menu
Compartir

Principales enfermedades en el embarazo

 
Por Yurisbeth Zanotty. 30 noviembre 2020
Principales enfermedades en el embarazo

El embarazo es un acontecimiento fisiológico en la vida de la mujer, que generalmente transcurre sin complicaciones. Sin embargo, en los últimos años ha habido un aumento en los casos de muertes, debido a alteraciones durante la gestación y el parto. Se han observado que los problemas de salud presentados mundialmente, son debido a las influencias entre factores demográficos y el estilo de vida de cada embarazada.

Entre las principales alteraciones clínicas en el embarazo, relatadas en la literatura, se destacan como las más importantes las enfermedades Infecciones del Tracto Urinario (ITU), la Enfermedad Hipertensiva del embarazo, anemia, asma e hiperémesis gravídica. Todas representan riesgos tanto para la madre como para el bebé, y en este artículo de paraBebés, te hablaremos acerca de las principales enfermedades en el embarazo, cómo prevenirlas, detectarlas y tratarlas.

Los problemas de salud durante el embarazo es una de las principales preocupaciones de las mujeres embarazadas. En este estado, hay algunas alteraciones clínicas que son de alto riesgo. Concretamente, las enfermedades en el embarazo que afectan al bebé.

También te puede interesar: ¿Se puede comer huevo en el embarazo?

Enfermedades e infecciones del tracto urinario (ITU)

Si te preguntas cuáles son las enfermedades durante el embarazo, debes tener en cuenta las enfermedades e infecciones del tracto urinario, ya que son las complicaciones más frecuentes en el embarazo. Suele afectar alrededor de un 15% de los embarazos. Esta es una de las principales enfermedades en el embarazo porque aumenta el riesgo de que la madre tenga un parto prematuro. Por otra parte, también puede retardar el crecimiento intrauterino.

Hay diferentes tipos de infecciones del tracto urinario. Veamos cuáles son las enfermedades más comunes del tracto urinario durante el embarazo y qué tratamiento debe seguirse en cada caso:

1. Bacteriuria asintomática

Esta es la enfermedad más común durante el embarazo y consiste en la colonización bacteriana del tracto urinario inferior. No presenta síntomas. Esta enfermedad aumenta la probabilidad de padecer infecciones urinarias más graves. Requiere un tratamiento con antibióticos como la ampicilina y las defalosporinas.

2. Cistitis

Otro de los problemas que pueden surgir en el embarazo es la cistitis, que presenta complicaciones en el 1-4% de embarazos. Se trata de la inflamación de la vejiga. Presenta síntomas como ganas constantes de orinar, sangre en la orina, molestias pélvicas y fiebre baja. El tratamiento suele durar entre 3 y 7 días y se recomienda la amoxicilina, la cefalexina i la fosfomicina. Es importante realizar un urocultivo y adaptar el tratamiento al resultado.

3. Pielonefritis

Es la infección del tracto urinario más grave, ya que afecta a la pelvis y el riñón. Afecta al 1 o 2% de los embarazos y puede presentar síntomas como dolor lumbar, fiebre y escalofríos. El tratamiento para la pielonefritis incluye un periodo de observación de 24 horas y realizar el siguiente tratamiento farmacológico: ceftriaxona 1 gr cada 24 horas o 1g de amoxicilina/clavulánico cada 8 horas.

Enfermedades hipertensivas en el embarazo

Otro de los problemas que pueden surgir en el embarazo es la hipertensión. Las enfermedades hipertensivas en el embarazo ocurren entre el 7 y el 10% de los embarazos. Por lo que se consideran enfermedades comunes en el embarazo. Se presentan con un amplia variedad de manifestaciones, que abarcan desde la elevación mínima de la presión arterial, como único signo, hasta una hipertensión severa y una disfunción de diversos órganos y sistemas.

Si la madre sufre una enfermedad hipertensiva en el embarazo, esta tiene un alto riesgo de preeclampsia y de eclampsia, así como de otras causas de morbimortalidad materna, incluidos encefalopatía hipertensiva, insuficiencia renal o insuficiencia ventricular izquierda (síndrome HELLP).

Tipos de hipertensión en el embarazo

La hipertensión durante el embarazo puede clasificarse en los siguientes tipos:

  • Crónica: la tensión arterial es alta antes del embarazo o antes de las 20 semanas de gestación. La hipertensión crónica complica el 1-5% de todos los embarazos.
  • Gestacional: la hipertensión aparece después de las 20 semanas de gestación (típicamente, después de la semana 37) y remite después de la sexta semana posparto; aparece en el 5 o 10% de los embarazos, más comúnmente en embarazos multifetales.

Detección

Los trastornos hipertensivos se presentan como un amplio espectro de manifestaciones que abarcan desde una elevación mínima de presión arterial, hasta la hipertensión severa con disfunción de diversos órganos y sistemas. Lo mejor para detectar estos trastornos es acudir a los/las profesionales para que traten cada caso. Si te preguntas cómo prevenir enfermedades en el embarazo, debes saber que son esenciales los hábitos saludables y los controles médicos.

