Compartir

Niños altamente sensibles: características y cómo tratarlos 

Niños altamente sensibles: características y cómo tratarlos 

Cuando no se conoce lo que es la alta sensibilidad puede parecer difícil de entender. De hecho, los padres y madres que tienen niños y niñas altamente sensibles sienten que sus hijos e hijas son “complicados”. Creen que se quejan mucho o que tienen curiosidad por cosas que otros niños o niñas no tienen. Lo que para los padres puede ser insignificante, para un niño o niña altamente sensible puede ser un motivo de tensión emocional constante. Parecen niños muy intensos ante las circunstancias que les rodean, pero en realidad, solo hay que entenderles para saber cómo perciben el mundo y por qué, en ocasiones, se comportan de la forma en que lo hacen. A continuación, queremos hablarte en paraBebés sobre los niños altamente sensibles: características y cómo tratarlos.

También te puede interesar: ¿Castigar a los niños es bueno o no?

Características de los niños altamente sensibles 

La alta sensibilidad (también llamada sensibilidad de procesamiento sensorial) se ha estudiado en niños y adultos durante más de 60 años. No es un desorden; es simplemente un tipo de temperamento, uno que es compartido por el 20% de la población y que ocurre por igual entre hombres y mujeres.

El libro de la psicóloga Elaine Aron, The Highly Sensitive Child, ha sido durante mucho tiempo un recurso de referencia para los padres. Como explica Aron, hay cinco rasgos en particular que son clave para entender por qué estos niños son como son. Las características principales de los niños/as altamente sensibles son:

  1. Reciben más información sensorial de su entorno que otros niños y niñas. Los niños y niñas altamente sensibles escuchan sonidos débiles, detectan olores sutiles y notan detalles en dibujos y arquitectura que otros niños ignoran. Pueden encontrar ciertos alimentos demasiado sabrosos o no soportar el uso de algunas telas.
  2. Procesan la información más profundamente. Su creatividad e intuición surgen de esta vida interior rica y profundamente reflexiva.
  3. Tienen una gran empatía por los demás. Los niños y niñas altamente sensibles sienten como suyas las emociones de quienes les rodean, compartiendo sus altibajos.
  4. Se sobreestimulan fácilmente. En comparación con otros niños/as, los niños y niñas altamente sensibles se cansan más rápidamente y necesitan más tiempo de descanso o inactividad.
  5. Son propensos a rabietas y colapsos repentinos. A menudo precipitados por sobrecarga de información o sobrecarga emocional. Las situaciones destinadas a ser placenteras para un niño o niña (como por ejemplo: una tarde en el parque, una fiesta de cumpleaños o un día en un parque temático) pueden convertirse rápidamente en una experiencia difícil para los niños y niñas sensibles.

En resumen, los niños con altas sensibilidades perciben más, reflexionan más y sienten más. Llegan a su límite más rápido que otros niños y niñas. Como las personas altamente sensibles en sociedad son minoría, sus reacciones y sentimientos a menudo parecen extrañas para los demás.

Niños altamente sensibles y altas capacidades 

¿Qué relación hay entre la alta sensibilidad y las altas capacidades? Los niños que tiene altas capacidades tienen un alto potencial cognitivo y multi-dimensional:

  • Entre 1 y 4 años: desarrollo precoz del lenguaje y gran capacidad de memoria. Son capaces de leer y hacer puzzles solos antes de los 4 años.
  • Entre los 4 y los 6 años: gran curiosidad por aprender y por lo que les rodea. Tienen una gran capacidad de comprensión de conceptos.
  • A partir de los 6 años: tiene riqueza léxica, buena comprensión y es capaz de entender conceptos complejos y plantear y resolver problemas. Tiene talento en áreas específicas de su interés, aunque también puede mostrar cierto despiste en cosas que no le interesa. Tienen sentido del humor, sensibilidad, perfeccionismo, sentimientos y emociones fuertes.

Teniendo en cuenta el último punto de la lista anterior, se puede hacer la conexión entre los niños y niñas altamente sensibles y los niños y niñas con altas capacidades. En este sentido, son niños emocionales que tienen un alto sentido de la justicia y perciben de su alrededor informaciones o detalles sutiles que otros niños y niñas de su misma edad no perciben. También se sobreexcitan con facilidad y pueden llegar a la hipersensibilidad en muchos casos. Aunque que un niño o niña sea altamente sensible no significa que también tenga altas capacidades. En definitiva: la alta sensibilidad es uno de los síntomas de las altas capacidades.

En este artículo explicamos las características y los tipos de superdotación intelectual.

Cómo tratar a los niños altamente sensibles  

Los niños y niñas altamente sensibles corren el riesgo de internalizar una sensación de vergüenza duradera y muy dañina, una sensación de que de alguna manera "carecen" de habilidades en comparación con los hermanos, las hermanas, compañeros y compañeras más extrovertidos. Los padres, las madres y otros adultos importantes en su vida deben hacer todo lo posible para evitar que este sentimiento injustificado de vergüenza arraigue.

