menu
Compartir

Prueba de la glucosa en el embarazo: qué es y para qué sirve

 
Por Yurisbeth Zanotty. 29 abril 2021
Prueba de la glucosa en el embarazo: qué es y para qué sirve

La diabetes es una enfermedad que guarda relación con malos hábitos alimenticios, obesidad y sedentarismo. Actualmente, ha ido en aumento, debido a las comodidades del mundo moderno, siendo una condición que puede afectar a mujeres embarazadas, implicando consecuencias para el bebé y para la futura madre.

Las hormonas del embarazo (específicamente la hormona feto placentaria) pueden causar elevación de los valores de la glucosa sanguínea, para garantizar que el bebé reciba la cantidad suficiente para desarrollarse adecuadamente. Por esta razón, es conveniente monitorizar las posibles variaciones que puedan presentarse, para ello se utilizan pruebas diagnósticas que permiten prevenir posibles alteraciones y vigilar que los valores se mantengan estables. En el siguiente artículo de paraBebés, te hablaremos acerca de la prueba de glucosa en el embarazo: qué es y para qué sirve.

¿Qué es la prueba de la glucosa en el embarazo?

La prueba glucosa embarazo, o prueba de tolerancia a la glucosa modificada, es un examen diagnóstico que permite identificar la capacidad de respuesta del cuerpo a la glucosa. Es decir, que aporta datos acerca de cómo el organismo procesa el azúcar, y si puede ser capaz de pasar al interior de las células para almacenarse. Esto ocurre cuando se consumen alimentos y los niveles de glucosa permanecen elevados. Este el método fue creado por O'Sullivan y Mahan en el año de 1973, por este motivo, también se llama prueba O'Sullivan.

En el embarazo, las formas de diabetes gestacional avanzan rápidamente,y pueden tener repercusiones tanto en el bebé como en la madre, a esta última la afecta incluso después del parto, llegando a tener un riesgo mayor de sufrir diabetes mellitus tipo 2 a largo plazo.

¿Para qué sirve la prueba de la glucosa en el embarazo?

La prueba de glucosa en el embarazo o test O'Sullivan se estableció para poder identificar de forma rápida y efectiva las mujeres que tienen riesgo elevado de presentar diabetes gestacional e incluso después del embarazo. Es un método que solo dura 1 hora en la primera prueba, y de dos a tres horas en caso de necesitar una segunda prueba confirmatoria (dependiendo de los primeros resultados).

Esta es una prueba muy importante puesto que sirve para determinar si existe hiperglicemia (azúcar elevada) en el embarazo, para de esta forma disminuir los riesgos y las complicaciones que puedan presentarse, tanto en la madre como en el bebé. Con la misma, un solo valor alterado puede ser determinante para establecer el diagnóstico temprano, lo cual permite tomar medidas preventivas que se manifiesten en disminución de esta enfermedad.

La razón principal de porqué se realiza la prueba de glucosa en el embarazo, se debe a que la diabetes se presenta de forma asintomática (sin síntomas), por lo cual se requiere de un mecanismo que permita realizar el diagnóstico a personas aparentemente sanas. De esta forma se establece un tratamiento oportuno, que permita prevenir complicaciones mayores.

Cómo y cuándo se hace el test de O'Sullivan

¿Cómo se hace la prueba de la glucosa en el embarazo? Se debe medir las concentraciones preprandiales de glucosa en ayunas. Eso significa que no se puede comer antes de realizar la prueba de la curva de glucosa. Veamos el procedimiento del test de O'Sullivan:

  1. Estando en ayunas las embarazadas deben ingerir 50 gramos de glucosa por la vía oral, disuelta en agua.
  2. Posteriormente, debe permanecer sin comer nada y se mide la glicemia sanguínea una hora después.
  3. Se toma una muestra de sangre para determinar los valores. Puede que los valores estén dentro de la normalidad, que sean muy elevados permitiendo diagnostica la diabetes gestacional o que estén en un punto intermedio y sea necesario continuar con la prueba.
  4. En caso de que los valores sean altos, pero no determinantes, se continuará la prueba: se ofrecerán 75g de glucosa y se medirán los valores en ayuno, a 1 hora y 2 horas después de la administración.

