menu
Compartir

¿Se puede comer regaliz en el embarazo?

 
Por Yurisbeth Zanotty. 5 mayo 2022
¿Se puede comer regaliz en el embarazo?

Durante el embarazo se deben consumir ciertos alimentos con moderación, pues algunos de ellos pueden traer consecuencias desfavorables para el bebé como, por ejemplo, malformaciones o problemas a nivel de sistema nervioso central, cognitivo o cardíaco. Por ello, la mujer embarazada debe estar atenta durante todo el proceso.

Algunas investigaciones han señalado que el consumo excesivo de regaliz puede ser dañino, puesto que atraviesa la placenta y modifica la concentración de hormonas dentro del medio donde crece el bebé. Esto puede tener algunos efectos perjudiciales. En el siguiente artículo de paraBebés, te contaremos si se puede comer regaliz en el embarazo.

También te puede interesar: ¿Se puede comer albahaca en el embarazo?

¿Es seguro comer regaliz en el embarazo?

El regaliz es una hierba que se usa para preparar infusiones y mejorar el sabor de algunos medicamentos, debido a su sabor dulce. Es originaria del Mediterráneo y su raíz se consigue en Europa, Asia y Estados Unidos. Además, la regaliz también se usa con fines medicinales en países como China, India Tailandia y Marruecos, para tratar afecciones como las siguientes:

  • Problemas digestivos: pesadez, gases y mala digestión.
  • Acidez: facilita la digestión, disminuyendo los ácidos estomacales y las molestias estomacales.
  • Problemas respiratorios: modera la tos, alivia el asma, la gripe y otras infecciones como neumonía y bronquitis.
  • Mejora la temperatura corporal: contrarresta los golpes de calor.

Concretamente, durante el embarazo, el consumo de regaliz puede dañar la barrera que protege al bebé dentro del útero, modificando los niveles en la madre de las hormonas cortisol, esteroidea y glucocorticoides. Cuando se consume la regaliz en el embarazo, sus efectos se verán reflejados en el futuro durante el desarrollo cognitivo e intelectual del bebé.

A dosis altas su compuesto principal, la glicirricina, favorece la retención de sal y agua en los riñones, lo que provoca hipertensión arterial, a la vez que promueve la eliminación de potasio del cuerpo. Estas condiciones suponen un riesgo para las embarazadas, pues ponen en peligro la gestación. En estos casos, es probable que se produzca un parto prematuro, por lo que debe evitarse su consumo excesivo.

Cuándo es recomendable comer regaliz en el embarazo

El regaliz posee múltiples propiedades beneficiosas para tratar distintas afecciones de salud. Su principal compuesto es la glicirrina, la cual mejora el sabor de los alimentos y actúa como edulcorante natural. No tiene azucares agregados, por lo que estabiliza el cuerpo. A continuación, te mostramos cuáles son los beneficios de comer regaliz:

  • Ayuda en los procesos inflamatorios y protege el cuerpo de las infecciones, gracias a su contenido de flavonoides.
  • Aporta antioxidantes que protegen al cuerpo de las alergias, mejoran la circulación y el sistema cardiovascular.
  • Mejoran el metabolismo hepático, disminuyen el colesterol, protegen el estómago y el hígado, ya que lo libera de sustancias toxicas, previniendo enfermedades como la cirrosis y la hepatitis B.
  • Aporta energía y ayuda al cuerpo a marchar correctamente, pues contiene aminoácidos, vitaminas y minerales.
  • Es efectivo en el tratamiento de la depresión, la fatiga, el estrés. Sirve como estimulante y reconstituyente.
  • Ayuda a dejar de fumar.
  • Antitusígeno: calma los episodios de tos.
  • Disminuye los síntomas gastrointestinales, como estreñimiento y reflujo.
  • Nutre el cuero cabelludo y evita la caída del cabello.

Durante el embarazo se presentan muchos de estos episodios, debido a la acción de las hormonas, y las propiedades de la regaliz son muy beneficiosas. El momento ideal para comer regaliz en el embarazo es en el primer trimestre, pues es cuando aparecen los síntomas característicos como náuseas, vómitos y ardor estomacal. En estos casos, una infusión de regaliz ayuda a aliviar los problemas digestivos y las náuseas.

Contraindicaciones de comer regaliz en el embarazo

El consumo excesivo de regaliz en el embarazo también aumenta la presión arterial, por lo que debe tomarse con precaución. Concretamente, si la mujer padece de hipertensión en el embarazo o alguna enfermedad relacionada, el consumo está totalmente contraindicado, así sea en dosis mínimas.

Según un estudio publicado por la American Journal of Epidemiology, los 321 niños expuestos entre las 32 y 42 semanas de gestación a altas dosis de regaliz desarrollaron peores destrezas verbales, dificultades para concentrarse y mal comportamiento. Además, el consumo de regaliz en el embarazo también se vincula con la disminución las habilidades cognitivas y el riesgo a sufrir demencia u otros trastornos relacionados en la vida adulta.

¿Se puede comer regaliz en el embarazo? - Cuándo es recomendable comer regaliz en el embarazo

Qué cantidad de regaliz se puede consumir en el embarazo

Los Institutos Nacionales de Estados Unidos sugieren que la cantidad de regaliz se puede consumir en el embarazo debe ser mínima. Es importante evitar específicamente comer su raíz. Así pues, la cantidad diaria no debe ser mayor a los 5 gramos y solo ingerirla en casos puntuales de náuseas o molestias digestivas que no puedan tratarse de otra forma. Lo importante es no abusar en la ingesta y evitar el consumo excesivo.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede comer regaliz en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Macías B. (2009). Consumo de plantas medicinales por mujeres embarazadas. Rev Med Inst Mex Seguro Soc. 47 (3): 331-334

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Se puede comer regaliz en el embarazo?
1 de 2
¿Se puede comer regaliz en el embarazo?

Volver arriba