Compartir

Mi bebé no se llena con mi leche: qué debo hacer

 
Por Júlia Ortiz, Educadora infantil y editora. 15 octubre 2019
Mi bebé no se llena con mi leche: qué debo hacer

Una falsa hipogalactia, es decir, la creencia de que la propia producción de leche es insuficiente, es una de las causas más frecuentes por las que se decide abandonar la lactancia materna.

Un bebé intranquilo que llora frecuentemente, que realiza tomas cortas y seguidas o muy largas puede confundir a las familias. Suelen creer que el bebé no se está saciando. ¿Es realmente una producción de leche insuficiente o se debe a otros factores? para saber si se trata de un problema real, es recomendable observar una serie de indicativos que nos ayudarán a salir de dudas.

En este artículo de paraBebés, te explicamos todo lo que debes saber sobre mi bebé no se llena con mi leche: qué debo hacer.

Por qué mi bebé no se llena con leche materna

Algunas madres se preguntan: "¿por qué mi bebé no se llena con mi leche materna?" Hay bebés que no se llenan solo con el pecho y necesitan suplementación de leche de fórmula, otros necesitan un poco más de práctica para conseguir extraer la leche que necesitan. Las causas más frecuentes de que un bebé no se llene con la leche materna son las siguientes:

  • Mal agarre del bebé en el pecho: cuando hay un mal agarre, el bebé tiene que emplear mucho esfuerzo en la succión y puede agotarse antes de que consiga extraer leche. Muchas veces, este mal agarre es producido por una dificultad como puede ser un frenillo lingual corto. Si el bebé se agota succiona menos, si succiona menos, sale menos leche y come poco. Podríamos definirlo como un pez que se muerde la cola. En estos casos, el bebé realmente puede estar quedándose con hambre.
  • Cólicos: si el bebé tiene muchos cólicos, normalmente producidos por un mal agarre en el pecho, puede que esté intranquilo al mamar y, a consecuencia, que no pueda mamar todo lo que necesita.
  • Producción de leche insuficiente o hipogalactia: hay casos en que una mujer no produce leche suficiente para amamantar al bebé, se debe a muchas posibles causas y es una de las razones por las cuales un bebé no se llene. Aunque la mayoría de mujeres producen la leche suficiente, hay, aproximadamente un 3% que presenta hipogalactia.

Durante el primer año de vida de un bebé existen las llamadas crisis de lactancia, las cuales pueden confundir a las familias. El bebé está intranquilo, llora, parece que no se sacia y realiza muchas tomas, aunque en realidad no se queda con hambre, es solo una crisis. Es importante conocer estas crisis e identificarlas:

  • Crisis de los 15/20 días: en esta primera crisis, el bebé quiere mamar continuamente y no suelta el pecho, llora desesperado si no se le ofrece el pecho, regurgita, aunque continúa pidiendo. No es un problema de saciedad, sino, simplemente, que están muy demandantes. Es frecuente confundirlo con una falta de leche o hambre.
  • Crisis de las 6/7 semanas: en esta crisis, lo que sucede es que la composición de la leche ha cambiado y se vuelve más salada. Al bebé no les gusta el nuevo sabor y se muestra indignado. Tampoco se debe a una falta de leche. La leche volverá a su sabor normal y no se tiene que hacer nada.
  • Crisis de los 3 meses: lo que sucede a los 3 meses es que el bebé se ha dado cuenta de que existe más allá de la teta y de mamá, quiere explorar y no quiere perder el tiempo en la teta. Realiza tomas más cortas, ya que ha cogido el truco a succionar rápido y de manera súper efectiva.
  • Crisis de los 4 meses: a los 4 meses, los bebés incorporan una nueva fase del sueño y provoca que se levanten más por la noche, simplemente están más demandantes.
  • Crisis de los 6 meses: esta crisis sucede por una simple razón, se suele introducir la alimentación complementaria y muchas veces se cae en el error de reducir las tomas de pecho. El bebé, simplemente, quiere recuperar estas tomas diurnas que no ha hecho y lo suele hacer por la noche.
  • Crisis de los 8 meses: esta crisis sucede porque el bebé sufre un ataque de mamitis aguda. Quiere estar pegado a mamá y si desaparece de su vista llora desconsoladamente. No se debe a un problema de producción de leche.

