Compartir

Tos seca en bebés: cuándo preocuparse y cómo aliviarla

Tos seca en bebés: cuándo preocuparse y cómo aliviarla

La tos es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo para protegernos de microorganismos y de cuerpos extraños, cuya función es mantener despejada y protegida tanto la garganta como las vías respiratorias. Es uno de los síntomas más frecuentes en la infancia y a lo largo de nuestra vida. Aunque normalmente es beneficiosa en determinadas patologías, puede provocar una serie de molestias en los bebés y en los niños y niñas. En la actualidad se debe tener especial precaución, por si esta tos seca pudiera ser uno de los síntomas de infección del nuevo coronavirus.

En este artículo de paraBebés hablaremos de la infección por nuevo coronavirus en bebés y niños y además veremos las causas por las que se produce la tos seca, si debemos preocuparnos o no en el caso de que el bebé presente tos seca y fiebre, qué debemos hacer si el pequeño presenta tos seca, cómo la podemos aliviar, qué podemos administrar en estas situaciones y cuáles son los remedios caseros para la tos seca en bebés.

También te puede interesar: Remedios caseros para la afonía en bebés 

Causas de la tos seca en bebés

La tos seca en bebés y niños pequeños puede ser secundaria a muchas razones, unas más frecuentes y otras menos comunes.

Entre las causas más frecuentes nos podemos encontrar:

  • Resfriados.
  • Gripe.

Otros posibles motivos, aunque menos probables son:

  • Reflujo gastroesofágico. Es cuando el bebé expulsa por la boca parte del contenido del estómago sin realizar ningún esfuerzo, generalmente la leche tras las tomas.
  • Patologías como laringitis, neumonía, bronquiolitis o asma.
  • Aspiración accidental de un objeto o cuerpo extraño.
  • Infección por Coronavirus.

Infección por nuevo Coronavirus (COVID-19) en bebés

Como hemos visto, la tos seca puede ser uno de los síntomas de infección por nuevo Coronavirus, aunque es poco probable que este sea el origen.

Se trata de un nuevo virus, y por lo tanto aún no ha habido tiempo de investigar de qué forma afecta a los bebés, niños, niñas y embarazadas, ni sus consecuencias. Tampoco se ha podido determinar si este virus puede transmitirse de la madre al bebé durante el embarazo.

Lo que sí que sabemos a día de hoy es que hay muy pocos casos descritos de bebés o niños infectados en el mundo por esta causa. Esto es una buena noticia, ya que hace pensar que a este grupo les afecta mucho menos que a los adultos debido a su baja incidencia.

Síntomas del Coronavirus en bebés

Sus síntomas son parecidos a los que se tendrían con un resfriado común o una gripe. Entre ellos están: tos por lo general seca, fiebre, y dificultades para respirar. En la mayoría de las personas se presenta de forma leve, pero en algunos casos puede ser más grave, teniendo dificultades para respirar. Los más sensibles a su forma grave son los bebés prematuros, ya que pueden hacer cuadros respiratorios graves.

La forma de contagio es a través de las gotas que salen al estornudar o toser o al tocar directamente cualquier superficie que esté contaminada. La mayoría de los niños positivos en coronavirus se infectaron por un miembro de su propia familia.

Mi bebé tiene tos seca y fiebre, ¿debo preocuparme?

Si el bebé presenta tos y fiebre será motivo de consultarlo con el pediatra, en especial en determinadas situaciones:

  • El bebé y la familia han viajado recientemente a algún país considerado de riesgo por Coronavirus (China, Italia, etc.)
  • Ha estado en contacto con alguna persona diagnosticada de COVID-19 durante los últimos 14 días.
  • El bebé tiene menos de 3 meses de vida.
  • La tos es muy fuerte y no cesa durante al menos 5 días.
  • La fiebre es más alta que 38°C.
  • Respira con dificultad, de forma más rápida o se escuchan ruidos cuando respira.
  • Tiene la piel de un tono azulado alrededor de la boca.

Qué hacer si mi bebé tiene tos seca

Lo primero que se debe hacer es observar y vigilar al niño o niña por si aparecen más síntomas diferentes a la tos.

Siempre hay que proteger a los bebés de posibles enfermedades y contagios, más aún en la actualidad por la presencia del nuevo Coronavirus. Esto se consigue tomando una serie de medidas:

  • No besar en la boca nunca a los bebés.
  • Lavarse las manos con frecuencia usando agua y jabón y también las del bebé, ya que a lo largo del día manipula muchas cosas con sus manitas. También pueden utilizarse para los adultos geles hidroalcohólicos si se desea.
  • A la hora de toser o estornudar, hay que taparse la boca y la nariz flexionando el codo o sobre un pañuelo de un solo uso, acto seguido tirarlo a la basura.
  • Evitar en la medida de lo posible acudir a lugares donde haya aglomeraciones de personas.
  • Estar al día con el calendario vacunal del niño o la niña para protegerlos de diferentes virus y demás microorganismos.
  • Evitar el contacto directo con personas que estén enfermas.
  • Limpiar muy bien los juguetes.
  • Desinfectar a menudo las superficies con las que tenga contacto directo el bebé.

En cuanto a la lactancia materna, según UNICEF y La Liga de la Lactancia Materna, en los casos en los que la madre esté infectada por el Coronavirus y desee seguir dando el pecho puede hacerlo, siempre que se encuentre bien y tomando las precauciones oportunas, ya que son muchos los beneficios que ofrece la lactancia materna y existe una escasa relevancia entre dar el pecho y la transmisión de otros virus respiratorios. Se deberá usar mascarilla cuando madre y bebé estén juntos y lavarse las manos correctamente antes y después de las tomas. Si la madre no se encuentra muy bien, otra opción sería extraer la leche para después dársela al bebé, tomando durante el proceso medidas de prevención para evitar la infección en el bebé. Aquí encontrarás cómo guardar la leche materna extraída.

