Lactancia materna

Diferencias entre la leche materna y la leche de fórmula

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. 21 diciembre 2021
Diferencias entre la leche materna y la leche de fórmula

No cabe duda de que la leche materna es el alimento perfecto para el bebé, aun así, algunas madres tienen razones que les impide amamantar al bebé, por lo que deciden alimentarlo con leche de fórmula. Por ello, es importante conocer cuáles son las propiedades de cada una de ellas.

En este artículo de paraBebés, hablaremos sobre cuáles son las principales diferencias entre leche materna y leche de fórmula en cuanto a composición, sabor, efectos en el desarrollo del bebé y repercusión en la familia, entre otros aspectos. Además, hablaremos de los retos, tanto de la lactancia materna como la de fórmula, y los beneficios de la leche materna para el desarrollo del bebé.

También te puede interesar: Los 4 tipos de leche materna

Índice

  1. Beneficios de la leche materna
  2. Retos de la leche materna y de la leche de fórmula
  3. Componentes
  4. Digestión
  5. Inmunidad
  6. Sabor
  7. Acción sobre la composición corporal del bebé
  8. Acción sobre el desarrollo cognitivo del bebé
  9. Disponibilidad
  10. Economía

Beneficios de la leche materna

Desde la etapa prenatal hasta los 2 primeros años de vida, la alimentación juega un papel muy importante en el correcto desarrollo intelectual y motor del bebé. Por esto, la evidencia científica ha comprobado los innumerables beneficios de la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y complementaria hasta aproximadamente los 2 años. Los vemos a continuación:

  • Perfecta para el sistema gastrointestinal del bebé: Se absorbe y digiere fácilmente.
  • Ofrece una protección inmunológica: Contiene anticuerpos que protegen al bebé de infecciones como neumonía, meningitis, diarrea, entre otras, reduciendo así la mortalidad en el neonato.
  • Disminuye el riesgo de que, en el futuro, el bebé sufra de sobrepeso y obesidad.
  • Fortalece el vínculo afectivo madre e hijo.
  • Rica en L-triptófano: Un aminoácido que promueve la relajación y sueño del bebé.
  • Favorece el desarrollo cognitivo del bebé.
  • No tiene coste y siempre está disponible.

Ahora bien, existen madres que, por impedimentos físicos, problemas médicos o estilo de vida, deciden alimentar al bebé con leche de fórmula, un tipo de leche de vaca o soja especial, complementada con nutrientes, segura para que el bebé la consuma desde los primeros meses de vida.

Retos de la leche materna y de la leche de fórmula

La lactancia presenta dificultades, sobre todo para las madre primerizas, tanto si es materna como si es artificial. Por ello, es importante ver los principales retos que presentan cada una de ellas.

Retos de la leche materna

La leche materna tiene muchísima ventajas, pero no deja de ser un reto para algunas madres. El dolor que puede experimentar la madre al inicio de la lactancia, debido a mal agarre del bebé, la congestión mamaria, el tiempo que debe dedicarle, la frecuencia de las tomas y la alimentación que debe llevar, son condiciones que suponen una inquietud en las madres.

Retos de la leche de fórmula

La leche de fórmula tiene ciertas características que pueden suponer un reto. Las vemos a continuación:

  • No tiene anticuerpos: No protege al bebé de infecciones.
  • Más difícil de digerir para el bebé: causando diarreas y estreñimiento.
  • No contiene los nutrientes exactos y complejos de la leche materna.
  • Algunos bebés no se acostumbran al sabor.
  • Es costosa.

Si te han quedado dudas, en este artículo encontrarás información sobre los diferentes tipos de leche para bebés. Aunque la leche de fórmula está especialmente creada para la nutrición del bebé y busca simular la leche materna, son muchas las diferencias que existe en cada una de ellas. En los siguientes apartados veremos la principales diferencias entre la leche materna y la leche de fórmula.

Componentes

Existen múltiples diferencias entre los componentes de la leche materna y la leche de fórmula. Te los mostramos a continuación:

Composición de la leche materna

Los componentes de la lecha materna son los siguientes:

  • Células vivas: Como citoblastos y glóbulos blancos, además de los 5 tipos de anticuerpos.
  • Oligosacáridos: Actúan como prebióticos, que mantienen el intestino sano.
  • Ácidos grasos de cadena larga: Contribuyen al desarrollo cerebral y del sistema nervioso.
  • Enzimas.
  • Nucleótidos y hormonas: Ayudan a controlar el apetito y los patrones de sueño-vigilia.
  • Lactosa, agua, grasa, sales, más de 100 proteínas y otros nutrientes aportados por la madre.

En este artículo, te contamos más sobre la composición de la leche materna.

Composición de la leche de fórmula

La leche de fórmula está compuesta por los siguientes componentes:

  • Lactosa y otros azúcares: Como sirope de maíz, fructosa o maltodextrina
  • Aceites vegetales: Como coco, girasol y soja entre otros.
  • Ácidos grasos: Procedentes del aceite de pescado.
  • Vitaminas y minerales de origen vegetal y animal.
  • Enzimas y aminoácidos
  • Probióticos: En algunas leches de fórmula.

Los componentes de la leche materna se adecuan perfectamente a las necesidades del bebé en cada etapa. Por su parte, se han adaptado los componentes de la leche de fórmula para hacerla similar nutricionalmente a la leche materna, sin embargo, carece de los componentes biológicos propios.

