Salud en el embarazo

Tos ferina en el embarazo: síntomas, causas y tratamiento

 
Yurisbeth Zanotty
Por Yurisbeth Zanotty. Actualizado: 3 junio 2024
Tos ferina en el embarazo: síntomas, causas y tratamiento

La tos ferina es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa, causada por la bacteria Bordetella pertussis. La enfermedad se presenta con una tos intensa e incontrolable y es especialmente peligrosa para los bebés y los niños pequeños, pero también puede afectar a las mujeres embarazadas. Actualmente, la tos ferina afecta principalmente a niños que no han completado su esquema de vacunación, por ello, antes de que desarrollaran las vacunas, se consideraba una enfermedad infantil. Pero también se puede presentar en adolescentes y adultos que han perdido su inmunidad.

En el siguiente artículo de paraBebés te hablaremos de la tos ferina en el embarazo: síntomas, causas y tratamiento.

También te puede interesar: Remedios caseros para la tos en el embarazo
Índice
  1. Síntomas de tos ferina en el embarazo
  2. Causas de tos ferina en el embarazo
  3. Tratamiento de tos ferina en el embarazo
  4. Consecuencias de la tos ferina en el embarazo
  5. Cómo prevenir la tos ferina durante el embarazo

Síntomas de tos ferina en el embarazo

Los síntomas de la tos ferina durante el embarazo pueden ser difíciles de detectar al principio. Después de establecida la enfermedad, los signos y síntomas aparecen después de 7 a 10 días, aunque a veces pueden tardar más. Tiene características similares al resfriado común, lo que dificulta el diagnóstico en las primeras etapas con los siguientes síntomas:

  • Rinorrea
  • Congestión nasal
  • Ojos llorosos y rojos
  • Fiebre
  • Tos

Sin embargo, es importante prestar atención a las siguientes señales:

  • Tos seca e irritante: la tos es el síntoma principal de la tos ferina y puede ser particularmente intensa durante la noche.
  • Después de una o dos semanas, los signos y síntomas se vuelven más graves. La mucosidad espesa se acumula en los bronquios y provoca una tos incontrolable.
  • Episodios de o ataques de tos: que se caracterizan por una serie de tos intensa e incontrolable, seguida de un sonido muy fuerte al inhalar.
  • Dificultad para respirar: una tos fuerte puede dificultar la respiración normal, especialmente durante los ataques de tos.
  • Vómitos: Pueden producirse vómitos después de ataques de tos.
  • Fiebre leve: algunos casos pueden desarrollar fiebre.
  • Secreción nasal: puede producirse una secreción nasal clara.

Causas de tos ferina en el embarazo

La tos ferina es causada por la bacteria Bordetella pertussis, que se transmite a través de pequeñas gotitas respiratorias que liberan las personas infectadas al toser o estornudar. Su único reservorio conocido son los seres humanos y se transmite a través del aire. Estas gotitas pueden ser inhaladas por otras personas, permitiendo que las bacterias ingresen al sistema respiratorio y se desarrolle la infección.

Puede transmitirse de personas que tienen síntomas o están enfermas, pero también de las que no presentan síntomas. Provoca numerosos casos de enfermedad que pueden ser mortales si no es tratada adecuadamente y a tiempo, afectando gravemente a recién nacidos y niños menores de dos meses.

Afecta a todos los grupos de edad, pero los niños menores de seis meses son los que corren mayor riesgo. Las mujeres embarazadas son más susceptibles a la tos ferina debido a cambios en su sistema inmunológico durante el embarazo. Te mencionamos otros factores de riesgo de padecer tos ferina en el embarazo:

  • No estar vacunada contra la tos ferina durante el embarazo.
  • Tener contacto cercano con una persona infectada.
  • Fumar o estar expuesta al humo de segunda mano.

Tratamiento de tos ferina en el embarazo

El tratamiento de la tos ferina durante el embarazo suele implicar el uso de antibióticos. Los medicamentos más comunes utilizados para tratarla, son la azitromicina y la claritromicina. Es importante iniciar el tratamiento lo antes posible, para reducir el riesgo de complicaciones para la madre y el bebé, con las dosis recetadas por tu médico. Haber tenido la infección natural o estar vacunada, no proporciona inmunidad permanente, por lo que la reinfección es frecuente y se requiere re-vacunación.

Después de un período de incubación de 4 a 21 días, los pacientes desarrollan síntomas de infección de las vías respiratorias superiores, como secreción nasal, fiebre leve y tos. Esta fase catarral puede durar de una a dos semanas. Esta es la etapa más contagiosa y clínicamente no se distingue del resfriado común. También puede interesarte Remedios caseros para la tos en el embarazo.