 

Cómo aliviar la tos seca en bebés

La tos es necesaria para mantener despejadas las vías respiratorias, pero a veces resulta bastante molesta e incluso influye en la alimentación y el sueño del bebé. Puede que coma menos cantidad de alimento, ya que se encuentra molesto y también le cuesta conciliar el sueño o mantenerlo, porque durante la noche la tos puede volverse más fuerte o aparecer mayores episodios ya que los bronquios están menos dilatados.

Nuestras actuaciones tendrán como finalidad principal aliviar en la medida de lo posible las molestias que produce la tos seca. Para ello podemos hacer lo siguiente:

  • Humedad. En el baño, abrir el grifo de agua caliente hasta conseguir un ambiente con vapor. Esto viene muy bien para la tos seca, así se mantienen húmedas las mucosas.
  • Utilizar nebulizadores o humidificadores solamente si el ambiente de su cuarto es demasiado seco. No se debe utilizar aromas, bastará con agua. Utilizar solamente durante unos pocos minutos, ya que un ambiente demasiado húmedo es contraproducente y puede llegar a ser perjudicial, porque se propicia la proliferación de moho y de ácaros.
  • Ligera incorporación. Si la tos aparece por la noche, se puede levantar ligeramente el colchón por la parte de la cabeza para facilitar la respiración.
  • Es muy importante la hidratación. Hay que ofrecer al bebé una buena cantidad de líquidos. Si el bebé solo toma leche, bastará con aumentar su ingesta y ofrecérsela más a menudo. Aquí encontrarás 50 mitos y realidades de la lactancia materna.

 

 

Mi bebé tiene tos seca, ¿qué le puedo dar?

Siempre que el bebé esté resfriado, tenga tos o mucosidad, se puede utilizar una solución salina en las fosas nasales para su limpieza y la hidratación de las mucosas.

No se puede ofrecer miel para intentar suavizar la garganta a los niños menores de 12 meses, ya que existe riesgo de botulismo. El botulismo es una enfermedad que está causada por una toxina, y ocurre cuando un bebé consume las esporas de la bacteria que se encuentra en la miel, pudiendo llegar a ser muy grave e incluso mortal. Pasado el año de edad, ya pueden consumir miel sin suponer ningún riesgo.

Tampoco hay que administrar medicamentos para combatir la tos por nuestra cuenta si no los ha prescrito antes un médico, por muy fuerte o persistente que sea la tos. Como por ejemplo jarabes para la tos, antitusígenos, expectorantes o descongestionantes. De hecho, no se recomiendan medicamentos para estos casos mientras no haya fiebre o dificultad para respirar en niños y niñas menores de dos años.

 

Remedios caseros para la tos seca en bebés

En vez de utilizar medicamentos, podemos optar primero por medidas más naturales desde casa para intentar aliviar las molestias de la tos seca en los bebés. Estos son algunos ejemplos de remedios caseros que te recomendamos llevar a cabo, tanto para bebés como para adultos:

  1. Evitar la calefacción alta en el hogar, ya que reseca mucho el ambiente. Utilizar humidificadores en su justa medida para aportar humedad a la habitación y así proteger la mucosa.
  2. Es muy importante no fumar en casa para que no respire las toxinas del humo del tabaco y empeorar la situación.
  3. Mantener una alimentación rica en cítricos y verduras en bebés que ya hayan comenzado con la alimentación complementaria. Las vitaminas presentes en estos grupos de alimentos contribuyen a reforzar las defensas del organismo.
  4. Nuestras madres y abuelas nos ponían cuando éramos pequeños una cebolla cortada en la mesita de noche, porque pensaban que respirando los efluvios que desprende se calmaba la tos. En realidad no hay ninguna evidencia científica que lo demuestre, pero si tienes ganas de probarlo adelante, es totalmente inocuo para los bebés.
  5. Se puede limpiar la nariz con suero fisiológico o con agua de mar esterilizada. Aquí encontrarás explicado en detalle cómo descongestionar la nariz de un bebé.

Aliviar la tos en niños más mayores

Para niños más mayores, se pueden ofrecer bebidas calientes como caldos que emitan vaho o vapor. También miel, ya que se ha demostrado que es eficaz contra la tos. Debemos mantener un buen nivel de hidratación procurando que beban muchos líquidos.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a Tos seca en bebés: cuándo preocuparse y cómo aliviarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Beltrame, B. (2018). Cómo aliviar la tos en bebés.
  • KidsHealth. (2020). Coronavirus (COVID-19).
  • López Ávila, J. (2020). Infección por nuevo coronavirus en lactantes menores de 1 año hospitalizados en China.
  • UNICEF. (2020). Coronavirus (COVID-19): lo que los padres deben saber.

Escribir comentario sobre Tos seca en bebés: cuándo preocuparse y cómo aliviarla

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Karen
Hola saludos.
Tengo una consulta mi bebé tiene 18 días de nacido y esta presentando moquito que le dificulta respirar no tiene fiebre no tiene gripe. Pero por la noche su fosa nasales se les tapa y al estornudar los expulsa .nose si eso es normal estaría muy agradecida si responde
Sheila Peón
Hola Karen,

Parece que tu bebé está resfriado. Para aliviar esos mocos, lo mejor es realizar lavados nasales con suero fisiológico o agua de mar especial para bebés.

Gracias por tu comentario,un saludo.

Tos seca en bebés: cuándo preocuparse y cómo aliviarla
Tos seca en bebés: cuándo preocuparse y cómo aliviarla

Volver arriba