Diferencias entre la leche materna y la leche de fórmula - Componentes

Digestión

Si te preguntas cuál es la diferencia entre la leche materna y la leche de fórmula, un factor clave que las diferencia es que la leche materna contiene lactosa, proteína y grasa, lo que hace que sea fácil de digerir por el sistema gastrointestinal del bebé.

Los órganos de los bebés aun son inmaduros durante la lactancia y eso les dificulta procesar ciertos componentes encontrados en la leche de fórmula. De hecho, los bebés alimentados con leche de fórmula son más propensos a sufrir de episodios de diarrea o estreñimiento debido a esta causa. Para estos casos, puedes consultar el siguiente artículo sobre Remedios para el estreñimiento en bebés recién nacidos.

Inmunidad

La leche materna está cargada de anticuerpos provenientes de la madre que ofrecen una protección inmunitaria extra al bebé durante los primeros meses, mientras éste va fortaleciendo su sistema inmunológico. Por ello, los bebés alimentados con leche materna tienen una mayor resistencia a infecciones y menos muertes neonatales.

La leche de fórmula, a pesar de estar enriquecida con vitaminas y minerales, no contiene estos anticuerpos, por lo que el bebé no tiene esa protección inmunológica que si ofrece la leche materna.

Sabor

Otra de las diferencias entre la leche materna y la leche de fórmula es el sabor. Veamos por qué:

  • Leche materna: Adquiere el sabor de los alimentos consumidos en la dieta diaria. Esto permite que el bebé vaya adaptándose a los mismos en los primeros meses, haciendo más fácil que acepte nuevos alimentos en el momento de la ablactación.
  • Leche fórmula: Siempre tiene el mismo sabor, lo que hace que el bebé se acostumbre y resulte más complicado incluir otros sabores cuando llegue la alimentación complementaria.

Acción sobre la composición corporal del bebé

La leche materna va cambiando conforme avanza el crecimiento del bebé, es decir, en un principio es más ligera y luego es más grasa, con el fin de que el bebé vaya ganando peso y tamaño adecuadamente. Esto hace que algunos bebés sean más delgados en comparación a los bebés que son alimentados con leche de fórmula.

La leche de fórmula no se adecua de manera tan perfecta a este crecimiento, aun cuando existe leche para prematuros, leche de inicio y de continuación. Por ello, los bebés alimentados con leche de fórmula, alrededor de los 12 meses de edad, pesan unos 400 o 600 gramos más que un bebé lactante.

Diferencias entre la leche materna y la leche de fórmula - Acción sobre la composición corporal del bebé

Acción sobre el desarrollo cognitivo del bebé

Seguimos con más diferencias entre la leche materna y la leche de fórmula. Diversos estudios han encontrado que los bebés alimentados con lactancia materna tienen un mayor coeficiente intelectual que los alimentados con leche de fórmula.

De igual manera, si la lactancia materna se ha extendido hasta los 2 años, los bebés tienen un mayor desarrollo cognitivo que persiste hasta la etapa adulta. Esto se relaciona con la cantidad de ácidos grasos poli-insaturados de cadena larga presentes en la leche materna y que no se encuentran de forma natural en la leche de fórmula.

Disponibilidad

Otra de las diferencias entre la leche materna y la lecha de fórmula es que la primera está siempre disponible y a la temperatura ideal. La fabricación en los alveolos mamarios es inmediata después de que el bebé termine sus tomas. Además es más higiénica, pues pasa directamente del lugar donde se produce al bebé.

Por su parte, la leche de fórmula debe ser adquirida con anterioridad, para prepararla amerita el uso de agua limpia, previamente hervida, y hay que regular la temperatura de la leche para el bebé.

Economía

Otro diferencia entre la leche materna y la leche de fórmula es la parte económica. Por un lado, la leche de fórmula es costosa y muchas familias no tienen para costear el gasto que amerita comprarla frecuentemente. Por el contrario, la leche materna no supone un gasto extra familiar.

La OMS recomienda una lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses. Después, hasta los 2 años, la lactancia debe que ser complementada con alimentos. Cuando llegue el momento, puedes consultar esta guía de alimentación complementaria para bebés.

Si tenemos en cuenta los puntos anteriores, la mejor opción para alimentar al bebé es lactancia materna. Aun así, a muchas madres les resulta imposible ofrecer la lactancia materna, debido a factores médicos o sociales, por lo que optan por la leche de fórmula. Si bien esta última no tiene las mismas propiedades, cada día mejoran su composición para favorecer la salud del bebé.

Si tienes algunas dudas sobre el tema, existe mucha información disponible. Además, es conveniente hablarlo con el especialista en lactancia y el pediatra, quienes te aclararán tus dudas y te ayudarán en caso de que la lactancia materna se vuelva todo un reto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencias entre la leche materna y la leche de fórmula, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Lactancia materna.

Bibliografía
  • Martínez, M. (2005). Estudio comparativo de la leche de mujer con las leches artificiales. España. Anales de pediatría Vol. 03. Núm. S1. páginas 43-53 (Septiembre 2005).
  • Organización Panamericana de la Salud. (2021). Beneficios de la leche materna. Recuperado de: https://www3.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=9328:breastfeeding-benefits&Itemid=42403&lang=es
  • Sevilla, R. (2011). Lactancia Materna vs Nuevas Fórmulas Lácteas Artificiales: Evaluación del Impacto en el Desarrollo, Inmunidad, Composición Corporal en el Par Madre/Niño. Gaceta Medica Boliviana V.34 Nº1.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Diferencias entre la leche materna y la leche de fórmula