Compartir

Remedios naturales para la piel atópica en bebés

Remedios naturales para la piel atópica en bebés

Seguramente hayas visto varios anuncios publicitarios de productos y cosméticos especiales para la piel atópica, tanto para pequeños como para mayores, ya que puede afectar a cualquier rango de edad. En el caso de los niños, la dermatitis atópica representa la manifestación más frecuente de atopía, ya que lo sufren hasta un 20% de los pequeños.

Nadie está a salvo de padecerla, así que se hace importante saber actuar si aparece desde muy temprana edad, para evitar en la medida de lo posible las molestias que esta causa. Para ello, en este artículo de paraBebés vamos a ver qué es la piel atópica, los síntomas que produce en los bebés, si desaparece o no pasado un tiempo y cuáles son los mejores remedios naturales para bebés y niños con piel atópica.

Qué es la piel atópica

La piel atópica es una patología inflamatoria de la piel, que puede comenzar desde edades muy tempranas. Los bebés y los niños son los que más la padecen (el 80% de los casos suceden antes de cumplir el primer año de vida).

No es una enfermedad que se contagie por el contacto de una persona con otra, pero sí tiene un componente genético que hace que si el padre o la madre tienen piel atópica, o especialmente ambos, el bebé tiene más probabilidades de desarrollarla también. Además, el hecho de tener un sistema inmunológico que reaccione de una forma exagerada favorece su aparición.

Se trata de una de las principales causas de consulta al dermatólogo. Esta enfermedad se caracteriza porque de vez en cuando surge un brote con eczemas, y pasado un tiempo, la piel atópica puede aparecer junto con asma, rinitis o conjuntivitis alérgica.

Síntomas de piel atópica en bebés

Los síntomas que se observan cuando un bebé tiene la piel atípica son los siguientes:

  • Cuando aparece, siendo el bebé aún muy pequeño, lo hace en forma de manchas rojas sobre el cuero cabelludo y las mejillas, para seguir más adelante por los pliegues de articulaciones del cuerpo (por ejemplo, sobre la flexura de las rodillas o de los codos) y las zonas donde se producen roces (cuello, muñecas y tobillo).
  • La piel tiene aspecto muy seco e irritado, además se infecta con facilidad.
  • El picor intenso es una condición que a veces incluso puede influir sobre la calidad de vida y derivar en problemas de sueño.
  • Pasados unos años de la vida del niño o de la niña, pueden aparecer también asma o rinitis.

¿La dermatitis atópica desaparece?

La piel atópica por lo general suele aparecer por primera vez alrededor de los dos meses de edad, siendo muy raro que surja antes. Durante los dos primeros años, surgen brotes de ezcemas sobre la piel del niño, y más adelante, los síntomas que provoca esta patología pueden persistir incluso hasta cuando lleguen a la adultez.

Es decir, que aunque el eczema atópico puede desaparecer después de los primeros años, hay personas que pueden presentar brotes a lo largo de toda su vida, sin tener que manifestarse solamente en forma de eczema, también como asma y rinitis, a consecuencia de una reacción exagerada del cuerpo ante un estímulo exterior.

Remedios naturales para bebés y niños con piel atópica

A continuación vamos a ver las mejores pautas a seguir con los pequeños y pequeñas que tengan piel atópica:

  1. Lactancia materna. La leche de la madre tiene propiedades que resultan muy beneficiosas para su bebé si tiene dermatitis atópica, así que la mejor opción es seguir alimentándole con pecho.
  2. Uñas cortas. La piel atópica produce mucho picor, por lo que la tendencia del niño o de la niña va a ser rascarse en la zona donde tenga el eczema, y como consecuencia la erupción se hace más grande, puede abrirse la piel con el riesgo que supone de infección y esa piel puede terminar con costras. Por ello, es importante mantener las uñas del bebé cortas para evitar los daños que pueda provocar el rascado. Aquí puedes ver cómo cortar las uñas a un bebé.
  3. Modificación de la dieta. Esta solamente se realizará siempre y cuando el pediatra lo recomiende, ante la certeza de que un alimento en concreto está siendo perjudicial para el bebé.
  4. Evitar jabón o detergentes. Los químicos hacen que la piel del bebé reaccione aún más, por lo que se recomienda realizar el baño diario simplemente con agua, evitando los jabones, o en su defecto realizarlo con un aceite emoliente.
  5. Aplicar cremas hidratantes. Se utilizarán cremas especialmente diseñadas para bebés con piel seca, aplicándola mínimo un par de veces cada día, en especial tras la hora del baño para combatir la sequedad.
  6. Cuidado con las prendas de ropa. La ropa que esté en contacto directo con la piel del bebé deberá ser de algodón o de lino, y hay que descartar aquellas prendas que estén fabricadas con lana o fibras. Los zapatos se aconsejan de piel durante la época de frío, y en el verano de tela.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios naturales para la piel atópica en bebés, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría. (2013). Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los 3 años.
  • Bioderma Laboratoire Dermatologique. (2019). Todo lo que debes saber sobre la piel atópica en bebés y niños.
  • Galán Bertrand, L.; (2018). ¿Qué es la dermatitis atópica?

Escribir comentario sobre Remedios naturales para la piel atópica en bebés

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Adelayda
Antes de mi embarazo mis brazos perdieron la normalidad y estan adornecidas mis manis hinchadas y mis pies tambien se me hinchan tube ami bebe el 21 de sep cesaria y ya paso 2 semana y sigo asi mis brazos no son normales y ya empezo a preocuparme tengo irregularidad con algunas partes de mi cuerpo cuando me hizo la cesaria la doctora quien me opero me dijo que mis intestinos staba con cicatrices y que mis intestinos estan muy apegados nose si eso es causa para mis mal estares xfavor doc alguna recomendacion

Remedios naturales para la piel atópica en bebés
Remedios naturales para la piel atópica en bebés

Volver arriba