Compartir

Mi bebé no quiere biberón: por qué y qué hacer

 
Por Sheila Peón. 9 enero 2020
Mi bebé no quiere biberón: por qué y qué hacer

Los expertos coinciden en que la leche de la madre es el mejor alimento para el bebé, ya que además de alimentarlo, ofrece una protección inmunológica frente a las posibles infecciones, gracias a los anticuerpos que pasan desde la madre al recién nacido a través de su ingesta.

Si el bebé ha estado tomando pecho siempre y por alguna razón se le da biberón, ya sea con nuestra propia leche o con leche de fórmula, conlleva un cambio y hay bebés que les cuesta aceptarlo más que a otros.

En este artículo de paraBebés hablaremos de la situación en la que el bebé no quiere biberón y la madre tiene que trabajar, por qué razón no quiere biberón, cómo hacer para que lo tome con una serie de trucos y de qué manera dárselo.

Mi bebé no quiere biberón y tengo que trabajar

Cuando a la mamá se le termina la baja por maternidad, actualmente de 16 semanas, se ve obligada a volver al trabajo teniendo en muchos casos que renunciar en parte o en su totalidad a dar el pecho, mientras dure la jornada laboral.

Esto conlleva que el bebé mientras no pueda tomar el pecho, tendrá que alimentarse de otra forma, y lo más frecuente es la utilización del biberón, con el que se le puede dar la leche materna que previamente se haya extraído o leche de fórmula.

Esto es algo que al principio rechazan muchos bebés e, incluso, hay niños y niñas que nunca lo van a llegar a aceptar.

Por qué mi bebé no quiere biberón

Los niños y niñas que están acostumbrados a comer del pecho de su madre a menudo rechazan de primeras el biberón, ya que además de alimentarse de él, les proporciona una sensación de calidez, seguridad y protección al encontrarse en contacto directo con su mamá.

En el momento que les ofrecemos por primera vez el biberón, experimentan con la boca una nueva textura que no tiene nada que ver con el pezón blandito y agradable, tienen que acostumbrarse a succionar de forma diferente al pecho y también pierden ese contacto directo con la piel de la madre que proporciona la lactancia materna con el pecho, por lo que es muy comprensible ese rechazo.

Cómo hacer que mi bebé tome biberón

De igual forma que un bebé necesita un periodo de adaptación al comenzar la guardería o el colegio, para empezar a tomar biberón también. Este proceso lleva su tiempo y requiere de mucha paciencia. Lo ideal sería disponer de un tiempo previo para empezar dos semanas antes de la incorporación al trabajo. Hay infantes que tardan más en acostumbrarse y otros menos, cada bebé tiene su propio ritmo y no hay que hacer comparaciones entre ellos.

Si quieres optar por la lactancia mixta (pecho y biberón), es buena idea comenzar a ofrecer el biberón después del pecho, para que poco a poco se vaya acostumbrando a él. Así también sigue disfrutando de los beneficios que le aporta la leche materna.

Trucos para que el bebé se acostumbre al biberón

Si te preguntas cómo conseguir que tu bebé tome biberón, te recomendamos seguir las siguientes pautas:

  1. Mucha paciencia. Todo cambio que hacemos conlleva un tiempo para que el bebé se acostumbre, no esperes que se produzca de la noche a la mañana. La transición al biberón necesita tiempo.
  2. Prueba con tu leche. Para conseguir que tu bebé tome biberón, ofréceselo relleno de tu leche que previamente te hayas extraído y moja un poco la tetina con ella para que la pruebe.
  3. Proporciona calma. Procura que se encuentre en un ambiente relajado y no trasmitirle nerviosismo, sino tranquilidad. Si es en otra habitación diferente a donde suele mamar mejor, así no lo relaciona con el pecho. Dale tu calor y unas cuantas caricias para que se sienta relajado. En el siguiente artículo encontrarás consejos para relajar a un bebé nervioso.
  4. Colaboración de otra persona. El papá u otra persona pueden intentar darle el biberón, ya que si se lo da la madre puede estar buscando su pecho. Por ello también se aconseja que la madre no se encuentre en ese momento en la misma habitación que el bebé, ya que se distraerá pensando en el pecho.
  5. Deja que juegue con el biberón. Si lo toca y lo chupetea va explorando ese objeto y terminará familiarizándose con él.
  6. No esperes a que tenga mucha hambre. Al contrario de lo que se puede pensar, que tenga más hambre no significa que vaya a coger el biberón con más ganas. Incluso puede que lo rechace aún más al estar nervioso porque no ha comido aún.
  7. No hagas muchos cambios de golpe. Otro de los trucos para que el bebé tome biberón es repetir muchas veces con el mismo biberón, la misma leche y en las mismas circunstancias. Si después de intentarlo no lo acepta, realiza pequeñas modificaciones: cambia la tetina por otra más similar a su chupete o a la forma del pecho, o prueba con otra leche, etc.
  8. No forzar. Dale tiempo para adaptarse a la nueva situación, si no está receptivo en ese momento lo mejor es no insistir hasta más tarde.

Cómo dar biberón a un bebé que no quiere

En el momento que vayas a intentar dar de comer al bebé con el biberón, prueba con diferentes posturas hasta encontrar la más cómoda para ambos.

Deberás tener cuidado con la temperatura de la leche, es decir, comprueba que no esté demasiado fría ni demasiado caliente, ya que este puede ser un motivo para rechazarlo.

Prueba durante diferentes tomas, por las mañanas, tardes y noches, así descubrirás en qué momento del día está más receptivo para dárselo, y como comentábamos antes, no realices muchos cambios a la vez para no confundir aún más al niño.

Es importante que conozcas que cuando te incorpores a trabajar, lo normal es que durante los primeros días el bebé coma menos de lo que habrías esperado, pero no te preocupes porque cuando llegues a casa lo compensará comiendo más cantidad, hasta que paulatinamente se vaya acostumbrando.

Si después de seguir todos estos consejos finalmente el bebé sigue rechazando el biberón, puede que nunca lo llegue a aceptar. Consulta con tu pediatra para que te guíe y puede que te comente que existen otras opciones como la jeringuilla si es un bebé pequeño o los vasitos y la cuchara si es más mayor.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé no quiere biberón: por qué y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría. (2012). El bebé no quiere el biberón.
  • Ruiz Soler, G. (2017). No quiere leche, ¿qué hacemos?

Escribir comentario sobre Mi bebé no quiere biberón: por qué y qué hacer

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi bebé no quiere biberón: por qué y qué hacer
Mi bebé no quiere biberón: por qué y qué hacer

Volver arriba