menu
Compartir

¿Se puede tomar aspirina en el embarazo?

 
Por Leidy Mora. 23 julio 2021
¿Se puede tomar aspirina en el embarazo?

Una de las precauciones más importantes desde que sabemos que estamos embarazadas, es evitar sustancias que puedan afectar el bienestar y crecimiento del bebé, como es el caso de los fármacos. A pesar de que no todos los fármacos son dañinos para el bebé, debemos tomarlos bajo la lupa de nuestro ginecólogo, como en el caso de la aspirina.

En este artículo de paraBebés, te diremos si se puede tomar aspirina en el embarazo, bajo que condiciones se indica, los riesgos que puede traer su consumo sin la prescripción médica y otras alternativas disponibles que es importante conocer.

También te puede interesar: ¿Se puede tomar ibuprofeno en el embarazo?

Para qué sirve la aspirina en el embarazo

En el embarazo, nos vemos tentadas a consumir medicamentos que calmen los constantes malestares que surgen producto de las transformaciones propias de esta etapa. Uno de estos es la aspirina, cuyo principio activo es el acido acetilsalicílico y es utilizada para tratar la inflamación, el dolor, la fiebre, así como también para prevenir los coágulos sanguíneos.

Y ¿por qué tomar aspirina en el embarazo? Durante el gestación, el uso de la aspirina como antiinflamatorio y calmante no se aconseja, pues su efecto de antiagregación plaquetaria puede causar hemorragias, en especial si se toma en altas dosis. Sin embargo, en ciertos problemas del embarazo, es necesario consumirla solo bajo indicación médica.

Entonces, ¿cuándo tomar aspirina en el embarazo? Hasta el momento, no se ha demostrado que la aspirina sea perjudicial para el bebé solo si su consumo es a dosis baja, es decir, entre 60 a 100 miligramos diarios, por lo que el médico puede indicarla como tratamiento para ciertas condiciones como:

  • Trastornos de coagulación que produzcan abortos espontáneos.
  • Preeclampsia.

Aspirina para prevenir la preeclampsia

La preclampsia es una enfermedad multiorgánica que afecta al 5% de las embarazadas, caracterizada por la aparición de hipertensión y proteinuria. Trae importantes complicaciones en el embarazo como la disfunción de órganos, especialmente el hígado y el riñón, además de la eclampsia, un trastorno donde se presentan convulsiones y coma.

Esta enfermedad pone en riesgo la vida de la madre y el bebé. Puede aparecer a partir de la semana 20 de embarazo y aún no hay un tratamiento específico para tratarla.

Muchos estudios han concluido que uno de los beneficios de la aspirina en el embarazo en dosis bajas, a partir de la semana 12 y 16, es que puede prevenir esta condición en embarazadas que tengan riesgo de padecerla, como mujeres con alteraciones vasculares o que ya hayan sufrido este problema en embarazos anteriores.

El Colegio Americano de obstetras y ginecólogos ACOG recomienda el uso de la aspirina con una dosis de 81 mg por día, para la prevención de la preeclampsia durante el período prenatal, junto con otros cuidados como una dieta adecuada, suplemento de calcio y administración de antioxidantes. Se debe suspender alrededor de la semana 36, para evitar sangrados durante el parto y el puerperio.

Riesgos de tomar aspirina en el embarazo

¿Es malo tomar aspirina en el embarazo? Su en dosis por debajo de 100 mg diarios no supone un riesgo en ningún trimestre de embarazo ni en el bebé, sin embargo, en dosis elevadas y constantes, puede traer algunas alteraciones graves. Concretamente, las consecuencias de tomar aspirina en el embarazo durante el primer y segundo trimestre son malformaciones congénitas, hemorragias y abortos espontáneos.

A continuación, veremos los riesgos de tomar aspirina en el embarazo durante el tercer trimestre:

  • Hemorragias: al ser la aspirina un antiagregante plaquetario puede producir sangrados activos durante el parto que pueden poner en riesgo la vida de la madre y la del bebé, además de aumentar el riesgo de hemorragias cerebrales en bebés prematuros.
  • Cierre del conducto arterioso fetal: consumir aspirina en altas dosis y otros AINES como el ibuprofeno, pueden provocar el cierre prematuro del conducto arterioso del corazón, un vaso sanguíneo que conecta la aorta con la arteria pulmonar y que debe cerrarse luego del nacimiento. Esto aumenta la presión pulmonar y arterial del bebé y, a su vez, puede causar una disfunción renal.
  • Disminución del líquido amniótico.
  • Gestación prolongada: la aspirina inhibe las prostaglandinas, sustancia necesaria para desencadenar el trabajo de parto.

Alternativas a la aspirina en el embarazo

Dependiendo del uso que se le esté dando a la aspirina, puedes encontrar otras alternativas de medicamentos que sean más seguros durante la gestación. Veamos cuáles son las alternativas a la aspirina en el embarazo:

Paracetamol

Si la usas para el dolor y la fiebre, puedes utilizar el paracetamol. De la misma forma que la aspirina, puede calmar el dolor y bajar la fiebre. Aunque no se han asociado a este fármaco problemas en la formación del bebé, su consumo debe ser aprobado por tu médico.

Infusiones de plantas naturales

Otra de las alternativas a la aspirina en el embarazo para calmar malestares son las infusiones de plantas naturales. El rooibos, la manzanilla y los remedios homeopáticos pueden ser de gran ayuda, solo si tu médico lo autoriza.

Otras opciones

Además de las alternativas a la aspirina mencionadas anteriormente, también puedes probar otras opciones como compresas calientes, descanso, o la natación para los dolores de espalda, entre otros. Aunque se piense que solo tomarse una pastilla de aspirina no le hará daño al bebé, debemos entender que son muchos los factores que pueden estar relacionados para causar complicaciones en el embarazo.

Como hemos visto, si se puede tomar aspirina en el embarazo, pero toda sustancia que consumas llega al bebé por la circulación materna fetal y, por eso, debes ser precavida con todo fármaco o infusión que tomes. Para tu tranquilidad, antes de consumirlos, pide la aprobación con tu personal sanitario de confianza.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede tomar aspirina en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • American Pregnancy Association. (2021) Hierbas y embarazo. Recuperado de: https://americanpregnancy.org/es/healthy-pregnancy/is-it-safe/herbs-and-pregnancy-1003/
  • Hernández M. (2019). Utilidad del ácido acetil salicílico en la prevención de la preeclampsia. Cuba. Acta Médica del Centro / Vol. 13 No. 1 2019.
  • Mayo Clinic. (2021). ¿Es seguro tomar aspirina durante el embarazo?. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/expert-answers/aspirin-during-pregnancy/faq-20058167
  • Preeclampsia Fundation (2020). Pregunte acerca de la aspirina. Recuperado de: https://www.preeclampsia.org/aspirina
  • Sosa, L. (2009). Farmacoterapia durante el embarazo. Uruguay. Archivos de medicina interna 2009; XXXI; 4:87-92. Recuperado de: http://www.scielo.edu.uy/pdf/ami/v31n4/v31n4a02.pdf
  • US Food and drug administration. (2020). AINES y embarazo. Recuperado de: https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/la-fda-advierte-que-el-uso-de-un-tipo-de-medicamento-para-el-dolor-y-la-fiebre-en-la-segunda-mitad

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se puede tomar aspirina en el embarazo?
¿Se puede tomar aspirina en el embarazo?

Volver arriba