menu
Compartir

Oxitocina en el parto: qué es y para qué sirve

 
Por Leidy Mora. 30 junio 2021
Oxitocina en el parto: qué es y para qué sirve

La oxitocina es una hormona que cumple importantes funciones en el cuerpo. Se reconoce por su implicación en las contracciones del útero durante el parto y como eyectora de leche en la lactancia. Desde los años 50, se ha utilizado esta hormona en su versión sintética, administrándose durante el trabajo de parto, bajo ciertas condiciones donde se ven alteradas las contracciones uterinas.

En este artículo de paraBebés, hablaremos de la oxitocina en el parto, qué es y para qué sirve. También te explicaremos como actúa la oxitocina durante el trabajo de parto, las dosis indicadas y en cuánto tiempo tarda en hacer el efecto.

También te puede interesar: Cómo saber si estoy de parto

Qué es la oxitocina

Las hormonas son sustancias químicas que se producen en el sistema endocrino, viajan por el torrente sanguíneo y se encargan de dirigir y regular diferentes procesos corporales. En la gestación, la acción de las hormonas es clave. Ellas adaptan el organismo de la madre para la formación, crecimiento y nacimiento del bebé. Una de las hormonas implicadas en este proceso es la oxitocina.

¿Qué efectos produce la oxitocina? Es una hormona secretada en el hipotálamo, se acumula en la neurohipófisis, desde donde es liberada a la circulación. En el embarazo, actúa en el útero y en las mamas como mediadora de procesos como las contracciones uterinas y la lactancia.

Esta hormona también ejerce una función como neurotransmisor, interviniendo en las relaciones afectivas y en el vínculo amoroso, es por esta razón que también se le llama la "hormona del amor".

Para qué sirve la oxitocina

La oxitocina es la responsable de varias funciones en el organismo, destacándose su papel durante el parto y el puerperio. A continuación, veremos con más detalle para qué sirve la oxitocina:

  • Papel de la oxitocina durante el parto: estimula las fibras musculares del útero, controlando así la amplitud, duración y frecuencia de las contracciones uterinas durante el parto. Esta hormona aumenta sus niveles a medida que avanza el trabajo de parto, permitiendo así la salida del bebé y la expulsión de la placenta.
  • Prevención de hemorragias postparto: cuando se expulsa la placenta, el útero se contrae lo suficiente por acción de la oxitocina, evitando la hemorragia postparto, responsable del 25% de las complicaciones maternas en el postparto inmediato.
  • Lactancia materna: la oxitocina es la encargada de la eyección de la leche materna, ella contiene receptores en las mamas que son estimulados con la succión del bebé, haciendo que las células mioepiteliales que rodean los alveolos mamarios se contraigan y expulsen la leche. Esto a su vez estimula a la prolactina, hormona que se encarga de la producción de leche materna.
  • Vinculación amorosa: actúa como neurotransmisor, interviniendo en las emociones como el apego, la empatía, las relaciones afectivas. Estimula también el vínculo afectivo madre e hijo.
  • Sexualidad: esta hormona favorece el orgasmo durante las relaciones sexuales. En la mujer, estimula las contracciones uterinas promoviendo así la entrada de espermatozoides. En cambio, en el hombre, provoca contracciones en la próstata y las vesículas seminales para la eyaculación del semen.

Cómo actúa la oxitocina en el parto

La oxitocina actúa en la fase secundaria y terciaria del parto. La distensión del cuello uterino y la presión de la cabeza del bebé en el útero estimularán la liberación de oxitocina desde la hipófisis. A este proceso se le denomina reflejo de Ferguson.

Esta oxitocina liberada llega a los receptores ubicados en el musculo liso del útero, favoreciendo las contracciones uterinas. Los niveles de oxitocina aumentan gradualmente, así como la intensidad y la duración de las contracciones de parto, favoreciendo la salida del bebé a través del canal del parto.

También se encarga de la expulsión de la placenta y de la posterior contracción del útero, comprimiendo de esta manera los vasos sanguíneos para evitar la hemorragia postparto.

