menu
Compartir

Mi bebé no quiere comer verduras: por qué y qué hacer

 
Por Leidy Mora. Actualizado: 22 octubre 2021
Mi bebé no quiere comer verduras: por qué y qué hacer

Cuando el bebé comienza la alimentación complementaria, es común que rechace alguno de los nuevos alimentos, especialmente las verduras, ya sea por su sabor fuerte y diferente o por las texturas de muchas de ellas.

El problema radica en que los bebés necesitan nutrientes para su correcto desarrollo. Estos son captados de los alimentos consumidos, especialmente de las verduras. Ahora el problema es, ¿por qué mi bebé no quiere comer verduras y qué hacer?

En este artículo de paraBebés, te contaremos cuáles son las causas por las que el bebé no quiere comer verduras, las consecuencias de no comerlas y algunos consejos que debes tener en cuenta para ofrecerle este importante alimento al bebé.

Por qué mi bebé no quiere comer verduras

La introducción de nuevos alimentos al bebé no suele ser una tarea fácil para los padres. Los bebés están acostumbrados solo a el sabor de la leche y poco a poco deben irse adaptando a los nuevos sabores, como al de las verduras. A continuación, veremos los posibles motivos de por qué un bebé no quiere comer verduras:

  • Tienen sabores fuertes y amargos: las verduras son muy nutritivas, sin embargo, muchas de ellas tienen sabores fuertes y amargos, como es el caso de las espinacas y el brócoli, que hacen que el bebé no quiera comerlas. En este artículo, te proponemos ideas sobre cómo preparar brócoli para bebés.
  • Depende de la personalidad del bebé: el bebé puede rechazar las verduras y otros alimentos debido al desarrollo de su personalidad. Esto hace que elijan solo los alimentos que ellos deseen y no los que los padres le ofrecen.
  • Rechazo hacia alimentos desconocidos: los bebés solo eligen comer ciertos tipos de alimentos, rechazando los desconocidos, o los que no tengan los sabores a los que están acostumbrados.

Por lo tanto, si tu bebé no quiere comer verduras, solo debes mantener la calma y entender que es normal. Un gran porcentaje de madres lo experimenta con sus hijos. Mientras los acepta, intenta que el bebé pruebe alimentos que puedan favorecer una alimentación saludable.

Qué pasa si un bebé no come verduras

Las verduras son una pieza clave en la alimentación porque aportan múltiples beneficios nutricionales al organismo. ya que contienen proteínas, hidratos de carbono y son bajas en grasas.

En general, son ricas en fibra soluble e insoluble, proporcionan vitaminas como la A, C, y vitaminas del grupo D, además de ácido fólico. También contienen calcio, potasio, magnesio, hierro, sodio y selenio, entre otros. Todos estos son nutrientes necesarios para el buen funcionamiento corporal.

Cuando los bebés no comen verduras, no reciben los nutrientes necesarios para que su organismo se desarrolle correctamente. Cuando ocurre, se debe reforzar el consumo de otros grupos de alimentos como frutas, legumbres y proteínas de carne, pollo, pescado y huevos, además de la leche, ya sea materna o de fórmula.

Si tienes dudas de que tu bebé no está ingiriendo suficientes nutrientes a través de las comidas, o la razón de su inapetencia, es recomendable que lo cometes con el pediatra, pues en caso de que sea necesario, indicará complementos vitamínicos y otros estudios diagnósticos.

Beneficios de comer verduras para bebés

En el primer año de vida, los bebés necesitan una buena alimentación que les aporte los nutrientes que le permitan un buen desarrollo y crecimiento. Si el bebé no come verduras, no estará adquiriendo los 6 nutrientes claves que deben estar presentes en las comidas del bebé. Veamos cuáles son los beneficios de comer verduras:

  • Proteínas.
  • Vitaminas como A, C, D, E y K.
  • Omega 3.
  • Calcio.
  • Hierro
  • Fibra.

Como hemos visto, las verduras cubren estas necesidades nutricionales, sin necesidad de consumir otros complementos vitamínicos. Lo ideal es que los bebés tengan una dieta equilibrada y que, poco a poco vayan adaptándose a ella. Para lograrlo, en este artículo, te proponemos las siguientes recetas para bebés de 1 año.

