menu
Compartir

Qué hacer cuando un bebé se ahoga

 
Por Eva Martínez Fierro. 9 julio 2021
Qué hacer cuando un bebé se ahoga

Los bebés, niños y niñas pequeños suelen atragantarse con facilidad. De hecho, es uno de los accidentes que surgen con mayor frecuencia durante la infancia. Por ello, es imprescindible estar vigilándoles continuamente y no dejar a su alcance objetos pequeños que puedan ser tragados con facilidad.

Hay ocasiones en las que los atragantamientos y ahogos se producen con la comida, con cualquier líquido, con el reflujo e incluso con su propia saliva. En estos casos, debemos identificar la causa que lo provoca y actuar con rapidez para solucionar la situación lo antes posible.

En este artículo de paraBebés, te contamos qué hacer cuando un bebé se ahoga ahondando en los síntomas de atragantamiento que existen.

Por qué mi bebé se ahoga

El atragantamiento es uno de los principales accidentes domésticos que más muertes causan en la infancia. Es una situación que asusta mucho, pero que, si sabemos cómo actuar, no tiene por qué llegar a más. Pero, ¿por qué mi bebé se ahoga? En muchas ocasiones, los atragantamientos se producen únicamente con cosas líquidas, por lo que el riesgo de asfixia es prácticamente nulo.

Las causas más comunes de qué un bebés se ahogue son las siguientes:

  • Ingieren más leche de la que pueden tragar: es importante hacer pequeñas pausas en las tomas, anticiparse a sus signos de hambre y revisar el flujo del biberón en caso de alimentarle con él.
  • Vías respiratorias son pequeñas: se obstruyen con muchísima facilidad.
  • Dificultad para expulsar lo que provoca el ahogamiento: los bebés, en muchas ocasiones, no tienen la fuerza suficiente como para expulsar el objeto o el líquido que le está impidiendo respirar con normalidad únicamente tosiendo.
  • Se ha tragado algún objeto pequeño.
  • Problemas de salud: trastornos de deglución, lesiones cerebrales o retrasos en el crecimiento, pueden incrementar el riesgo de ahogo en los bebés.

En este punto, es imprescindible diferenciar entre ahogamiento y atragantamiento, ya que la forma de actuar y sus consecuencias variarán considerablemente. Vamos a verlo a continuación.

Cuáles son los síntomas de que un bebé se está ahogando

Lo más importante de todo es prevenir los atragantamientos y ahogamientos del bebé con dos pasos básicos:

  • Respetar sus tiempos para introducir la alimentación complementaria: tener 6 meses cumplidos, haber perdido el reflejo de extrusión, mostrar interés por la comida y mantenerse sentados por sí mismos sin apoyo. Esto nos dará la seguridad de que es suficientemente maduro para resolver los atragantamientos simples de forma autónoma.
  • No dejar pequeños objetos a su alcance: cosas que puedan obstruir sus vías aéreas a su alcance.

Síntomas de atragantamiento en bebés

Aunque tengamos toda la precaución del mundo, en algún momento pueden surgir los atragantamientos o los ahogamientos en los bebés y sus síntomas son diferentes.

En el caso de los atragantamientos, que son los más frecuentes, los bebés se comportan del siguiente modo:

  • Tienen tos fuerte.
  • Se producen arcadas.
  • Lloran.

En la mayoría de las ocasiones, no necesitarán de nuestra actuación para resolver la situación. Si surgen complicaciones, en este artículo, te contamos qué hacer si un bebé se ahoga.

Síntomas de ahogamiento en bebés

Por el contrario, si el bebé se está ahogando, tendrá los siguientes síntomas:

  • Tos débil. Descubre cómo aliviar la tos seca en bebés.
  • Dificultad para respirar.
  • Incapacidad para producir sonidos normales.
  • Coloración azulada de piel y labios.
  • Pérdida del conocimiento.

Sea como sea, lo más importante es mostrarnos tranquilos y actuar cuando sea necesario.

Qué hacer si un bebé se ahoga

Pues bien, si de repente nuestro bebé menor de un año está pasando por un episodio de atragantamiento o de ahogamiento, a continuación, verás qué hacer cuando un bebé se ahoga:

  1. Mantener la calma: aunque sea difícil, hará que el bebé se mantenga más tranquilo y sea más fácil de reconducir la situación.
  2. Actuar con serenidad: si el bebé tose, llora y tiene arcadas, dejar unos instantes de margen para ver si puede resolver el incidente por sí mismo. Recordemos que no es lo mismo atragantamiento que ahogamiento.
  3. Abrir las vías respiratorias: si el bebé está consciente, debemos colocarle boca abajo en nuestro antebrazo de forma que la cabeza quede más baja que el resto del cuerpo. Su barbilla la sujetaremos con la mano para abrir al máximo las vías respiratorias.
  4. Golpear su espalda con firmeza: sin hacer daño al bebé, en su espalda alta, justo entre los omoplatos.
  5. Cambiar posición: si no conseguimos que se recupere pondremos al bebé de la misma posición, pero boca arriba con la cabeza ladeada, haciendo presión cinco veces en el centro de su pecho con dos dedos.
  6. Si el bebé comienza a debilitarse o a dejar de respirar, se debe llamar a emergencias rápidamente.
  7. No mover bruscamente al bebé: podría provocar un mayor ahogo.
  8. No se deben meter los dedos en la boca del bebé con el fin de extraer lo que le está produciendo el ahogamiento, ya que podríamos introducirlo de forma más profunda.

Como podemos ver, es muy frecuente que los bebés pasen por algún episodio de atragantamiento durante los primeros meses o años de su vida, sin que esto suponga un problema real. Es un proceso por el que suelen pasar todos, sobre todo al inicio de la alimentación complementaria. La calma y la serenidad serán los mejores aliados para salir airosos de la situación.

Qué hacer cuando un bebé se ahoga - Qué hacer si un bebé se ahoga

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué hacer cuando un bebé se ahoga, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Casado Flores, J. y Jiménez García, R. (19 de octubre de 2019). Primeros auxilios para padres: guía práctica. Recuperado de: https://enfamilia.aeped.es/noticias/primeros-auxilios-para-padres-guia-practica

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué hacer cuando un bebé se ahoga
1 de 2
Qué hacer cuando un bebé se ahoga

Volver arriba