Por qué mi bebé se desespera cuando lo amamanto

Por qué mi bebé se desespera cuando lo amamanto

La lactancia materna puede llegar a crear un sinfín de dudas a las mamás lactantes. Los beneficios de la misma son universalmente conocidos, ya que es la forma más natural de alimentar a los bebés y la única leche que se va adaptando a sus necesidades de desarrollo. Pero, en muchos momentos, debido a los diferentes brotes de crecimiento por los que pasan los niños y niñas, la madre puede llegar a pensar que no tiene leche suficiente o que su bebé se queda con hambre debido al comportamiento que tiene mostrándose desesperado o llorando mientras mama.

En este artículo de paraBebés vamos a ver por qué mi bebé se desespera cuando lo amamanto, por qué se pone muy nervioso cuando mama, si es normal que se enganche y desenganche del pecho, por qué está inquieto y qué hacer en esos casos.

Mi bebé se pone muy nervioso cuando mama

Lejos de las imágenes idílicas que podemos ver en diferentes lugares de mujeres dando el pecho a sus bebés, en muchas ocasiones, podemos ver cómo nuestro hijo o hija se pone muy nervioso/a a la hora de mamar y no sabemos muy bien por qué pasa esto. Hay varios motivos a tener en cuenta:

  • Tiene demasiado hambre: debemos dar de mamar a los bebés a demanda, es decir, olvidarnos del reloj y dando igual que pida pecho cada media hora, cada hora o cada tres horas. Y también debemos anticiparnos a su hambre desmesurado. Es decir, en cuanto muestre el primer signo de estar hambriento o haya pasado mucho tiempo desde la última toma, ofrecer el pecho para que esté tranquilo.
  • Está incómodo: los cólicos, la salida de dientes, las enfermedades… hacen que el bebe no esté a gusto y se muestre nervioso mamando. Cambiando la posición o incorporándole, las tomas serán más tranquilas. En el siguiente artículo te explicamos Cómo saber si un bebé tiene cólicos.
  • Está pasando por una crisis: los bebés autorregulan la producción de leche y, para ello, demandan más pecho. Las tomas durante las crisis se caracterizan por nerviosismo, llantos, enfados…

Estas situaciones son pasajeras y no tienen mayor importancia. Más adelante veremos qué hacer cuando el bebé está inquieto mamando.

Mi bebé se engancha y desengancha del pecho, ¿es normal?

Además de ponerse muy nerviosos al mamar, muchos bebés se enganchan y se desenganchan del pecho constantemente, dan tirones o muerden el pezón. Son actitudes totalmente normales con las que ellos consiguen aumentar la producción de leche materna para adaptarla a sus necesidades.

La producción de leche por parte de la madre es muy sencilla y se basa en una regla principal: a más succión, más producción y viceversa. Es decir, que cuanto más estimulado este el pecho, mayor cantidad de leche tendrá el bebé a su disposición. Es un mecanismo de autorregulación de su alimentación. Este comportamiento puede llevar a la madre a pensar que el bebé se desengancha del pecho y se queja porque no tiene suficiente leche, pero debe guardar la calma, tener paciencia, dar de mamar a demanda y pensar que en unos días todo volverá a la normalidad.

Por qué mi bebé está inquieto al amamantar

Además de soltar y coger el pecho, los bebés pueden mostrarse muy inquietos durante las tomas e incluso llorar y parecer enfadados. Como hemos dicho anteriormente, lo hacen para aumentar la cantidad de leche materna para dar respuesta a sus necesidades de desarrollo y son las conocidas crisis de lactancia o brotes de crecimiento. Se producen en los bebés más o menos en los mismos tiempos de vida, aunque no todos dan señales de pasar por ellos.

La crisis de lactancia más marcada ocurre a los 3 meses de edad, momento en el que la lactancia está perfectamente instaurada y en el que la madre deja de notar los pechos duros ya que, la leche, se va produciendo a medida que el bebé va mamando y no se llenan los pechos a modo de almacén como pasaba hasta ahora. Pero además de la crisis de los 3 meses, se producen otras muchas a los 10 días de vida, al mes y medio, al año… y ¿cómo podemos afrontar esta situación?

Qué hacer si mi bebé se desespera cuando lo amamanto

Las crisis de lactancia suelen durar unos días, dependiendo de cada bebé serán más o menos u estarán mas o menos acentuadas. Para llevarlas lo mejor posible, vamos a ver una serie de consejos que puedes poner en práctica:

  • No dudar de tu cuerpo ni de tus posibilidades. Salvo en casos muy específicos, puedes amamantar a tu bebé y él solo regulará la producción que necesita para crecer. Si coge peso, está contento, moja varios pañales al día, se alimenta a demanda… ¡no tienes de qué preocuparte! En el siguiente artículo encontrarás 50 mitos y realidades sobre la lactancia materna.
  • No forzarle a tomar pecho. Si se retira o no quiere seguir mamando, hay que respetarle aunque nosotros consideremos que no ha tomado lo suficiente.
  • Cuantos menos estímulos, mejor. Seguro que notas que por la noche las tomas son más tranquilas debido a la ausencia de estímulos. Trata de bajar las luces y evitar sonidos fuertes o distracciones que desvíen su atención.
  • Paciencia. Será tu mejor aliada para superar los brotes de crecimiento. En unos días se te habrá olvidado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría (AEDP) recomiendan la lactancia exclusiva hasta los 6 meses, edad en la cuál se empezarán a introducir otro tipo de alimentos diferentes a la leche, pero siendo esta su alimentación principal hasta el año. A priori, dar de mamar a un bebé puede parecer sencillo, pero el camino de la lactancia materna, a menudo, puede hacerse cuesta arriba. Por eso, es importante contar con ayuda, ya sea de personas especializadas en lactancia o grupos de apoyo, para acudir a ellas ante cualquier duda que tengamos sobre el amamantamiento.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi bebé se desespera cuando lo amamanto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Lactancia materna.

Bibliografía
  • Aguayo Maldonado, J., Serrano Aguayo, P., Calero Barbé, C., Martínez Rubio, A., Rello Yubero, C., Monte Vázquez, C. (2000). Lactancia materna. Recuperado de: https://www.aeped.es/sites/default/files/8-lm_andalucia.pdf
  • Asociación Española de Pediatría. Preguntas frecuentes sobre la lactancia materna. Recuperado de: https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/preguntas-frecuentes-sobre-lactancia-materna#t48n145
  • Padró, A (fecha desconocida). Crisis o brotes de crecimiento. Recuperado de: https://albalactanciamaterna.org/lactancia/tema-4-cuando-los-ninos-crecen/crisis-o-brotes-de-crecimiento/