Compartir

Tratamiento natural para la bronquiolitis en bebés

 
Por Sheila Peón. 3 abril 2020
Tratamiento natural para la bronquiolitis en bebés

La bronquiolitis es una enfermedad que se contagia a través del contacto directo con objetos que estén contaminados por el virus que la cause, y acto seguido llevarse las manos a la nariz, la boca o los ojos. Se estima que la padecerán un 33% de los bebés cada año, de los cuales una décima parte necesitarán ser ingresados en el hospital para poder curarse. De hecho, la bronquiolitis es la causa más frecuente de hospitalización de los niños menores de un año. Por todo ello, es importante que los adultos estemos atentos ante síntomas que nos puedan estar indicando que existe esta enfermedad en nuestro bebé.

En este artículo de paraBebés vamos a ver qué es la bronquiolitis, cuáles son los síntomas que produce, cuándo dura esta enfermedad y cómo tratar de una forma natural la bronquiolitis en bebés.

También te puede interesar: Tratamiento para el sarpullido en bebés

Qué es la bronquiolitis y cuáles son sus síntomas

La bronquiolitis es una infección respiratoria producida por diferentes virus, afectando fundamentalmente a niños y niñas menores de 2 años durante los meses de más frío, en especial desde noviembre hasta marzo.

Lo que para los adultos supone un resfriado normal sin mayores consecuencias, en los bebés este virus puede descender hasta llegar a los bronquios y los bronquiolos (unos conductos que se encargan de llevar el aire dentro del pulmón), causando una inflamación en sus paredes y una obstrucción en ellos, ya que se llenan de bastante mucosidad, lo que se traduce en mucha tos y dificultad para respirar. Hay bebés que necesitarán un tratamiento de oxígeno en el hospital para poder recuperarse.

Entre los factores de riesgo que influyen para padecer una bronquiolitis con mayor probabilidad son si se tiene madre fumadora durante el embarazo, convertirse en fumador pasivo una vez que ha nacido, tener hermanos mayores o acudir a la guardería junto con otros bebés.

Vamos a conocer los síntomas que debemos vigilar:

  • Al comienzo aparece mucosidad y tos, como si se tratase de un catarro común.
  • Después puede que notemos al bebé decaído, pálido y con sudoración.
  • No come bien, rechaza las tomas o las comidas.
  • Puede presentar fiebre o no.
  • Presenta tos contínua que no le permite descansar en las horas de sueño e incluso a veces le provoca vómitos.
  • Respiración agitada.
  • Dificultad respiratoria. Esto lo podemos comprobar retirándole la ropa y observar su pecho al descubierto. Existirá una dificultad para respirar si vemos que respira hundiendo las costillas y levantando el abdomen, ya que en este momento los pulmones del bebé se tienen que ayudar de los músculos para llenarse y vaciarse porque por ellos mismos no son capaces.
  • Cuidado con los bebés recién nacidos, ya que los síntomas pueden comenzar simplemente con algún estornudo y un poco de mucosidad, apenas sin tos, y pasar después a las apneas si termina en bronquiolitis. En las apneas se deja de respirar durante unos segundos.

Los casos urgentes que van a precisar atención médica urgente son los que presenten síntomas de dificultades respiratorias, y/o piel azulada en la zona de los labios o de las uñas.

 

Cuánto dura la bronquiolitis en bebés

Si se trata de bebés sanos sin patologías previas, esta enfermedad suele durar entre una semana y 12 días, pero la tos puede quedarse unos cuantos días más.

En cambio, la bronquiolitis puede afectar al niño durante más tiempo en algunos casos concretos. Esta es especialmente peligrosa en bebés prematuros, menores de 6 meses, con enfermedades pulmonares o del corazón, así como deficiencias inmunológicas, ya que estos grupos son más vulnerables ante las bronquiolitis, lo que hace especialmente importante la prevención.

Entre las medidas de prevención más sencillas y eficaces encontramos el lavado de manos frecuente, evitar lugares con grandes aglomeraciones de niños y no fumar delante del bebé.

 

Cómo tratar la bronquiolitis en los bebés de forma natural

Por desgracia, no se puede hacer nada para evitar que un catarro finalice en una bronquiolitis. Así que si el bebé termina con una bronquiolitis, estas son las medidas que podemos llevar a cabo desde casa:

  1. Lavados nasales frecuentes si hay mucha congestión, ya que los bebés respiran por la nariz. Si la nariz se encuentra obstruida, puede hacer más difícil la alimentación y mantener el sueño del pequeño. Por ello, los lavados con suero fisiológico se realizarán sobre todo antes de comer, antes de dormir y siempre que se precise.
  2. Evitar el contacto con el humo del tabaco, ya que esto empeora la evolución de las infecciones respiratorias.
  3. Si le cuesta comer, es preferible darle las tomas más a menudo pero en menores cantidades, para que de esta forma se canse menos.
  4. Elevar el colchón por la parte de la cabecera, para que le permita respirar mejor.
  5. Asegurarse de que esté bien hidratado, vigilando que esté mojando los pañales y no está disminuyendo la cantidad de orina que expulsa.
  6. Lavado de manos frecuente de las personas que tocan al bebé, para evitar contagios de infecciones.
  7. La leche materna protege a los bebés contra la bronquiolitis y otras infecciones, así que los bebés que son amamantados tendrán menos posibilidades de desarrollar una bronquiolitis.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a Tratamiento natural para la bronquiolitis en bebés, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría. (2011). Bronquiolitis.
  • Galán Bertrand, L.; (2015). Bronquiolitis.
  • Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP). (2011). Bronquitis y bronquiolitis.

Escribir comentario sobre Tratamiento natural para la bronquiolitis en bebés

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tratamiento natural para la bronquiolitis en bebés
Tratamiento natural para la bronquiolitis en bebés

Volver arriba