emplear las manos.
  • Responsabilidad. Cuando un niño pega, responder gritando, castigándole o haciéndole sentir mal no va a hacer que el menor no repita esa conducta, al contrario, imitará los patrones de conducta que aplican sobre él. Cuando un niño o niña pega es preferible implicarle en la situación con preguntas como: ¿qué podrías hacer para solucionarlo?, ¿cómo podrías conseguir que tu amigo no esté triste? En definitiva, responsabilizar al niño para que aprenda a disculparse y a pedir perdón.

En este artículo hablamos sobre disciplina positiva para niños que pegan.

¿Por qué a mi hijo le pegan y no se defiende?

Cuando esto ocurre hay que estar muy atento, observar al niño, conocer bien al grupo con el que se relaciona e indagar sobre si puede tener algún problema o dificultad, puesto que podría ser que el niño no disponga de herramientas suficientes para manejar una situación de conflicto y se quede bloqueado, o tal vez y en el peor de los casos, podría ser que el niño esté viviendo una situación de acoso por parte de sus compañeros y por temor no lo ha contado en casa.

Si crees que tu hijo o hija puede estar siendo víctima de algún tipo de acoso por parte de un grupo de niños, habrá que ponerlo en conocimiento al colegio y, a partir de ahí, desarrollar un plan de acción para garantizar el bienestar del menor.

Cuando el motivo de la pelea es una circunstancia puntual y tu hijo no ha sido capaz de actuar, ¿qué puedes hacer como progenitor?

  • Preguntar y comunicar. En un tono amable pregunta qué ha ocurrido. No consiste en buscar culpables, solo soluciones, siendo fundamental que el niño cuente lo que ha pasado desde la tranquilidad.
  • Aprender nuevas palabras. Es probable que el niño ante una situación de conflicto no sea resolutivo porque le faltan estrategias, por eso es conveniente enseñarle al niño palabras y expresiones para solucionar problemas. En este artículo explicamos cómo mejorar las habilidades sociales en niños.
  • Aprender a manejar el no. Es importante que el niño sepa decir “no” ante una situación que le provoca malestar con frases del tipo ¡no me gusta! ¡No quiero! Pudiendo actuar de barrera ante una agresión.
  • Ser imparcial. Si has presenciado una pelea, trata de escuchar a ambas partes y da la razón a quien realmente la tiene. Si el motivo que ha desencadenado el conflicto es, por ejemplo, que un niño con el fin de tener un juguete ha pegado a tu hijo para conseguirlo, dárselo para solucionar el altercado no es la mejor solución, puesto que el mensaje que les llega a los menores es que, pegando se salen con la suya.
  • Intervenir. Si como padre o madre estás presente en una pelea, no intervenir y dejarles que ellos “lo resuelvan” no es la mejor opción. En una situación de este tipo será mejor que el adulto separe a los niños, dejar un tiempo para que se relajen y después dialogar.
  • Confiar. Otras de las cosas que hacer cuando un niño pega a otro en el colegio es confiar en el infante. Creer que tu hijo irá siendo capaz de resolver conflictos sin la intervención del adulto y sin agredir o ser agredido. Permitir que sea el niño quien gestione las situaciones, proporciona un buen aprendizaje para asumir e integrar límites.

¿Se puede denunciar a un niño por pegar a otro?

Cuando un infante es víctima de bullying puede desembocar en una condena por trato degradante continuado y lesiones a otro menor. Cuando un menor recibe acoso escolar, se dan una serie de agresiones físicas, verbales y emocionales que repercuten de manera muy negativa en el menor afectando en su día a día, en sus estudios, en sus relaciones y en su autoconcepto.

Esta agresión hacia la integridad física y moral de una persona sí puede ser denunciada y que el menor acosador tenga que responder por medio de medidas correctivas, a través de sanciones económicas o económicamente.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué hacer cuando un niño pega a tu hijo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación infantil.

Bibliografía
  • Jurídicas, N. (2019, 2 septiembre). ¿Se puede condenar a un menor por practicar bullying sobre otro niño? Noticias Jurídicas. https://noticias.juridicas.com/actualidad/noticias/14343-iquest;se-puede-condenar-a-un-menor-por-practicar-bullying-sobre-otro-niño/
  • Edúkame (2016). Mi hijo pega. https://edukame.com/mi-hijo-pega

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Qué hacer cuando un niño pega a tu hijo?
¿Qué hacer cuando un niño pega a tu hijo?

Volver arriba