Cómo hacer que un bebé coma verduras

El proceso de incorporar al bebé a la dieta suele ser una tarea de tiempo y paciencia. Poco a poco el bebé se acostumbrará a los nuevos alimentos, incluyendo las verduras. Si te preguntas cómo hacer que un bebé coma verduras, ten en cuenta estos consejos:

  • Ofrece las verduras en pequeñas cantidades: pícalas en trozos y haz que el bebé la experimente por sí solo, sin presión. Aumenta la cantidad gradualmente.
  • Dale purés: son una de las maneras más fácil de presentar las verduras a los bebés. Puedes acompañarlos de proteínas como pollo y carne.
  • Cocinar la misma verdura de diferentes formas: un día puedes prepararlo al vapor, al otro día al horno, otro día en puré, etc. De esta manera, observarás como se le hace apetecible y lo acepta. Entre los 6 y 12 meses los bebés es el momento en el que se aconseja introducir la mayor cantidad de verduras. Descubre cuáles son las mejores verduras para bebés de 6 meses.
  • Haz divertidas sus comidas: puedes intentar diferentes forma para que le resulte agradable como verduras como, por ejemplo, usar platos coloridos, cortarlas en forma de corazones, estrellas, lunas, etc. Los niños se guían mucho por el aspecto de las comidas.
  • Acompaña sus alimentos favoritos con verduras: para que un bebé coma verdura, puedes introducirla mezclándola con alimentos que le gusten. Por ejemplo, si al bebé le gusta la pasta, entonces introduce algunas verduras enmascaradas en su preparación, ya sean ralladas, para que pasen desapercibidas.
  • Ofrécelas al principio de las comidas: al momento de comer, ofrécele en primer lugar las verduras. El bebé tendrá hambre y hay mayor probabilidad de que las coma.
  • Da ejemplo a tu hijo/a comiendo verduras y frutas: es muy importante que el bebé observe que en casa las verduras las consumen todos los miembros de la familia, ya que los bebés aprenden observando.
  • Deja que tu bebé se alimente solo/a: a los pequeños y pequeñas le gusta tener el control sobre su comida, explorar, conocer las texturas, etc. Si le dejas comer solo/a, es probable que se coma hasta las verduras.
  • Juegos divertidos con la comida: puedes intentar que el bebé como verduras a través de juegos. Un ejemplo de esto es chocar trozos de zanahoria con el bebé y luego comerla con una gran sonrisa.
  • No le ofrezcas el mismo plato todos los días: de lo contrario se acostumbrarán a un solo sabor y no querrá experimentar con otros. Es mejor alternar las tipos de verduras que le quieras dar.
  • No obligues al bebé a comer: si lo haces, terminará rechazándolo. Si no lo quiere comer, simplemente inténtalo de nuevo, al día siguiente. En un estudio realizado se demostró que los niños necesitan probar de 10 a 15 veces un alimento para que les comience a gustar.

Lo recomendable para qué un bebé coma verduras es ofrecerlas poco a poco y usar el ingenio hasta que se acostumbre a sus sabores. Que el niño o la niña llegue a una dieta equilibrada puede ser una tarea que lleve tiempo. Por eso, si necesitas ayuda, no dudes en consultarlo con el pediatra y el nutricionista.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé no quiere comer verduras: por qué y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía
  • Hernández, M (2006). Alimentación complementaria. AEPap ed. Curso de Actualización Pediatría 2006. Madrid: Exlibris Ediciones; 2006. p. 249-56.
  • Ministerio de salud y ambiente de la nación. (2006). Guías Alimentarias para la Población Infantil. Argentina. Recuperado de: https://www.sap.org.ar/docs/profesionales/PDF_Equipo_baja.pdf
  • Orensanz A. (2017). Manual sobre como ofrecer una alimentación complementaria saludable. Recuperado de: https://www.ocez.net/archivos/revista/703-libro-alimentacion-blw.pdf
  • Organización mundial de la salud (2010) La alimentación del lactante y del niño pequeño. Recuperado de: https://www.paho.org/hq/dmdocuments/2010/IYCF_model_SP_web.pdf

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi bebé no quiere comer verduras: por qué y qué hacer
Mi bebé no quiere comer verduras: por qué y qué hacer

Volver arriba