menu
Compartir

¿Es bueno comer fresas en el embarazo?

 
Por Eva Martínez Fierro. 19 septiembre 2022
¿Es bueno comer fresas en el embarazo?

Llevar una dieta variable y equilibrada es fundamental para que el organismo funcione correctamente, para que tenga la energía necesaria para funcionar y para prevenir la aparición de ciertas enfermedades. Durante el embarazo, es más importante aún si cabe ya que, el desarrollo del feto, depende en gran medida del aporte nutricional de la madre. Por este motivo, una alimentación rica en frutas y verduras es esencial en esta etapa.

¿Quieres saber más sobre este tema? ¡Sigue leyendo! En este artículo de paraBebés ¿es bueno comer fresas en el embarazo? Te contamos los beneficios que aporta su consumo.

También te puede interesar: ¿Es bueno comer espinacas en el embarazo?

¿Es bueno comer fresas en el embarazo?

Las fresas son una de las frutas veraniegas por excelencia y que suelen gustar a prácticamente todo el mundo por su característico sabor agridulce, pero ¿es bueno consumirlas durante el embarazo? Rotundamente sí.

Durante la gestación, la embarazada debe cuidar su alimentación para mantener un equilibrio entre los nutrientes, vitaminas y minerales que ingiere y mantenerse saludable. De lo contrario, podría experimentar carencias o desajustes que podrían poner en riesgo el embarazo independientemente del trimestre de gestación en el que se encuentre. Las frutas son un alimento esencial para el desarrollo del bebé y la salud de la madre sobre todo por su alto contenido en vitamina C, pero también por sus numerosos nutrientes y componentes como el hierro, folato, calcio, fósforo o el potasio, entre otros.

Además, las frutas tienen un alto contenido en agua, por lo que ayudarán a la mujer embarazada a mantenerse hidratada, algo esencial durante los 9 meses de gestación. ¿Qué más beneficios tienen las fresas durante el embarazo? Sigue leyendo para descubrirlo.

Beneficios de comer fresas en el embarazo

La fresas son un alimento de temporada por lo que podrás disfrutar de ellas dependiendo del momento del año en el que estés embarazada. En caso de que estén disponibles, ¡no dudes en comprarlas! Seguidamente, te mostramos los beneficios que te aportará el consumo de estas frutas:

  • Reducen el colesterol, es decir, ayudan a prevenir problemas cardiovasculares.
  • Protegen la vista gracias a su alto contenido en vitamina A.
  • La vitamina C, por su parte, fortalece el sistema inmunitario y ayuda a la correcta absorción del hierro. Por este motivo, combinarlas con alimentos ricos en hierro, como los garbanzos, ayudará a prevenir la anemia gestacional.
  • Favorecen la circulación.
  • Su alto contenido en agua ayuda a mantener la hidratación corporal.
  • Contienen antioxidantes que previenen la aparición de algunas enfermedades degenerativas y algunos tipos de cáncer.
  • La glucosa presente en las fresas aporta energía de calidad a la embarazada.
  • Facilitan la digestión.
  • Ayudan a controlar la subida de peso gracias a su poder saciante.

Por ello, las fresas son una excelente opción para consumir durante el embarazo. Estas frutas pueden ser un maravilloso almuerzo o merienda. pero también es importante combinar diferentes frutas para llevar una dieta variada y rica donde las propiedades de cada alimento se combinen entre sí.

¿Es bueno comer fresas en el embarazo? - Beneficios de comer fresas en el embarazo

Cómo comer las fresas en el embarazo

Para poder consumir las fresas durante el embarazo de una forma segura, hay que tener en cuenta ciertos aspectos:

Lavarlas bien

Al ser una fruta que no tiene piel, las fresas deben lavarse muy bien para eliminar todas las posibles bacterias que puedan tener. Para ello, puedes meterlas debajo del grifo y frotar con la mano, o bien ponerlas a remojo con unas gotitas de lejía alimentaria durante 15 minutos. Transcurrido ese tiempo, deben enjuagarse bien.

Es importante lavarlas justo antes de comerlas para evitar la aparición de nuevas bacterias.

Conservarlas en el frigorífico

En el caso de querer usar las fresas en una macedonia de frutas o bien cortarlas para comerlas en otras elaboraciones, se deben meter inmediatamente al frigorífico para prevenir, de nuevo, la aparición de bacterias. Por ello, durante el embarazo, es preferible evitar la fruta cortada si han pasado ya unas horas desde que se cortó.

En caso de padecer acidez de estómago, es aconsejable disminuir su consumo ya que podría incrementarlo.

Otras recomendaciones de consumo

Lo ideal es conservar las fresas en el frigorífico, lavarlas muy bien y consumirlas de manera inmediata. Durante el embarazo, la futura mamá es más susceptible a contagiarse con ciertas enfermedades o bacterias que pueden atravesar la placenta y afectar al desarrollo del bebé. La humedad y el calor son dos condiciones en las que las bacterias proliferan muy rápido, por eso es esencial conservarlas en frío y lavarlas muy bien.

De este modo, en caso de querer llevarlas en un tupper o una bolsa para transportar alimentos, es preferible elegir otra fruta a la que se la pueda quitar la piel justo antes de comerla. En el siguiente artículo encontrarás Frutas recomendadas y prohibidas en el embarazo.

Por último, cabe destacar que las fresas son un alimento muy versátil que se puede consumir en una gran cantidad de recetas y variaciones, como por ejemplo en postres, porridges, yogures, con nata, en batidos, solas o con un poco de azúcar, etcétera.

¿Es bueno comer fresas en el embarazo? - Cómo comer las fresas en el embarazo

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es bueno comer fresas en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • DeFresa (30 de mayo de 2021). Beneficios de las fresas en el embarazo. Recuperado de: https://defresa.es/beneficios-de-las-fresas-en-el-embarazo/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Es bueno comer fresas en el embarazo?
1 de 3
¿Es bueno comer fresas en el embarazo?

Volver arriba