menu
Compartir

Qué son las petequias en niños: síntomas, causas y tratamiento

 
Por Yurisbeth Zanotty. Actualizado: 3 diciembre 2020
Qué son las petequias en niños: síntomas, causas y tratamiento

La mayoría de los padres ha escuchado alguna vez el término petequias, que por lo general, se refiere a un tipo de “erupción o rash cutáneo” presentado a nivel de la piel de los niños y que puede significar un trastorno leve o pasajero y se puede resuelve sin tratamiento con el transcurso de los días. En los casos más graves, ocurre lo contrario, porque su aparición puede ser señal de un proceso de enfermedad que puede llegar a complicarse, sobre todo cuando cursan con otros síntomas clínicos, por ejemplo: fiebre.

Es muy importante saber reconocer las diferencias en cuanto al modo de presentación de las petequias, con la finalidad de estar atentos y poder actuar oportunamente ante posibles complicaciones. En este artículo de paraBebés, veremos qué son las petequias en niños: síntomas, causas y tratamiento.

¿Qué son las petequias en niños?

Se definen como unas manchas o puntos pequeños, que suelen aparecer de manera repentina (en horas), y tienen las siguientes características:

  • Son de color rojo oscuro o violeta.
  • Puntiagudos.
  • Planos (que no sobresalen).
  • Miden menos de dos milímetros de diámetro (2 mm).
  • Se presentan en la piel del bebé y son visibles (en ocasiones son tan pequeñas que pasan desapercibidas).
  • También pueden aparecer en las membranas mucosas (revestimiento interior húmedo de algunos órganos y cavidades del cuerpo como: la nariz, la boca, los pulmones y el estómago).

Las petequias en niños suelen ser un síntoma previo de gran variedad de enfermedades de tipo viral, bacteriana, de reacción alérgica a un medicamento o a una enfermedad del colágeno. También pueden estar estrechamente relacionadas con trastornos de coagulación, puesto que ocurren cuando los pequeños vasos sanguíneos situados debajo de la piel (capilares) sangran.

Síntomas de petequias en niños

Los primeros síntomas de petequias en bebés aparecen con manchas rojas (del color de la sangre), de tamaño pequeño y redondas (como el punto de tinta dejado por un bolígrafo), que se reflejan en:

  • La cara.
  • El pecho.
  • El abdomen.
  • Los brazos.
  • Los glúteos.
  • Los pies.

Por lo general, no ocasiona picazón, y por ser tan pequeñas pueden obviarse o confundirse con alergias de la piel, específicamente con la dermatitis atópica, pero no lo es, la causa es el sangrado debajo de la piel, es decir, una condición totalmente distinta.

Una forma simple de diferenciar entre una erupción o una petequia es presionando con suavidad esos puntos. Cuando se trata de un sarpullido, es habitual que palidezca tras la presión, por el contrario en el caso de las petequias, no se volverán blancas al presionarlas, y su color permanecerá intacto.

Si la petequia se extiende por todo el cuerpo y aparecen otros síntomas como la fiebre, esto puede significar motivos de enfermedades más complejas, a las cuales, se les debe prestar especial atención. En estos artículos explicamos cómo tomar la temperatura a un bebé y a partir de cuánto es fiebre en bebés.

Causas de petequias en niños

La causa principal de las petequias en niños, corresponde a la pequeña salida de una cantidad de sangre de un capilar o vaso sanguíneo de la dermis. Los vasos sanguíneos pequeños, llamados capilares, son una estructura que conecta el área más pequeña de una vena con una arteria. La causa de aparición de petequias en niños, ocurre cuando esos capilares sangran y se extravasa (derrama) sangre en la piel. Esta ínfima salida de sangre de los capilares sanguíneos, puede deberse a varias causas, que incluyen:

1. Petequias por esfuerzo prolongado

Las petequias por esfuerzo prolongado son las que se presentan como consecuencia de episodios de tos agudos, o de vómitos repetitivos. Dado que el esfuerzo de ambos procesos se transmite a la cara, la localización de éstas suele ser alrededor de los ojos y la boca. Se consideran benignas, y desaparecen en pocos días.

