Compartir

Cómo cortar la leche materna urgente

Cómo cortar la leche materna urgente

La leche materna es el mejor alimento que puede recibir un bebé ya que esta se adapta totalmente a sus necesidades en cada momento. Desde el momento del nacimiento, la madre comienza a segregar calostro, el cuál alimenta al recién nacido durante sus primeros días de vida hasta que sube la leche como tal. Con él, comienzan a recibir defensas contra enfermedades y se le denomina “la primera vacuna para el bebé” u “oro líquido”. Además, la leche materna cuenta con múltiples beneficios: es de muy fácil digestión, evita estreñimiento, no cuesta dinero, favorece un mayor coeficiente intelectual del bebé y previene la obesidad, entre otras cosas.

Pero las circunstancias personales de cada madre, pueden llevarla a decidir no dar pecho o a tener que retirar la leche de un momento a otro. Por ello, en este artículo de paraBebés vamos a ver cómo se puede cortar la leche materna de forma urgente y si tiene algún inconveniente.

También te puede interesar: Cómo calentar la leche materna

¿Se puede cortar la leche materna de golpe?

Si necesitamos cortar la leche urgentemente, tenemos que tener en cuenta que esto no podrá ser de un momento a otro. Si dejamos de dar el pecho a nuestro bebé de repente, la leche se acumulará en los pechos y producirá una inflamación muy dolorosa para la madre que puede desembocar en una infección. Es lo que se conoce como mastitis. En el sigueinte artículo encontrá más información sobre la subida de la leche, la ingurgitación mamaria y la mastitis.

Además de esta afección, también pueden congestionarse los pechos u obstruirse los conductos, por lo que no es recomendable el cortar la leche de golpe. Es un proceso que requiere tiempo para evitar problemas de salud y para ser lo más respetuosos posibles con el bebé en caso de que siga demandando pecho.

Como podemos ver, debemos tener paciencia y hacer las cosas bien. Para ello, tenemos dos opciones para cortar la leche rápidamente:

  • Tomar una pastilla específica para este fin
  • Reducir las tomas gradualmente

A continuación, vamos a ver los dos métodos.

Cómo funciona la pastilla para cortar la leche materna

La prolactina es la hormona encargada de mandar una señal para que empiece a producirse leche en los pechos de la madre. Esta hormona se activa en el momento en el cual se desprende la placenta del útero y es expulsada después de la salida del bebé (indistintamente de si es parto natural o cesárea). La pastilla para cortar la leche, hace que el nivel de prolactina en sangre baje bruscamente, por lo que no se mandará la señal para que la leche se empiece a producir.

Esta mediación para cortar la leche suele ser efectiva si se toma inmediatamente después del parto, para que la prolactina no se active y los pechos no se llenen. Aun así, cabe la posibilidad de que días después de tomarla pueda dar la subida y es posible dar el pecho sin consecuencias para el bebé, o lo que es lo mismo, relactar. Muchas mujeres llevan a cabo este proceso si se arrepienten de haber tomado la pastilla o si comenzaron a dar leche de fórmula a su bebé en el hospital por diversos motivos.

Por el contrario, si este fármaco se toma una vez que la leche ya ha hecho la subida o una vez que llevamos varios días dando el pecho a nuestro bebé, no suele ser efectiva. El bebé cuando mama, estimula la producción de prolactina, por lo que cuanto más tiempo esté al pecho, mayor será la cantidad de leche que tendrá y viceversa. Entonces, ¿qué podemos hacer para cortar la leche si ya estamos dando pecho o si nos ha dado la subida? Sigue leyendo para encontrar la respuesta.

Cómo cortar la leche materna: remedios caseros

Para cortar la leche materna de una forma rápida y sin recurrir a la pastilla de la que hemos estado hablando, no hay ningún remedio casero efectivo que se haya demostrado científicamente. Lo único que podemos hacer para conseguir nuestro objetivo es ir reduciendo tomas poco a poco para evitar que se nos forme una mastitis.

