Actividades infantiles

Juegos para trabajar las habilidades sociales en niños

 
Lorena García Vega
Por Lorena García Vega. 18 agosto 2023
Juegos para trabajar las habilidades sociales en niños

Las personas somos seres sociales y, como tal, debemos saber interactuar con los demás con la finalidad de adaptarnos al contexto donde nos desenvolvemos y lograr un desarrollo pleno en todas las áreas que forman parte de nosotros. Es muy importante que los niños desde edades muy tempranas sean capaces de relacionarse con su grupo de iguales, disfrutar de las interacciones con los demás y desarrollar la asertividad. Las habilidades sociales forman parte de las competencias más importantes que ha de adquirir el niño en la etapa educativa, esto se consigue gracias a las oportunidades de relación que tiene con su entorno y con la forma de trabajarlas, el juego es el mejor hilo conductor para integrar competencias y valores.

En este artículo de paraBebés te mostramos 12 juegos para trabajar las habilidades sociales en niños.

También te puede interesar: Juegos de imitación para niños
Índice
  1. Por qué son importantes los juegos en habilidades sociales
  2. Abrazos musicales
  3. Dibujos en equipo
  4. A ciegas
  5. El ovillo de lana
  6. Simón dice
  7. Yo también...
  8. Adivina quién soy
  9. Os presento a mi colega
  10. Detective de emociones
  11. El inquilino
  12. Superhéroes
  13. Representando cuentos
Ver más >>

Por qué son importantes los juegos en habilidades sociales

Los juegos de habilidades sociales son importantes en el desarrollo de los niños por varias razones:

  • Desarrollo de habilidades de comunicación: los juegos de habilidades sociales ayudan a los niños a practicar y mejorar su comunicación verbal y no verbal. Aprenden a expresar sus ideas, pensamientos y sentimientos de manera clara y efectiva, así como a escuchar y comprender a los demás.
  • Fomento de la empatía y la comprensión: promueven la empatía al enseñar a los niños a ponerse en el lugar de los demás, comprender sus emociones y perspectivas. Esto desarrolla su capacidad para relacionarse y cuidar de los demás, fortaleciendo las relaciones sociales positivas.
  • Práctica de la resolución de problemas: estos juegos permiten a los niños enfrentar situaciones sociales desafiantes y practicar la resolución de problemas de manera constructiva. Aprenden a negociar, llegar a acuerdos, encontrar soluciones y lidiar con conflictos de manera adecuada.
  • Mejora de la autoestima y la confianza: a través de los juegos de habilidades sociales, los niños obtienen la oportunidad de experimentar el éxito en las interacciones sociales y recibir reconocimiento y refuerzo positivo. Esto contribuye a fortalecer su autoestima, confianza y seguridad en sí mismos.
  • Promoción de la colaboración y el trabajo en equipo: estas actividades implican la participación activa y cooperativa de los niños. De esta forma, aprenden a colaborar, compartir ideas, escuchar a los demás y trabajar juntos hacia un objetivo común. Estas habilidades son fundamentales para el trabajo en equipo y el éxito en la vida social y académica.
  • Desarrollo de habilidades de adaptación: los juegos de habilidades sociales ayudan a los niños a adaptarse a diferentes situaciones sociales y a comprender las normas y expectativas sociales. Aprenden a ajustar su comportamiento según el contexto y a mostrar respeto hacia los demás.
  • Reducción del estrés y la ansiedad social: los juegos de habilidades sociales proporcionan un ambiente seguro y lúdico para que los niños practiquen interacciones sociales. Esto reduce el estrés y la ansiedad relacionados con las situaciones sociales, permitiéndoles enfrentarlas con mayor confianza y tranquilidad.

A continuación, te proponemos 12 juegos para ayudar a niños y niñas a desarrollar sus habilidades sociales

Abrazos musicales

Esta dinámica permite que todos los miembros del grupo se sientan integrados y además es muy sencilla de jugar. Mientras suene la música, todo el grupo bailará y se expresará libremente. Cuando la música se detenga, deberán buscar a un compañero o compañera para abrazar.

Dibujos en equipo

Este juego permite mejorar y enriquecer las relaciones sociales de los pequeños porque el grupo tendrá que cooperar para lograr un fin. Para ello, se crearán equipos de unos 5 o 6 participantes en función de cuántos miembros haya y se colocarán en fila. El moderador entrega un lápiz a aquel niño o niña que esté el primero y, coloca a unos 10 metros de distancia un pedazo de papel continuo.

A continuación, el moderador expone un tema para dibujar, por ejemplo, la granja. Cada participante que se encuentra en primer lugar en la fila sale corriendo e inicia el dibujo, pasados 10 segundos, el moderador dice "Stop", y deben pasar el lápiz al segundo miembro del equipo que tendrá que continuar el dibujo.

Este es un juego sin vencedores o perdedores, ya que su finalidad es cooperar y continuar, con cierta coherencia, el trabajo que ha iniciado un compañero.

Juegos para trabajar las habilidades sociales en niños - Dibujos en equipo

A ciegas

El grupo se coloca por parejas, uno de los integrantes debe ir con los ojos vendados y situarse en un punto de salida, será su compañero o compañera, quien les indique por medio de indicaciones qué debe hacer y cómo posicionarse para llegar a la meta.

Además de favorecer el desarrollo de habilidades sociales, esta dinámica permite que los niños y niñas adquieran mayor confianza en los demás.

El ovillo de lana

Esta dinámica, además de enriquecer las habilidades sociales, favorece el acercamiento entre miembros de un grupo que todavía no se conocen demasiado. La dinámica persigue que todo el grupo sea capaz de expresar unas palabras agradables y experimentar la sensación tan satisfactoria que se produce, tanto cuando se recibe como, cuando se dedican los elogios.

Para jugar, todo el grupo se sienta en el juego, normalmente, es el moderador quien inicia la actividad, indica su nombre y lanza el ovillo de lana, quedándose con un hilo de lana, a un compañero o compañera indicando una cualidad que aprecia en él o en ella.

Simón dice

Un niño asume el papel de "Simon" y da instrucciones para que los demás sigan. Por ejemplo, "Simon dice que demos una palmada, Simón dice que nos sentemos como indios". Esto ayuda a practicar habilidades de escucha y seguir instrucciones, así como a tomar turnos y respetar las reglas del juego.

Yo también...

Este juego tiene la finalidad de desarrollar las habilidades sociales, la escucha activa y la capacidad empática. Inicia un niño o niña explicando una anécdota que le haya pasado, una experiencia o una aventura que le apetezca compartir. Cuando finaliza, algunos miembros del grupo deben describir una situación que hayan vivido similar a la de su compañero.

Adivina quién soy

El juego puede iniciarlo el moderador para que resulte más comprensible su funcionamiento, este debe escoger un personaje o animal y escribirlo en un papel donde nadie pueda verlo. Es importante dar pistas, especialmente, verbales, de tal forma que el grupo deba escuchar y permanecer atento hasta que lo adivinen. Esto ayuda a desarrollar habilidades de descripción, escucha y comprensión.

Os presento a mi colega

La finalidad de esta dinámica es que niños y niñas sean capaces de presentar al resto del grupo a su compañero o compañera, pudiendo indicar gustos, aficiones e intereses de este.

En primer lugar, todo el grupo se distribuye por parejas y comienza a conversar sobre aspectos que les representan. Pueden explicar cómo está formada su familia, si tienen mascotas, cuál es su color favorito o si practican algún deporte. No hay un guion, así que hablarán con libertad y su compañero o compañera deberá prestar mucha atención porque esta información es la que va a utilizar para posteriormente presentarle al grupo.

De esta forma, se practica la escucha activa, se profundiza más en conocer a las personas y se pueden compartir aficiones u otro tipo de similitudes que ayude a conectar con los miembros del grupo.

Detective de emociones

Por turnos, cada niño y niña ponen un gesto facial que representa una emoción, el grupo debe adivinar a cuál se refiere. Cuando el grupo es más mayor y es capaz de identificar con facilidad las emociones por su expresión facial, esta dinámica se pueden hacer más compleja, de tal manera que también se trabajen las habilidades sociales.

Cuando los niños y niñas hayan identificado la emoción en el rostro de su compañero tendrán que atribuir un motivo a dicha emoción. Por ejemplo, "está contento porque hoy va a jugar un partido de baloncesto". La idea es que el grupo sea capaz de imaginar situaciones que provocan las emociones que están representando sus compañeros a través de expresiones faciales.

Los infantes deben adivinar las emociones que están experimentando los demás a partir de sus expresiones faciales, gestos y tono de voz. Esto fomenta la conciencia emocional y la empatía. Aquí encontrarás más Actividades para trabajar las emociones en Primaria.

El inquilino

Para jugar a este juego el grupo deberá subdividirse en grupos de tres. Dos de los miembros alzarán sus brazos y formarán una especie de arco o tejado con suficiente separación para que se introduzca el tercer participante, que será el inquilino. Si el moderador dice "inquilino" todos los que asumen este papel deberán salir y buscar nuevos tejados donde alojarse.

Para enfatizar el desarrollo de las habilidades sociales y que los niños y niñas comprendan que, cuando mejor nos hacen sentir más ganas tenemos de quedarnos, los participantes que hacen de tejado, deben dedicar palabras reconfortantes a los inquilinos para que estos quieran volver a su tejado. Una vez finaliza la dinámica, pueden extraer conclusiones de cuál ha sido el tejado que más les ha gustado y por qué.

Superhéroes

En muchas ocasiones se trabajan determinados aspectos importantes para los niños como puede ser la empatía, la capacidad de escucha o las habilidades sociales desde fuera, es decir, sin apreciar cómo se siente el niño o niña consigo mismo. Una buena actividad para trabajarlo consiste en dibujarse simulando que son superhéroes. Junto a su dibujo deberán escribir tres poderes reales para que puedan hacer un trabajo de introspección y reflexionar sobre qué es lo que ofrecen a los demás y cómo interaccionan con el entorno.

Por ejemplo, el superpoder de la paciencia, de la generosidad, de la amistad, etc. Después lo compartirán con el resto del grupo.

Representando cuentos

Por regla general, el juego de roles es uno de los que más gustan a los niños y niñas porque les permite experimentar libremente diferentes situaciones que observan a su alrededor. Para trabajar las habilidades sociales y, además, reducir la vergüenza o el desinterés por participar, el moderador deberá escoger un cuento, preferiblemente uno que transmita valores importantes.

Tras su lectura, se asignarán personajes y los niños tratarán de representar el cuento. También se dará pie a que incorporen nuevos elementos a la historia de forma improvisada e incluso podéis utilizar disfraces y complementos o añadir algunos chistes infantiles para que el factor humor impregne la dinámica y favorezca la interacción social entre el grupo de iguales.

En este artículo encontrarás diversos Cuentos para trabajar valores en Educación Infantil.

Juegos para trabajar las habilidades sociales en niños - Representando cuentos

Si deseas leer más artículos parecidos a Juegos para trabajar las habilidades sociales en niños, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Actividades infantiles.

Bibliografía
  • Sandoval, A. M. (2008). Educar en valores y aprender jugando: propuesta didáctica globalizadora para Educación Infantil.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Juegos para trabajar las habilidades sociales en niños