Tos ferina en el embarazo: síntomas, causas y tratamiento - Tratamiento de tos ferina en el embarazo

Consecuencias de la tos ferina en el embarazo

La tos ferina puede provocar graves consecuencias para la madre y el bebé. Por un lado, las consecuencias de la tos ferina en el embarazo para el bebé incluyen:

  • Nacimiento prematuro: la tos ferina puede aumentar el riesgo de parto prematuro.
  • Bajo peso al nacer: el bebé puede nacer con un peso inferior al normal. Aquí te explicamos Cómo cuidar a un bebé con bajo peso al nacer.
  • Muerte fetal: en casos graves, la tos ferina puede provocar la muerte del feto en el útero o poco después del nacimiento.

Por otro lado, las consecuencias de la tos ferina en el embarazo para la madre son:

  • Neumonía: La madre puede desarrollar neumonía, que es una infección pulmonar grave.
  • Complicaciones del sistema respiratorio: La madre puede tener dificultad para respirar, especialmente al toser.

Cómo prevenir la tos ferina durante el embarazo

La mejor forma de prevenir la tos ferina durante el embarazo es vacunarse contra la enfermedad. Se estima que la vacunación evita el 78 % de las muertes por tos y 1,3 millones de muertes en todo el mundo, lo que reduce su aparición. La vacuna contra la tos ferina se recomienda para todas las mujeres embarazadas, idealmente durante el segundo o tercer trimestre. Esta es una de las estrategias más efectivas para proteger a los niños menores de tres meses, por lo que la vacunación en las mujeres embarazadas debe hacerse a partir de la 27ª semana de embarazo.

En España, esta medida se ha adoptado en 2015 y desde 2016, la vacunación se ha implementado en todas las comunidades autónomas. A partir de entonces, el número y la gravedad de los casos de tos ferina han disminuido gradualmente, especialmente en bebés de hasta seis meses de edad. El momento de vacunación recomendado varía desde la semana 27 a la semana 36 de embarazo.

Los anticuerpos maternos se transmiten a través de la placenta desde el tercer trimestre del embarazo, y protegen al recién nacido desde las primeras semanas de vida hasta el inicio de las vacunaciones básicas. La vida media de los anticuerpos transmitidos por la madre es de aproximadamente 6 semanas. Es importante recordar que la vacuna contra la tosferina no sólo protege a la madre, sino que también protege al bebé después del nacimiento.

Otras medidas preventivas de la tos ferina en el embarazo

Otras medidas para prevenir la tos ferina durante el embarazo aplicando las siguientes medidas:

  • Lávate las manos con frecuencia: lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o con un desinfectante para manos, puede ayudar a prevenir la propagación de bacterias.
  • Evita el contacto con personas enfermas: si alguien en tu entorno tiene tos ferina, es importante evitar el contacto cercano con esa persona.
  • Cúbrete la boca al toser o estornudar: cúbrete la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar, luego deséchalo inmediatamente.

La tos ferina es una enfermedad grave, que puede tener graves consecuencias para la madre y el bebé. Sin embargo, la vacunación y la adopción de medidas preventivas pueden ayudar a protegerte y a tu bebé de esta enfermedad. Si crees que puede tener tos ferina, es importante que consultes a tu médico de inmediato para obtener el diagnóstico y tratamiento correctos. Recuerda que el diagnóstico y tratamiento temprano, pueden ayudar a reducir el riesgo de complicaciones.

Tos ferina en el embarazo: síntomas, causas y tratamiento - Cómo prevenir la tos ferina durante el embarazo

Si deseas leer más artículos parecidos a Tos ferina en el embarazo: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Comité Asesor de Vacunas (CAV-AEP). Manual de Inmunizaciones en línea de la AEP [Internet]. Madrid: AEP; 2023 [en línea] [consultado el 09/10/2023]. Disponible en: http://vacunasaep. org/documentos/manual/manual-de-vacunas
  • Gangoiti I, Martínez-Fernández E, Garmendia O, Díez A, Mintegi S. Impacto de la vacunación en embarazadas sobre la reemergencia de la tosferina y su forma de presentación en Urgencias. An Pediatría. 2020;93(2):129-31.
  • León-Morillo MR, Gómez-Pastrana D, Díaz-Colom MC, Quecuty-Vela S, Alados-Arboledas JC, Aragón-Fernández C. Evolución de los casos de tosferina tras la vacunación de la embarazada y la pandemia COVID-19. Enferm Infecc Microbiol Clin 2022;40(9):499-502.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Tos ferina en el embarazo: síntomas, causas y tratamiento