menu
Compartir

Posiciones para amamantar después de una cesárea

 
Por Eva Martínez Fierro. 15 marzo 2021
Posiciones para amamantar después de una cesárea

La cesárea y la lactancia materna son totalmente compatibles y, de hecho, es la mejor decisión que se puede tomar, tanto por la salud del bebé como para la de la madre.

No hay unas formas más correctas que otras para dar el pecho, siempre y cuando el agarre del bebé al pezón sea bueno y que ambos estén cómodos. Uno de los problemas que pueden surgir con la lactancia, después de una cesárea, son las posturas que puede adoptar la madre debido a los dolores que le puede causar la herida de la barriga y las precauciones que debe tomar.

En este artículo de paraBebés, te contamos cuáles son las mejores posiciones para amamantar después de una cesárea, teniendo en cuenta que con postura nos referimos a la colocación de la madre para amamantar y con posición a la colocación del bebé para alimentarse.

Postura “balón de rugby” o invertida

En esta postura la madre podrá estar sentada o semisentada, poniendo un cojín para apoyar a su bebé al lado de la pierna que coincida con el pecho que va a tomar el recién nacido. Los pies del bebé quedarán hacia la espalda de la madre y, ella, sujetará su cuerpo y su cabeza con el brazo.

La madre puede ver la cara del bebé y el bebé está totalmente pegado a su cuerpo, por lo que puede ser una de sus posturas favoritas y más cómodas. En este artículo, encontrarás más información sobre cómo amamantar a un bebé correctamente.

Posiciones para amamantar después de una cesárea - Postura “balón de rugby” o invertida
Imagen: Cómo funciona

Postura de cuna doble cruzada

Esta postura para amamantar es perfecta para mamás con 2 bebés, mellizos o gemelos. Para adoptarla, tienes que usar un cojín de lactancia o una almohada donde descansarán los bebés tumbados mientras maman, quitando presión a los brazos de la madre y evitando así el roce en la herida de la cesárea.

Cada bebé será rodeado con un brazo, reposando la cabeza en cada una de las zonas del codo de la madre. De esta forma, quedarán cruzados.

Posiciones para amamantar después de una cesárea - Postura de cuna doble cruzada
Imagen: Euroresidentes

Postura tumbada en paralelo

Otra de las posiciones para amamantar después de una cesárea. Esta postura es muy cómoda para aquellas mamás que practican colecho y quieren descansar un poco más, sobre todo por la noche. Consiste en tumbarse de lado y ofrecer el pecho más cercano al colchón. El bebé estará tumbado también de lado, frente a frente con la madre, facilitando así el agarre.

En caso de querer dar el otro pecho, solo deben colocarse del lado contrario. Es importante que la mujer no se quede dormida en esta posición mientras amamanta a su bebé, sobre todo los primeros meses, para evitar cualquier movimiento que pueda impedir al niño o niña respirar con normalidad.

Posiciones para amamantar después de una cesárea - Postura tumbada en paralelo

Postura transversal

La postura transversal es la más extendida de todas y la que más estamos acostumbrados a ver. La madre permanecerá sentada o ligeramente recostada. Para aliviar la presión en la zona de la herida y que no aparezcan las molestias y/o el dolor, puedes ayudarte de un cojín de lactancia o de una almohada donde recaiga todo el peso del bebé.

Posiciones para amamantar después de una cesárea - Postura transversal

Postura del caballito

Una de las posiciones para amamantar después de una cesárea. Esta postura es muy poco habitual, pero puede ser muy útil después de una cesárea. El bebé se debe colocar sentado a caballito en una pierna de la madre y permanecerá en posición vertical. Al tratarse de bebés recién nacidos, es importante que la mujer sostenga muy bien la cabeza del bebé y parte de su tronco para que no tenga forzada la postura.

También es conveniente ofrecerle el pecho desde arriba, tocando casi con el pezón su nariz para que abra bien la boca y se produzca un agarre adecuado. Consulta el siguiente artículo para saber por qué mi bebé se desespera cuando lo amamanto.

Posiciones para amamantar después de una cesárea - Postura del caballito

Postura inversa

Con esta postura la madre podrá descansar tumbada en la cama a la vez que alimenta a su bebé. Es adecuada tanto desde el nacimiento como cuando pasan unas semanas y el bebé comienza a moverse más, ya que evitaremos cualquier tipo de golpe en la zona de la cesárea.

La madre debe estar boca arriba en la cama y el bebé debe estar tumbado también pero al revés, es decir, con sus pies al lado de la cabeza de su mamá. Adoptes la postura que adoptes, lo más importante es que ambos estén cómodos.

En algunos momentos de la lactancia, algunas posturas serán más beneficiosas que otras para hacer una mejor extracción de leche, para mejorar el agarre o para aliviar bultos causados por la subida de leche o mastitis en la madre.

Por último, cabe destacar que la leche materna no tarda más tiempo en subir después de una cesárea. Cuando la placenta se desprende del útero, se pone en marcha la hormona prolactina, que es la responsable de mandar el mensaje para que la leche comience a segregarse. Por ello, es indiferente que el parto se haya dado por vía vaginal o por cesárea. Descubre cuánto tarda en subir la leche.

Posiciones para amamantar después de una cesárea - Postura inversa
Imagen: Gramho

Si deseas leer más artículos parecidos a Posiciones para amamantar después de una cesárea, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Lactancia materna.

Bibliografía
  • Padró, A. (12 de octubre de 2018). Posturas y posiciones para amamantar. Recuperado de: https://blog.lactapp.es/posturas-y-posiciones-lactancia/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Posiciones para amamantar después de una cesárea
Imagen: Cómo funciona
Imagen: Euroresidentes
Imagen: Gramho
1 de 7
Posiciones para amamantar después de una cesárea

Volver arriba