Tratamiento

El tratamientos para embarazadas con hipertensión consiste en:

  1. En pacientes de 24 a 34 semanas, se debe de utilizar corticoides para la maduración fetal, si la condición y estabilidad materna y fetal lo permite.
  2. Betametasona: 12 mg intramuscular cada 24 horas dos dosis.
  3. Dexametasona: 6 mg intramuscular cada 12 horas 4 dosis.

Anemia

Una de las principales enfermedades en el embarazo es la anemia. Este trastorno se caracteriza por la deficiencia de hierro en sangre. Ingerir pocas cantidades de hierro conlleva que la mujer embarazada se sienta cansada, presente taquicardias y, en casos graves, puede afectar al bebé. La anemia materna constituye en un problema de salud de alto riesgo.

Prevención

Para la prevención de enfermedades durante el embarazo como la anemia, se deben tomar vitaminas prenatales que contengan hierro, mantener una buena alimentación y, sobre todo, consultar un especialista para prevenir los bajos niveles de hierro en sangre durante el embarazo.

Detección

Los principales síntomas de la anemia que permiten detectar esta enfermedad de alto riesgo son la fatiga, dificultad para respirar, mareos frecuentes o aturdimiento, manos y pies fríos y dolor de cabeza, entre otros.

Tratamiento

El tratamiento de la anemia en el embarazo consiste en absorber 5 mg/día de hierro aportados en la dieta. A partir del cuarto mes de embarazo 300 mg/día. En algunos casos se recomienda aumentar la dosis de hierro a las 28–34 semanas de gestación.

Asma

Otra de las posibles patologías del embarazo es el asma, una de las enfermedades de alto riesgo en el embarazo. Consiste en un proceso inflamatorio crónico de las vías aéreas. El asma complica alrededor del 1% de los embarazos, pero el efecto de la enfermedad es muy variable, ya que las embarazadas pueden presentar crisis leves o de alto riesgo.

Prevención

Para prevenir el asma recomendamos realizar una consulta con profesionales sanitarios, que diagnosticarán cada caso con detalle. El control estricto del asma en el embarazo debe ser una prioridad para no poner en peligro a la madre y el feto.

Detección

Para detectar el asma es importante identificar si se padecen síntomas como dificultad para hablar, tener un estado mental agitado, si la persona tose mucho o si su frecuencia respiratoria se ve visiblemente alterada.

Tratamiento

El tratamiento para el asma durante el embarazo es el siguiente:

  1. Oxígeno con máscara facial o con máscara con reservorio en los pacientes que no retienen CO2 o con cánula nasal húmeda a 3-4litros x minuto permanentemente.
  2. Inhaloterapia cada 2-4 horas según la gravedad de cada caso.

Hiperémesis gravídica

Otra de las posibles enfermedades durante el embarazo es la hiperémesis gravídica. Esta enfermedad del embarazo de escribe como los vómitos persistentes, acompañados de pérdida de peso en el 30% de la embarazada, produciendo deshidratación. En casos graves, puede provocar falla cardíaca y renal por disminución en los niveles de potasio, pérdida de electrolitos, disminución de la glicemia y de vitamina B. Es una de las enfermedades en el embarazo que afectan al bebé, ya que este puede conllevar riesgo de aborto, parto prematuro y bajo peso del bebé al nacer.

Prevención

La prevención de la hiperémesis gravídica se basa en proporcionar consejos higiénico-dietéticos a la embarazada como reposo, fraccionamiento de alimentos, comidas poco abundantes pero frecuentes, dieta rica en hidratos de carbono y pobre en grasas, mejor sólidos y fríos, evitando condimentos, bebidas con gas, tabaco, alcohol y olores fuertes.

Detección

La hiperémesis gravídica aparece a las 5-6 semanas. Por tanto es uno de problemas en el embarazo que se detecta en el primer trimestre. La clínica máxima es a las 9 semanas y a partir de ahí disminuye hasta desaparecer a las 16-18 semanas. Entre el 15-20% persisten hasta el 3er trimestre, y 5% hasta el parto.

Tratamiento

Para las formas leves o moderadas, el tratamiento de la hiperémesis gravídica es ambulatorio en casa con medidas de prevención. A continuación, veremos el tratamiento para los casos más graves:

  1. Doxilamina y piridoxina: tomar vía oral 10-20 mg c cada 8 horas.
  2. Metoclopramida: 10 mg antes de cada comida.
  3. Tratamientos alternativos: comer un gramo de jengibre al día durante 4 días o vitamina B6 o piridoxina. En este artículo hablamos sobre el jengibre en e embarazo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Principales enfermedades en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Bogantes, Solano G. (2010). Infecciones urinarias en el embarazo. Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica (593): 233-236 201.
  • Gonzales, Olavegoya P. (2019). Fisiopatología de la anemia durante el embarazo: ¿anemia o hemodilución? Simposio anemia en la gestación. Rev. Perú. ginecol. obstet. (65):4
  • Guías de manejo de las complicaciones en el embarazo. (2015). Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva Programa Materno Infantil. MINSA – CSS.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Principales enfermedades en el embarazo
Principales enfermedades en el embarazo

Volver arriba