menu
Compartir

Qué hacer cuando un hijo te falta al respeto

 
Por Lorena García Vega. 17 junio 2021
Qué hacer cuando un hijo te falta al respeto

Has dedicado mucho trabajo, esfuerzo y tiempo en la educación de tus hijos, crees que les estás transmitiendo unos valores sólidos y beneficiosos para ellos y sus relaciones futuras, tratas que en la familia impere el afecto y el respeto entre todos sus miembros, sin embargo, llega un día sin previo aviso, en el que tu hijo te falta al respeto. Puede hacerlo a través de un comportamiento o una palabra, pero la consecuencia es la misma, un mezcla de dolor, frustración, rabia y falta de entendimiento de por qué tu hijo se ha dirigido hacia ti de esa manera.

Quizá la primera respuesta que ofrezcas sea la más impulsiva, primitiva e irracional, es decir, dirigirte con otra falta de respeto, pero si tomas el tiempo suficiente para respirar y analizar la situación, puedes llegar a la conclusión que tu hijo a tratado de llamar la atención con las herramientas de las que dispone y que, es probable, que se encuentre desalentado o desmotivado y es, por ese motivo, por el que ha actuado así. En este artículo de paraBebés os contamos qué hacer cuando un hijo te falta al respeto, sea niño, adolescente o adulto.

¿Qué es una falta de respeto en un conflicto?

Normalmente, una falta de respeto tiene su origen en el conflicto, pero ¿qué es un conflicto? El conflicto es una situación en la que dos o más personas con puntos de vista o intereses diferentes, se enfrentan con el fin de eliminar a su opuesto. La forma en la que se vaya aprendiendo a solucionar los conflictos y el rol que se adquiera dentro de éste, puede repercutir a mitigar o agravar las discrepancias.

La clave para que los conflictos puedan resolverse de forma pacífica y se centren en la solución y no en el problema es la comunicación.

¿Qué hacer si tu hijo te falta al respeto?

Cuando tu hijo te falta al respeto, existen dos respuestas emocionales comprensibles, pero que hay que saber controlar para dar una respuesta correcta como adulto.

  • Tristeza: recibir una falta de respeto por parte de un hijo es doloroso, especialmente, cuando la crianza se ha basado en el amor, el respeto y la comunicación.
  • Rabia: es muy complicado encajar una falta de respeto desde la calma, para ello hay que poseer un gran autocontrol y más si la reacción es totalmente improvisada. En ese caso, es muy probable que progenitor e hijo, traten de adentrarse en una lucha de poder, donde ambos pretendan ser los vencedores de un conflicto, sin contemplar que para convertirse en ganador, a la otra parte la conviertes en perdedora y una madre y un padre jamás querrán eso para su hijo.

Cómo actuar ante la falta de respeto de un hijo paso a paso

Es fácil adentrarse en el bucle de las luchas de poder donde hay pocos acuerdos y muchos desencuentros, si prefieres abordar el conflicto y las faltas de respeto, desde el respeto (valga la redundancia) estas son algunas estrategias que podeis seguir. Si te preguntas qué hacer cuando un niño te falta al respeto o cuando un hijo mayor de edad te insulta, sigue leyendo estas pautas para saber qué hacer cuando un hijo adulto te falta el respeto, un niño o un adolescente.

1. Respira

Si la falta de respeto llega sin previo aviso, lo más normal es ofrecer una respuesta reactiva que, desencadenará el conflicto y la falta de entendimiento. En una situación así, es preferible concederse unos segundos para respirar y meditar si la respuesta que vas a dar es la más respetuosa, si no es así, es mejor que le digas a tu hijo de forma calmada: "esta reacción por tu parte no me la esperaba, voy a retirarme y cuando me haya tranquilizado hablaremos de lo sucedido".

La mecánica de esta estrategia consiste en salir de la hostilidad del ambiente, avisar que te vas a retirar, pero en ningún caso que la situación se zanja ahí, sino que una vez te hayas relajado puedas abordar la situación de una manera más respetuosa.

Si manejas la situación justo tras la falta de respeto con la sensación de enfado o rabia que te ha producido y das una respuesta acorde a la emoción que estás sintiendo en ese momento, estás transmitiendo el mensaje de que ante una falta de respeto, la respuesta es otra falta de respeto.

2. Escucha y observa

Hay veces que los niños faltan al respeto porque saben que eso le va a molestar a sus padres y, precisamente, lo que quieren es llamar su atención; poco le importa si la atención que captan es buena o mala, Hay veces que los niños faltan al respeto porque saben que eso le va a molestar a sus padres y, precisamente, lo que quieren es llamar su atención; poco le importa si la atención que captan es buena o mala, ellos necesitan ser atendidos.

Normalmente esto sucede cuando el niño o el adolescente se siente frustrado, cuando hay algún estado emocional que no sabe gestionar o no se siente bien con él mismo por una determinada circunstancia.

En lugar de quedarte en la superficie que, en este caso es la falta de respeto, trata de indagar por qué tu hijo ha tenido una respuesta que no es propia de él. Quizá se le esté sancionando el comportamiento y no se esté teniendo en cuenta sus sentimientos.

3. Dale tiempo

Si se castiga la falta de respeto, por ejemplo, pidiéndole que se vaya a su habitación o sin jugar, no vas a saber por qué te ha faltado al respeto ni se le va a responsabilizar de su comportamiento. Simplemente y, de forma momentánea, se va a bloquear una actitud en un momento determinado.

Es preferible pedirle que se calme y que, cuando esté preparado, pueda explicar por qué te ha faltado al respeto. Hay que responsabilizar al niño o adolescente de sus actos, castigándole se le exime de asumir responsabilidad.

4. Practicar la empatía

No podemos obligar a nadie que te respete, pero sí puedes respetarte. Si lo que te ha dicho tu hijo te ha dolido, no te ha parecido apropiado, no te ha gustado, díselo, explícale cómo te has sentido e intenta dar la vuelta a la situación para que piense cómo se hubiera sentido él si la falta de respeto la hubieras cometido tú hacia él.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué hacer cuando un hijo te falta al respeto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Familia.

Bibliografía
  • Vega, G. L. (2020). Castigar no es educar: Todas las ventajas de la Disciplina Positiva. La Esfera de los Libros.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué hacer cuando un hijo te falta al respeto
Qué hacer cuando un hijo te falta al respeto

Volver arriba