2. Petequias por la ingesta de medicamentos

Las petequias también pueden estar causadas por la ingesta de medicamentos, como los siguientes:

  • Fenitoína
  • Penicilina
  • Quinina
  • Valproato de sodio

3. Petequias por trastornos médicos

Petequias en niños pueden ser causadas por trastornos médicos:

  • Por infecciones. Son las petequias que causan más preocupación en los padres y madres, puede haber presencia de fiebre, que alerta sobre un problema infeccioso de moderado a grave. Entre las que encontramos infecciones fúngicas, virales y bacterianas. Las infecciones bacterianas como: escarlatina, septicemia, amigdalitis estreptocócica, meningococemia, endocarditis, entre otras. Las infecciones virales como: infección por citomegalovirus, mononucleosis infecciosa o fiebres hemorrágicas virales, virus de Epstein-Barr, rotavirus, enterovirus, adenovirus, influenza, rinovirus y parovirus B19. Las infecciones por hongos y el dengue.
  • Por vasculitis. La vasculitis es la inflamación de un vaso sanguíneo. Puede aparecer en la Enfermedad o Púrpura de Shönlein-Henoch, que provoca: inflamación benigna de los vasos de la piel, petequias grandes y palpables. Sin fiebre. También pueden aparecer en casos de otras vasculitis más raras.
  • Trastornos de coagulación. Como por ejemplo: disfunción plaquetaria y trastornos relacionados con la coagulación de la sangre, leucemia, púrpura trombocitopénica idiopática, neuroblastoma y coagulación intravascular diseminada.

4. Otras

Otras posibles causas incluyen:

  • Trauma: lesión no accidental.
  • Alergias cutáneas y otros problemas de la piel, como por ejemplo podría ser el caso de la dermatitis atópica.
  • Trombocitopenia (recuento bajo de plaquetas).
  • Leucemia.
  • Escorbuto (deficiencia de la vitamina C).
  • Insuficiencia de vitamina K.

Cómo tratar las petequias en niños

Es importante que el médico o la médica establezca el tratamiento, tomando en cuenta la causa de las petequias, por ejemplo:

  • Si existe fiebre acompañante.
  • Si existe decaimiento importante.
  • Si las petequias son grandes (de más de unos pocos milímetros)
  • Si las petequias parecen crecer de tamaño con el tiempo (en horas o minutos)
  • Si las petequias van aumentando en número con el tiempo (en horas o minutos)
  • Si ante la aparición de vómitos o tos, las petequias rebasan hacia abajo el límite de la parte superior del pecho/espalda y son muy numerosas.

Una vez repasados estos síntomas, el personal sanitario puede establecer las acciones a seguir:

  1. Si se establece que las petequias son causadas por infecciones bacterianas, el tratamiento es con antibióticos.
  2. Si son originadas por infecciones virales, tienden a resolverse por sí solas, con el transcurrir de algunos días o incluso semanas.
  3. Cuando no existen otros síntomas o la causa no es preocupante, no hay necesidad de tratamiento.

Petequias en niños con fiebre

La combinación de fiebre y petequias en niño siempre será motivo de buscar atención médica. Como ya hemos mencionado, puede ser un síntoma más grave de enfermedad inminente. Por lo general, deberá acudir al médico, si el bebé presenta:

  • Diseminación de las petequias (aumento de la cantidad y en varias zonas del cuerpo).
  • Fiebre alta (mayor de 38ºC).
  • Letargo (somnoliento, llanto débil o debilidad generalizada).
  • Irritabilidad o no se comporta como siempre.
  • Dificultad para respirar.
  • Pulso anormal.
  • Hematomas en varias zonas del cuerpo, que aparecen sin causa evidente.
  • Aumento del tamaño de las petequias.

Petequias en niños sin fiebre

Las petequias son signo de un problema de salud, pero cuando cursan sin fiebre, suelen ser menos grave. En cualquier caso, se les debe prestar la atención adecuada.

Los padres deberán estar atentos a los siguientes signos:

  • En casos de petequias causadas por medicamentos: pueden desaparecer por sí solas, al suspender o sustituir el fármaco. Pero ante cualquier cambio en los medicamentos, deberá hablar con su médico antes de suspenderlo.
  • Revisar a diario el sarpullido de su hijo para detectar cualquier cambio.
  • Observar si las manchas se desvanecen.
  • Si las petequias desaparecen y no se diseminan, ni aparecen otros síntomas, no existe mayor preocupación.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué son las petequias en niños: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud infantil.

Consejos
  • Siempre es importante la evaluación médica siempre para determinar cuál puede ser la causa real de aparición de las petequias.
  • Una vez establecido el tratamiento, es imprescindible seguirlo adecuadamente.
Referencias
  1. Barnetson L, Heaton P, Palmer S, Siba P. (2016). Petechial rash in children: a clinical dilemma. EMERGENCY NURSE. 24; (2): 27-35.
  2. Castillo Ariza, M., Pérez Cairo, G., Barinas, L. I., Almánzar, A. A., & Sánchez, J. (1995). Faringoamigdalitis Estreptocócica Aguda en niños menores de 5 años. Arch. domin. pediatr, 38-42.
  3. De Petre, E. E., & Lapaco, M. (2000). Fiebre y petequias. Arch Argent Pediatr, 98(6), 363.
  4. Guerrero F. (actualizado en septiembre 2008). Petequias. Web PEDiátrica.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué son las petequias en niños: síntomas, causas y tratamiento
Qué son las petequias en niños: síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba