Lactancia materna

¿Es malo hacerse un tatuaje durante la lactancia?

 
Yurisbeth Zanotty
Por Yurisbeth Zanotty. Actualizado: 5 febrero 2024
¿Es malo hacerse un tatuaje durante la lactancia?

Para realizar un tatuaje, es necesario inyectar tinta en la capa dérmica de la piel, utilizando máquinas eléctricas portátiles equipadas con grandes agujas cubiertas de tinta. El proceso consiste en perforar la piel a varios milímetros de profundidad, y el resultado es una pigmentación permanente. La tinta utilizada en los tatuajes está hecha de varios compuestos reconocidos como metales pesados, como el cadmio, cobalto y manganeso. Hay diferentes tipos de tintas, tanto sintéticas como veganas. Aunque se cree que las moléculas de tinta son demasiado grandes para pasar a la leche materna durante el tatuaje, esta afirmación no está clara y es controversial.

En el siguiente artículo de paraBebés te explicaremos si es malo hacerse un tatuaje durante la lactancia.

También te puede interesar: ¿Es malo comer picante en la lactancia?
Índice
  1. ¿Es peligroso tatuarse si estoy dando el pecho?
  2. Qué pasa si me hago un tatuaje y estoy lactando
  3. Cuándo puedo hacerme un tatuaje si estoy amamantando

¿Es peligroso tatuarse si estoy dando el pecho?

En términos generales, se sostiene que las moléculas de tinta son demasiado grandes para penetrar en la leche materna durante el proceso de tatuaje, ya que, una vez aplicada sobre la piel, tiende a quedar atrapada en las capas superficiales. Sin embargo, la descomposición lenta de la tinta en el cuerpo a lo largo de meses o incluso años plantea un desafío para calcular con certeza la posibilidad de su transferencia a la leche materna.

Uno de los principales puntos de debate en torno a la conveniencia de realizarse un tatuaje durante la lactancia se centra en los potenciales riesgos asociados con la tinta utilizada en el proceso de tatuado. Aunque teóricamente la tinta debería permanecer confinada bajo la piel sin ingresar al torrente sanguíneo ni a la leche materna, esta afirmación genera controversia debido a la escasa cantidad de literatura médica disponible sobre el tema y al conocimiento limitado existente.

También puede interesarte el artículo ¿Una mujer embarazada se puede tatuar?

Por qué es peligroso tatuarse si estoy dando el pecho

La seguridad de tatuarse durante la lactancia es un tema debatido y sin conclusiones definitivas. En general, la mayoría de los expertos y organizaciones médicas sugieren precaución debido a la falta de investigación exhaustiva sobre el tema. Aquí hay algunos puntos a considerar:

  • Posible transferencia de sustancias
  • Componentes de la tinta
  • Falta de investigación
  • Cuidado en la selección del tatuador y tinta
  • Otros posibles riesgos desconocidos

Aunque el acto de tatuarse no impacta directamente la lactancia materna ni se ha establecido ningún vínculo con la calidad de la leche producida por las madres, existe incertidumbre sobre si los componentes de la tinta podrían transferirse a la leche. La falta de evidencia impide confirmar si la tinta se retiene en la dermis sin desplazarse hacia los conductos galactóforos que transportan la leche desde los lóbulos mamarios hasta el pezón.

Si, a pesar de esta información, decides proceder con un tatuaje, se recomienda evaluar minuciosamente tus opciones y seleccionar a un tatuador profesional. Al equilibrar con detalle los aspectos positivos y negativos, podrás ofrecer a tu bebé un comienzo en la vida sin tener que renunciar al beneficio de amamantarlo debido a decisiones apresuradas al decorar tu cuerpo con un tatuaje que puede esperar.

¿Es malo hacerse un tatuaje durante la lactancia? - ¿Es peligroso tatuarse si estoy dando el pecho?

Qué pasa si me hago un tatuaje y estoy lactando

Aunque no hay pruebas claras de que hacerse un tatuajes durante el embarazo o la lactancia sea directamente perjudicial para el bebé, pueden existir riesgos indirectos para la salud. Esto se debe principalmente a la posibilidad de infección, ya que, si se presenta y no se controla adecuadamente, puede propagarse a otras partes del cuerpo o a la sangre, afectando la salud de la madre y, en consecuencia, la salud del bebé.

A continuación te mostramos los principales riesgos de hacerse un tatuaje si estás lactando:

  • Riesgo de infección local o diseminada.
  • Mal control de las infecciones, debido a que algunos antibióticos son limitados en la lactancia.
  • Si no se recurre a tatuadores y centros profesionales que cumplan con las medidas de higiene adecuadas, existe el riesgo de contraer enfermedades como la hepatitis B o el VIH.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que después del embarazo la piel se estira y cambia de forma, lo que puede cambiar la apariencia del tatuaje. Además, las embarazadas deberán considerar los posibles efectos de la decoloración corporal, como inflamación y dolor, que son las complicaciones más comunes.

Cuándo puedo hacerme un tatuaje si estoy amamantando

El embarazo es un momento crucial para el desarrollo de su bebé, por lo que es fundamental tomar precauciones y evitar actividades riesgosas innecesarias. En general, es preferible esperar hasta que finalice el embarazo y la lactancia antes de hacerse un tatuaje. Si tiene dudas, recuerde que puede consultar a su médico para obtener orientación profesional.

La recomendación es realizar esto después de cumplir el tiempo estipulado para amamantar, es decir, cuando el bebé ya no se alimenta con leche materna. Lo ideal es que la madre amamante durante al menos seis meses, conocido como lactancia materna exclusiva, y luego hasta los dos años, según la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Dependiendo de cuánto tiempo amamante, se sugiere esperar entre 6 meses y 2 años de edad de su bebé para hacerse un tatuaje.

¿Es malo hacerse un tatuaje durante la lactancia? - Cuándo puedo hacerme un tatuaje si estoy amamantando

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es malo hacerse un tatuaje durante la lactancia?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Lactancia materna.

Bibliografía
  • Ballén Valderrama, J.E., y Castillo López, J.A. (2015). La práctica del tatuaje y la imagen corporal. Revista Iberoamericana de Psicología: Ciencia y Tecnología, 81(1), 103-109
  • Gilbert, S. (2000). Historia del tatuaje: un libro de consulta. Nueva York: Juno Books, LLC.
  • Roche-Paull, Robyn. (2009). Modificaciones Corporales y Lactancia Materna. Nuevos comienzos, 29(4), 4-8.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
¿Es malo hacerse un tatuaje durante la lactancia?