Compartir

Cómo afectan los disgustos en el embarazo

Cómo afectan los disgustos en el embarazo

Siempre que una mujer se queda embarazada, se prioriza el cuidar de su salud y de su alimentación, principalmente, pero, ¿qué pasa con su estado emocional? Durante la gestación son muchas las emociones que surgen en la futura mamá y, en multitud de ocasiones, se pregunta si las preocupaciones o los disgustos pueden afectar al embarazo de forma negativa.

En este artículo de paraBebés vamos a ver cómo afectan los disgustos en el embarazo, si se puede perder al bebé por un disgusto, si llorar o discutir en el embarazo afecta al bebé y si el insomnio de la madre puede tener repercusiones negativas en él.

También te puede interesar: Principales enfermedades en el embarazo

¿Puedo perder al bebé por un disgusto?

La reproducción es una de las funciones básicas para las que está preparado el cuerpo humano, por lo que los mecanismos que ponen en marcha el embarazo son lo suficientemente fuertes como para hacer frente a las experiencias negativas que pueda sufrir la futura mamá.

Hace años se relacionaban los episodios de estrés y ansiedad con un mayor riesgo de abortos espontáneos, pero hoy en día no existe ninguna evidencia científica de que los disgustos o el estrés que pueda sentir la madre durante la gestación afecten de forma negativa al bebé en desarrollo, aunque este sea capaz de percibir todas las sensaciones que está experimentando su madre. Por lo tanto, no es una de las causas por las que puedas perder al bebé que está en tu vientre.

El aborto espontáneo ocurre de forma imprevisible y no se puede hacer nada por evitarlo. De hecho, la mayor parte de abortos espontáneos suceden durante las primeras semanas de gestación y se deben a malformaciones genéticas incompatibles con la vida, principalmente.

¿Los nervios en el embarazo tienen consecuencias?

Hemos visto que los disgustos no harán que pierdas al bebé, pero, ¿puede tener otras consecuencias? ¿La ansiedad afecta al bebé? El estrés y la ansiedad durante el embarazo son unos de los factores que puede desencadenar un parto prematuro, es decir, un nacimiento que se produce antes de completar las 37 semanas de gestación y que puede tener consecuencias negativas en el bebé.

Si tienes problemas con el manejo del estrés o de la ansiedad, no dudes en acudir a un o una profesional de la psicología que evalúe tu caso y te ayude de forma personalizada.

¿Llorar en el embarazo afecta al bebé?

Llorar es la respuesta a un estado anímico y una forma de desahogo. Por lo tanto, por sí solo el llanto no va a afectar al bebé, va a hacerlo la causa del llanto. Se puede llorar de alegría, de emoción o de tristeza y, si son momentos puntuales, tampoco tendrán mayor repercusión.

El estado emocional de la madre durante el embarazo tiene consecuencias en el desarrollo del feto. Es habitual que la mujer experimente cambios bruscos de humor durante los 9 meses de gestación debido a la revolución hormonal que sucede en su organismo, pero sentir emociones más desagradables de forma intensa y prolongada puede tener las siguientes consecuencias a largo plazo en el bebé:

  • Menor coeficiente intelectual.
  • Problemas neurológicos.
  • Trastornos psicológico.
  • Mayor riesgo de padecer problemas respiratorios como asma.
  • Bajo peso al nacer.
  • Altera su estabilidad emocional.

Esto se debe a la expulsión de una hormona llamada cortisol que está asociada a emociones desagradables y que llega a la placenta a través de la sangre de la madre. Por lo tanto, sentir rabia, odio o tristeza, hará que el nivel de cortisol aumente y pueda influir en el desarrollo del feto como acabamos de explicar. En cambio, sentir emociones placenteras, reír y ser feliz libera endorfinas muy positivas.

¿Discutir en el embarazo afecta al bebé?

Ninguna persona está exenta de verse envuelta en alguna discusión a lo largo del día, ya sea con familiares directos, amigos o extraños. Durante el embarazo, los altibajos emocionales pueden hacer que la mujer se encuentre más susceptible y se enfade con más facilidad y, esto, puede afectar al futuro bebé de forma negativa. En este artículo hablamos sobre los cambios de humor en el embarazo.

Cuando nos enfadamos, suele invadirnos la ira, nuestro estado emocional se altera y tendemos a gritar y a elevar la voz. Gritar durante el embarazo no es malo, pero tener episodios seguidos de enfado intenso, puede provocar las siguientes consecuencias junto con las vistas anteriormente:

  • Aumentan los niveles de estrés.
  • Puede desencadenar un parto prematuro.
  • Desarrollo más lento del bebé.

La futura mamá debe cuidar su salud emocional y mantenerla en equilibrio para un correcto desarrollo del feto. Las hormonas pueden jugar malas pasadas y alterar los estados de ánimo, pero trabajar la relajación y el autocontrol ayudará a controlarlos.

¿No dormir en el embarazo afecta al bebé?

Durante el embarazo, también es habitual tener largos períodos de insomnio. Así como durante las primeras semanas de gestación puede invadirte un sueño incontrolable, poco a poco las noches en vela pueden apoderarse de ti. Son varios los motivos por los que suele aparecer el insomnio durante la gestación:

  • Estrés: ya hemos visto los efectos negativos que puede tener el estrés y, además, es uno de los motivos que dificultan el sueño.
  • Preocupaciones: el no saber cómo irá todo, el pensar si serás capaz de criar a un bebé, cómo gestionarás las cosas, etc., son factores desencadenantes de los trastornos del sueño.
  • Malestar: el aumento de peso, el volumen de la barriga y los ardores de estómago, entre otros, dificultarán tu descanso, sobre todo durante el tercer trimestre de embarazo.
  • Movimientos fetales: a veces son tan bruscos que pueden llegar a ser molestos y no dejarte dormir.

Para ayudarte a descansar mejor durante la noche, puedes intentar mantenerte activa durante el día, darte un baño relajante antes de dormir y echarte una siesta corta si así te lo pide el cuerpo. En este artículo te explicamos la mejor posición para dormir embarazada.

No obstante, no dormir en el embarazo no afecta al bebé siempre y cuando el insomnio se produzca por cosas que no puedes evitar y no porque te obligues a no dormir por diferentes razones. Es decir, debes respetar tus signos de necesidad de descanso.

En definitiva, igual que se cuida la alimentación y el ejercicio durante la gestación, se deben tener en cuenta las emociones, puesto que juegan un papel fundamental en el desarrollo del bebé tanto a corto como a largo plazo. Cuanto más en equilibrio estén, mejor.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo afectan los disgustos en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Universidad de Carolina del Norte. Estrés durante el embarazo y riesgo de parto prematuro.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Marinel Nancy
Excelente, justo he pasado por episodios donde me pregunté si eso afectaría a mi bebé, como el hecho q estoy en el tercer trimestre y me cuesta conciliar el sueño.
Eva Martínez Fierro
Muchas gracias, ánimo en la recta final, no te queda nada para tener a tu bebé en brazos. Un saludo

Cómo afectan los disgustos en el embarazo
Cómo afectan los disgustos en el embarazo

Volver arriba