Cuándo es necesaria la oxitocina

En algunas mujeres, la liberación de oxitocina se ve afectada por el estrés y los nervios propios del parto. En estos casos, el médico puede indicar la oxitocina artificial, un fármaco que cumple la misma función de la oxitocina natural, promoviendo las contracciones y facilitando la salida del bebé. En este sentido, la oxitocina sintética es indicada para:

  • Inducir el trabajo de parto: cuando hay embarazo postérmino, ruptura prematura de membranas o preeclampsia. En este artículo, encontrarás información de qué es un parto inducido, cuánto dura y cómo afrontarlo.
  • Favorecer las contracciones uterinas en caso de que cesen durante el parto.
  • Prevenir o tratar la hemorragia postparto: esto se da cuando existe atonía uterina, es decir, el útero no se contrae lo suficiente después de la expulsión de la placenta, lo que trae como consecuencia hemorragias uterinas.

Dosis recomendadas de oxitocina en el parto

La oxitocina sintética se administra vía endovenosa con bomba de infusión, es decir, manteniendo el control de las gotas administradas. Se comienza con una dosis baja que progresivamente se va aumentando para favorecer la frecuencia e intensidad de las contracciones. La oxitocina viene en ampollas de 5 o 10 UI, que se diluyen en suero fisiológico, para su administración progresiva durante el trabajo de parto.

Los protocolos en cuanto a la dosis exacta para la inducción al parto varían. Por lo general se inicia su administración con 1 o 2 mUI por vía intravenosa, duplicando la dosis cada 20 a 30 minutos, con límite máximo de 20 a 40 mUI/min.

La administración de oxitocina durante el parto requiere monitorización cardiaca fetal continua y valoración de las condiciones maternas, ya que se debe prevenir la hiperestimulación uterina.

Cuánto tarda en hacer efecto la oxitocina en el parto

La oxitocina requiere de 20 a 30 minutos para alcanzar una concentración estable y de esta manera comenzar ver su efecto. Por esta razón, pasado este tiempo, se puede aumentar la dosis administrada, valorando primero la intensidad de las contracciones.

Se debe destacar que la oxitocina sintética solo es necesaria en casos donde haya una falta o disminución de contracciones uterinas que pongan en riesgo las condiciones del parto y el postparto inmediato. Ciertamente, si el parto se desarrolla naturalmente, no hay necesidad de administrar oxitocina.

El personal sanitario que este acompañándote en tu parto evaluará la necesidad de la administración de oxitocina, también pedirán tu consentimiento en caso de que la amerites. Es importante que comentes con tu profesional sanitario de confianza sobre esta posibilidad. Pide que te aclare las dudas que surjan. De esta forma, te sentirás más preparada para el día de la llegada de tu bebé.

Si deseas leer más artículos parecidos a Oxitocina en el parto: qué es y para qué sirve, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dar a luz.

Bibliografía
  • American Pregnancy Association. (2015). Induciendo el parto. Recuperado de: https://americanpregnancy.org/es/healthy-pregnancy/labor-and-birth/inducing-labor-905/
  • Aragón, JP (2017). Protocolo clínico para la inducción del trabajo de parto: propuesta de consenso. México. Revista de ginecología y obstetricia de México 2017 mayo; 85 (5): 314-324.
  • Lopez, E. (2014). Oxitocina, la hormona que todos utilizan y que pocos conocen. Mexico. Revista de ginecología y obstetricia de México 2014 82: 472-482. Recuperado de:https://www.medigraphic.com/pdfs/ginobsmex/gom-2014/gom147f.pdf
  • Lopezosa, P. (2016). Estimulación del parto con oxitocina: efectos en los resultados obstétricos y neonatales. España. Rev. Latino-Am. Enfermagem 2016;24:e2744. Recuperado de: https://www.scielo.br/j/rlae/a/RVcQ6KDg65jfXSnmyfyctRq/?format=pdf&lang=es
  • Ministerio de Salud Pública de Uruguay (2014). Guías en Salud Sexual y Reproductiva. Manual para la atención a la mujer en el proceso de embarazo, parto y puerperio. Uruguay. Recuperado de: https://www.mysu.org.uy/wp-content/uploads/2014/11/2014-Manual-Atenci%c3%b3n-Embarazo-Parto-y-Puerperio.pdf
  • Organización Mundial de la Salud. (2015). Recomendaciones de la OMS para la conducción del trabajo de parto. Recuperado de: https://www.who.int/topics/maternal_health/d

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Oxitocina en el parto: qué es y para qué sirve
Oxitocina en el parto: qué es y para qué sirve

Volver arriba