menu
Compartir

¿Qué es un embarazo psicológico?

 
Por Clara Torres, Redactora y editora. Actualizado: 4 diciembre 2020
¿Qué es un embarazo psicológico?

Ser madre es el deseo de muchas mujeres. Hay ocasiones en el que esa obsesión por quedarse embarazada es tan grande que se produce lo que conocemos como embarazo psicológico, embarazo imaginario o pseudociesis. Este fenómeno ocurre cuando una mujer presenta todos los signos y síntomas de estar embarazada, pero en realidad no lo esta. Este trastorno psicológico tiene su origen en la necesidad de tener hijos o de fortalecer los vínculos con la pareja.

Por otra parte, el embarazo psicológico también puede deberse a una fuerte dependencia emocional de la pareja o al miedo de un embarazo real. En este artículo de paraBebés, te contamos qué es un embarazo psicológico, sus síntomas y cómo tratarlo.

¿Qué es un embarazo psicológico?

Un embarazo psicológico, o también conocido como pseudociesis o embarazo imaginario, es cuando una mujer cree estar embarazada pero no lo está. Es un trastorno psicológico originado por el deseo desmesurado de ser madre. Esa obsesión desencadena este fenómeno en el que la mujer presenta todos los primeros síntomas del embarazo.

Concretamente, un embarazo psicológico es una respuesta orgánica al anhelo de estar embarazada y ser madre. Las mujeres con tendencia a tener un embarazo psicológico son aquellas que tienen problemas de infertilidad o dificultades para concebir a un bebé. La pseudociesis puede durar semanas o incluso meses. Algunas mujeres pueden llegar a sentir hasta los dolores del parto y creer que han sufrido un aborto.

Y ¿qué causa un embarazo psicológico? En este proceso intervienen factores psicológicos y neuroendocrinos. Ahora que ya sabes qué es un embarazo psicológico, veamos cuáles son las causas y síntomas del mismo.

 

Causas de un embarazo psicológico

Para saber cómo es un embarazo psicológico, es importante entender que el deseo de ser madre desarrolla una serie síntomas causados por una fuerte voluntad de tener hijos u hijas o por el miedo a tener un embarazo real, por la necesidad de estrechar lazos con la pareja cuando hay problemas en la relación, entre otras causas. En este artículo respondemos a la siguiente pregunta: ¿Por qué tengo tanto miedo al embarazo y cómo superarlo?

Como acabamos de mencionar, las causas de un embarazo psicológico pueden ser muchas y distintas. Aun así, para que se produzca un embarazo psicológico intervienen distintos factores. A continuación, veremos qué causa el embarazo psicológico:

  • Factores psicológicos: forman parte de los llamados trastornos somatomorfos, enfermedades que causan preocupación por molestias difusas que no pueden ser explicadas mediante un trastorno físico específico. En este tipo de trastornos, las personas muestran síntomas relacionados con sus emociones ocultas. Por ejemplo, si a una mujer le diagnostican infertilidad y desea quedarse embarazada, eso puede conducirle a desarrollar un embarazo psicológico.
  • Factores neuroendocrinos: los síntomas del embarazo psicológico también están causados por las hormonas. Concretamente, en este fenómeno intervienen diferentes hormonas. Por un lado, la hormona estimuladora del folículo (FHS), que conduce llamado anovulación en la que los ovarios no pueden liberar los óvulos. Por otro lado, aumentan los niveles de prolactina, que estimula la lactancia materna, y de progesterona, que prepara el útero para la implantación del feto.

Síntomas de un embarazo psicológico

El embarazo psicológico en mujeres presenta los mismos síntomas de un embarazo real, aunque no vaya a tener un hijo o hija. Aun así, las mujeres no son iguales, por lo que no todas manifestaran los mismos síntomas. Veamos cuáles son los síntomas de un embarazo psicológico en mujeres:

  • Alteración del ciclo menstrual: retraso de la menstruación hasta que la mujer admite que es un embarazo psicológico. La ausencia de la regla es el principal síntoma del embarazo psicológico. En este artículo respondemos a la siguiente pregunta: ¿Tener dolor de ovarios sin regla puede indicar embarazo?
  • Aumento de peso: incrementa el peso notablemente, aún más que en los embarazos reales.
  • Aumento del volumen abdominal: provocado por la posición que adopta la mujer y la distensión de los músculos abdominales. El ombligo invertido es la característica que permite fijar el diagnóstico de embarazo psicológico y diferenciarlo de un embarazo real.
  • Incremento del tamaño de los pechos: aumentan el tamaño y sensibilidad de los pechos como si se prepararan para la lactancia materna.
  • Sensación de movimientos fetales: si el embarazo psicológico se prolonga la mujer puede llegar a experimentar esta sensación.
  • Desequilibrios hormonales: pueden provocar falsos positivos en los test de embarazo aunque este no exista.
  • Dolor de cabeza: del mismo modo que las mujeres embarazadas, se tienen durante el primer trimestre de gestación y luego desaparece.
  • Náuseas y vómitos: síntoma típico en el primer trimestre de embarazo real.
  • Mareos: la alteración hormonal puede producir mareos y vértigos.
  • Cansancio: son comunes los trastornos del sueño que dan ganas de dormir a cualquier hora y fatiga.

¿Cómo saber si tengo un embarazo psicológico?

En muchos casos es difícil diferenciar un embarazo psicológico de un embarazo real, puesto que puede presentar los mismos síntomas y la única diferencia que existe es que no hay un feto en el útero. Te presentamos diferentes alternativas para saber si tienes un embarazo psicológico:

  • Test de embarazo: es importante que las mujeres con síntomas de embarazo se hagan una prueba de embarazo. Las que tengan un embarazo psicológico o pseudociesis obtendrán un resultado negativo. En este artículo, te contamos cómo y cuando hacer un test de embarazo.
  • Examen ultrasonografía abdominal: esta prueba demostrará que el útero está vacío y, por lo tanto, que no hay un niño o niña en camino.
  • Acudir a un profesional: para saber si tienes un embarazo psicológico es importante que acudas a un especialista de la salud mental. El acompañamiento de un profesional te ayudará a ver cuál es la diferencia entre un embarazo psicológico y uno normal.

¿Cómo tratar el embarazo psicológico?

Para saber cómo tratar el embarazo psicológico, lo más importante es que acudas a un profesional. Buscar ayuda psicológica permite entender y resolver las causas del embarazo psicológico, ocasionado por problemas psicológicos como el miedo al embarazo, las dificultades afectivas o la frustración de querer y no poder ser madre.

El tratamiento para detener este trastorno psicológico será variable y adaptado a cada caso. Concretamente, dependerá de las causas concretas del embarazo psicológico de cada persona. En general, no es fácil, pero es importante que la mujer entienda que en realidad no está embarazada. El acompañamiento de un profesional será necesario incluso si los síntomas del embarazo psicológico desaparecen.

En los siguientes artículos podrás encontrar información sobre cómo ayudar a una persona con depresión y cómo superar los miedos.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué es un embarazo psicológico?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Concepción.

Bibliografía
  • Cruzado-Díaz, L., Herrera-López, V., y Perales-Salazar, M. Delirios de embarazo y pseudociesis: una breve aproximación. Revista Colombiana de Psiquiatría, 41(1), 208-216.
  • Murkoff, H. (2014). Qué se puede esperar cuando se está esperando. Barcelona: Editorial Planeta.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Qué es un embarazo psicológico?
¿Qué es un embarazo psicológico?

Volver arriba