Cómo saber si mi bebé se llena con la leche

En este apartado, vamos a explicar cómo saber si mi bebé se llena con la leche y, por lo tanto, cómo saber si se ha instaurado la lactancia correctamente:

  1. La lactancia es placentera para la madre y el bebé: uno de los aspectos más importantes para evitar posibles complicaciones en la lactancia es que debe ser placentera. Existen mitos de la lactancia, entre ellos: que la lactancia duele: la lactancia NO DUELE. Si la lactancia es placentera significa que hay un buen agarre del bebé y, en la mayoría de casos, que se está alimentando correctamente.
  2. El bebé aumenta de peso: otro de los indicios de que un bebé se está alimentando de forma correcta es que sube de peso correctamente, es uno de los indicios más significativos. Normalmente, sube entre 20 y 30 gramos al día desde el nacimiento hasta las 6 semanas. Si hay un buen agarre y una buena succión, el bebé debería subir de peso.
  3. El bebé realiza deposiciones: que el bebé haga deposiciones tanto cacas como pises es muy importante para identificar que se está alimentando correctamente. Si el bebé se está alimentando va a evacuar. Sus cacas van a ser de consistencia líquida y de color mostaza/marrón, al igual que sus pises que serán transparentes y deben empapar bien el pañal.
  4. El bebé se sacia: normalmente, tras mamar, el bebé se queda saciado y tranquilo. Si llora antes, durante o después de la toma, es recomendable observar que el bebé no tenga cólicos o que esté pasando por una crisis de lactancia.
  5. El bebé traga: aunque si hay un buen agarre no se escucha sonido exterior mientras traga, hay una clara diferencia entre el momento en el que el bebé está comiendo, es decir, deglutiendo y entre el momento en el que el bebé está usando el pecho de chupete, ya que no traga, solo lo usa de calmante o para dormirse. Será esencial observar que el bebé trague para asegurarnos de una óptima alimentación.
  6. El bebé se duerme tras la toma: es muy frecuente que un bebé se duerma en el pecho una vez ha terminado la toma. Si tu bebé se queda relajado durmiendo después de las tomas y no se despierta llorando desconsoladamente es que se está saciando.
  7. Hay una descongestión del pecho tras mamar: es común que durante las primeras 6 semanas la producción de leche esté regulándose y que el pecho esté duro y súper lleno. Notar que tras la toma, el pecho está más vacío que antes será esencial para saber si el bebé está mamando. Sobre todo durante las primeras semanas, el bebé puede no ser capaz de reducir gran cantidad de leche.
Mi bebé no se llena con mi leche: qué debo hacer - Cómo saber si mi bebé se llena con la leche

Qué hacer si mi bebé no se llena con mi leche

Si el bebé llora, está intranquilo y ya hemos descartado que tenga un problema de salud, que sea una crisis de lactancia u otra de las causas explicadas anteriormente, lo más recomendado es acudir a una asesora de lactancia o IBCLC (international Board Certified Lactation Consultant). Comúnmente, con una simple corrección del agarre del bebé o de la postura amamantando se arreglan muchas de las dificultades. Además, la asesora podrá identificar si se trata de una hipogalactia, pezones planos o invertidos o un frenillo lingual corto.

Si la asesora de lactancia o IBCLC ha observado que no es un simple problema postural o del agarre del bebé, nos derivará al pediatra para que identifique otra posible causa. El pediatra, si así lo cree pertinente, puede recomendar la suplementación con leche artificial o con leche materna extraída para que el bebé suba de peso.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé no se llena con mi leche: qué debo hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía
  • Brahm, P., & Valdés, V. (2017). Beneficios de la lactancia materna. Revista chilena de pediatría, 88(1), 07-14.
  • Figuera, F. A. C., Latorre, J. F. L., & Carreño, J. A. P. (2011). Factores asociados al abandono de la lactancia materna exclusiva. Revista hacia la Promoción de la Salud, 16(1), 56-72.
  • González, I. A., Huespe, M. S., & Auchter, M. C. (2008). Lactancia materna exclusiva factores de éxito y/o fracaso. Revista de posgrado de la vía cátedra de medicina, 177(2).

Escribir comentario sobre Mi bebé no se llena con mi leche: qué debo hacer

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi bebé no se llena con mi leche: qué debo hacer
1 de 2
Mi bebé no se llena con mi leche: qué debo hacer

Volver arriba