¿Cuándo te hacen la prueba de la glucosa en el embarazo? Es muy importante que se realice el test de O'Sullivan al inicio del embarazo. La mujer debe tener entre 24 y 28 semanas preferiblemente, para determinar alteraciones en etapas tempranas del embarazo. Si existen factores de riesgo alto, la prueba puede hacerse en cualquier momento del embarazo, si no ha sido posible realizarla antes.

Resultados de la prueba del azúcar en el embarazo

Veamos cuáles son los niveles normales de glucosa en el embarazo. Los valores de la glicemia en sangre pueden ser los siguientes:

  • Si es por debajo de 140 mg/dL, los niveles de glucosa en el embarazo se consideran normales.
  • Si el valor es mayor a 140 hasta 199 mg/dL, se considera alto riesgo y se debe realizar otra prueba.
  • El último caso es cuando en la primera prueba (50g de glucosa por la vía oral) los valores son mayores a 200 mg/dL, con este resiptado se diagnostica diabetes gestacional.

En caso de que este primero paso haya salido de 140 hasta 199 mg/dL, se continua la prueba con la segunda fase que consta de 3 etapas. Cada etapa arrojará valores de glucosa determinados para establecer el diagnóstico de diabetes gestacional. Los niveles normales de glucosa son los siguientes:

  • Ayuno: 92 mg/dL
  • 1 hora: 180 mg/dL
  • 2 horas: 153 mg/dL.

Se considera riesgo de diabetes gestacional cuando existe alteración de uno de estos valores.

¿Es obligatoria la prueba de la glucosa en el embarazo?

Se recomienda medir la glucosa de forma sistemática a todas la embarazadas, con el objetivo de ayudar a descartar la presencia de diabetes gestacional. Es importante realizar un diagnóstico temprano. Por eso, es importante realizar la prueba especialmente a toda embarazada que presente algún factor de riesgo para desarrollar diabetes gestacional. Los factores de riesgo son:

  • Que haya tenido diabetes gestacional en embarazos anteriores.
  • Obesidad.
  • Mal manejo de la glucosa sanguínea.
  • Intolerancia a la glucosa (ya determinada).
  • Bebés anteriores grandes.

Efectos secundarios de la prueba de la glucosa en el embarazo

¿Cuáles son los efectos secunadrios del test de O'Sullivan? Algunas embarazadas refieren que la prueba de la curva de glucosa en el embarazo resulta desagradable, por ser en ayunas y tener que tomar tal cantidad de azúcar, provocándole náuseas, mareos y mal sabor de boca.

Posibles complicaciones del azúcar elevado

Es importante tener valores que permitan prevenir la presencia de azúcar elevado en sangre y posibles complicaciones. Alguna de ellas son las siguientes:

  • Las madres presentan mayor resistencia a la insulina, quiere decir que tienen mayor riesgo de tener intolerancia a la glucosa durante el embarazo.
  • Presión arterial alta gestacional.
  • Preeclampsia.
  • Macrosomía fetal (feto muy grande).
  • A consecuencia de la macrosomía fetal, existe aumento de distocia o parto complicado debido al tamaño del bebé, que por lo general superan los 4 kg. Conoce aquí los Tipos de parto y sus características.
  • Mayor probabilidad de nacimiento por cesárea.
  • Los bebés tiene riesgo elevado de padecer obesidad, diabetes mellitus tipo 2, síndrome metabólico, exceso de glóbulos rojos en la sangre (policitemia), entre otras alteraciones.

Si deseas leer más artículos parecidos a Prueba de la glucosa en el embarazo: qué es y para qué sirve, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Referencias
  1. Parodi, K., & Jose, S. (2016). Diabetes y embarazo. Rev Fac Cienc Méd, 13(1), 27-35.
  2. Gracia, V. D., & Olmedo, J. (2017). Diabetes gestacional: conceptos actuales. Ginecología y obstetricia de México, 85(6), 380-390.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Prueba de la glucosa en el embarazo: qué es y para qué sirve
Prueba de la glucosa en el embarazo: qué es y para qué sirve

Volver arriba