Si tienes un/a hijo/a muy sensible o conoces a algún niño o niña que lo es, es necesario que conozcas los siguientes puntos para tratarle:

1. Valórale

La experiencia del mundo de un niño o niña altamente sensible puede ser diferente de la tuya, pero es real. Él o ella no está teniendo "rabietas" o frustración para llamar tu atención o manipularte. El primer punto a tener en cuenta para tratar a niños/as altamente sensibles es valorarlos tal como son.

2. Valídale

Todos los niños y las niñas altamente sensibles suelen notar que son diferentes de otros niños y niñas. Necesitan saber que se les valora y que no son personas extrañas. Recuérdale al niño o niña que hay muchas personas como ellos en todo el mundo. Explícale que lo que siente no es incorrecto, que está bien y solamente deberá ir aprendiendo a gestionar sus emociones, igual que todos y todas. En este artículo puedes ver cómo trabajar las emociones en los niños y las niñas.

3. Protégele

Los niños hipersensibles, para generar confianza en las nuevas situaciones, necesitarán dar pasos más pequeños que otros niños y niñas. La mayor parte de la confianza del niño o niña altamente sensible se basa en haber tenido experiencias positivas en el pasado, es necesario no obligarle a ir más allá de lo que le puede resultar cómodo. Empujarle a que “supere su miedo” es contraproducente. Hay que esperar a que esté listo para realizar las cosas. Evita situaciones donde haya mucha gente, muchos estímulos o en las que sepas que no se va a sentir cómodo/a.

4. Acepta que un ritmo más lento es más eficaz

Los niños y niñas altamente sensibles prosperan en la previsibilidad y la rutina. Necesitan mucho más tiempo de inactividad en su horario que los niños y niñas que no son altamente sensibles. Cualquier experiencia intensa debe equilibrarse con un "retiro" tranquilo y reparador que les permita reagruparse emocionalmente.

5. Cuida la forma de poner límites

Cuando se requiera disciplina, recuerda siempre que incluso una conversación severa puede ser abrumadora para estos niños y niñas. Generalmente, los niños hipersensibles son autocríticos severos, rápidos para condenarse a sí mismos como "malos" o "inútiles" cuando se equivocan. Es una buena idea concluir la disciplina con un recordatorio de que todos cometen errores.

Actividades para niños altamente sensibles   

Con un niño o niña altamente sensible, un simple viaje a una juguetería para elegir un regalo puede llevar mucho tiempo. Estos niños y niñas quieren reflexionar sobre las decisiones y considerar todas sus opciones cuidadosamente.

A veces, puedes sentirte frustrado porque tu vida está limitada por todas las cosas que tu hijo/a no puede hacer o no hará. Te preocupará que la vida de tu hijo/a también sea limitada. No te preocupes por todas las "cosas divertidas" que tu hijo/a parece que se está perdiendo. Tu hijo/a no tiene que vivir la misma infancia que viviste tú. Él o ella tiene sus propias ideas sobre lo que es "divertido". Mantente positivo/a, siéntete orgulloso/a de tu hijo/a y predice un gran futuro para él o ella (porque realmente está a su alcance) y también ayudarás a tu hijo/a a mantenerse positivo/a. A continuación, vamos a mostrarte algunas actividades que le pueden gustar:

  • Actividades tranquilas como meditación y yoga.
  • Lectura de libros sobre las emociones para entenderlas mejor.
  • Tiempo de calma para que esté consigo mismo y sus pensamientos.
  • Actividades con poco ruido y con calma: hacer puzzles, juegos de cartas, manualidades, etc. Aquí encontrarás 20 manualidades para niños/as con materiales reciclados.
  • Juegos de rol para poder ensayar situaciones de la vida.

Si deseas leer más artículos parecidos a Niños altamente sensibles: características y cómo tratarlos , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento del niño.

Bibliografía
  • de Beijl, K. Z. (2016). Personas Altamente Sensibles: Descubre si lo eres y aprende a gestionar el día a día en tus relaciones, el trabajo, con tus hijos…. La esfera de los libros.
  • García-Rona, A., & Sierra-Vázquezb, J. (2011). Niños con altas capacidades intelectuales. Signos de alarma, perfil neuropsicológico y sus dificultades académicas. Anales de Pediatría Continuada. AEP, 9(1).
  • Aron, E. (2002). The highly sensitive child: Helping our children thrive when the world overwhelms them. Harmony.

Escribir comentario sobre Niños altamente sensibles: características y cómo tratarlos 

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Dana
Gracias por este artículo
Mª José Roldán
De nada! :)

Niños altamente sensibles: características y cómo tratarlos 
Niños altamente sensibles: características y cómo tratarlos 

Volver arriba