Esto nos llevará unos días hasta que se corte la leche de forma total, pero es una forma segura de llevarlo a cabo ya que, a menos succión por parte del bebé, menos producción de leche tendremos. Además de ir retirando tomas, debemos sacar una pequeña cantidad de leche de cada pecho para que no estén llenos y nos sintamos cómodas, pero no debemos vaciarlo del todo ya que sino conseguiremos el efecto contrario. Para ello, podemos realizar una extracción manual.

Extracción manual de leche

Si tenemos los pechos muy congestionados y no tenemos un aparato especial para sacarnos leche, podemos hacerlo de forma manual. Para ello, debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Lavado minucioso de manos: debemos lavarnos los manos cuidadosamente para evitar que las posibles bacterias entren en contacto con el pecho o la leche extraída.
  2. Postura cómoda: cada mujer tendrá una postura particular.
  3. Recipiente apto: si queremos guardar la leche para ofrecérsela al bebé en otro momento, debemos elegir uno que esté indicado para la conservación de leche materna leyendo las instrucciones del fabricante.
  4. Masaje: primero debemos masajear el pecho desde los laterales hacia el pezón sin llegar a tocarlo. Después, con la mano en forma de “C”, con el pulgar en la parte de arriba y los dedos restantes debajo, se comprime el pecho desde atrás hacia la areola. Debemos ser persistentes y repetir el movimiento varias veces hasta que empiece a salir leche. Es un proceso indoloro.

Además, estos pasos nos pueden servir para descongestionar los pechos en múltiples ocasiones, no solamente para reducir la producción de leche. La extracción manual es útil para:

  • Aliviar el dolor que produce la acumulación de leche en caso de que nuestro bebé no quiera succionar en ese momento.
  • Vaciar un poco el pecho si el bebé no lo coge bien. Muchas veces los recién nacidos rechazan el pecho si está muy lleno.
  • Crear el reflejo de eyección para estimular al bebé para que succione. El reflejo de eyección es la continua salida de leche que se produce sin estimular el pezón.
  • Guardar leche para otro momento en caso de que no tengamos un extractor.
  • Mantener la producción si no tenemos al bebé. Para ello tendremos que vaciar completamente el pecho.

No obstante, si queremos retirar la leche ya sea de forma rápida o paulatinamente, lo mejor es acudir a nuestro centro de salud y pedir cita con el servicio de matrona o ginecología, para que nos indiquen la mejor forma de hacerlo sin poner en riesgo nuestra salud. Por último, te recomendamos conocer los 50 mitos y realidades sobre la lactancia materna.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cortar la leche materna urgente, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía

Padró, A. (13 de septiembre de 2016). Me he tomado la pastilla para cortar la leche. Recuperado de: https://blog.lactapp.es/me-he-tomado-la-pastilla-para-cortar-la-leche/

Escribir comentario sobre Cómo cortar la leche materna urgente

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
María del Rosario Cortez maria
Mi pregunta es la siguiente, me urge cortarme la leche materna, ya no produscomucha y solo le doy una vez al día a mi hijo y mi hijo ya tiene 1 año con un mes que me aconsejan gracias...
Eva Martínez Fierro
Hola, ¿cuándo le das esa toma de leche materna? Si la usa para dormir, será algo más complejo, pero te bastará con usar otras técnicas de relajación como mecerce, acariciarle, contarle un cuento, ofrecerle un muñeco de apego... en caso de que la toma la realice en otro momento del día, es más fácil llamar su atención con otra cosa. En el momento que te pida pecho muéstrale su juguete favorito, cántale una canción, cámbiale de lugar... y, si quieres hacerlo de forma rápida, en ningún momento seas tu la que le ofrece el pecho. Espero haberte ayudado, un saludo.

Cómo cortar la leche materna urgente
Cómo cortar la leche materna urgente

Volver arriba