Cuidados del bebé

Las mejores posiciones para dormir a un bebé

 
Yurisbeth Zanotty
Por Yurisbeth Zanotty. 30 septiembre 2022
Las mejores posiciones para dormir a un bebé

Existen diferentes formas de dormir a un bebé, ya sea boca arriba, boca abajo o de costado. No obstante, muchos padres se pregunta cuál es la posición más adecuada o recomendada para prevenir los riesgos para la salud de sus hijos.

Durante generaciones la recomendación preferida de muchos pediatras y expertos ha sido acostar al bebé boca arriba, inclinando levemente la cabeza hacia el lado derecho o izquierdo. En el siguiente artículo de paraBebés te explicamos el porqué de esta elección y evaluaremos otras opciones que te ayudarán a saber cuáles son las mejores posiciones para dormir a un bebé.

También te puede interesar: Cómo dormir a un bebé rápido
Índice
  1. Posición decúbito supino (boca arriba)
  2. Posición boca abajo o decúbito prono
  3. Posición decúbito lateral o de lado
  4. Recomendaciones para que el bebé esté seguro mientras duerme

Posición decúbito supino (boca arriba)

El patrón de sueño de cada bebé es muy variado y es probable que encontrar la posición adecuada para lograr que se duerma fácilmente requiera tiempo. El primer factor a considerar es tener una cuna adecuada para un recién nacido, protegida en los extremos con almohadas para evitar golpes en el cuerpo y la cabeza.

Según muchos expertos, la mejor postura para dormir a un bebé es boca arriba, principalmente porque disminuye las probabilidades de muerte súbita del lactante (SMSL). Los especialistas en esta área señalan que esta posición es adecuada porque se inhala más oxígeno, favoreciendo la correcta oxigenación y respiración del infante.

Así pues, la recomendación de acostarlo sobre su espalda es saludable para todos los bebés, concretamente, durante los primeros seis meses, período en el cual los episodios de muerte súbita aumentan. Esta posición para dormir a un bebé también es la ideal para aquellos que sufren de reflujo gastroesofágico. Descubre cómo aliviar el reflujo en bebés.

Las mejores posiciones para dormir a un bebé - Posición decúbito supino (boca arriba)

Posición boca abajo o decúbito prono

En la mayoría de los casos, otra de las posiciones para dormir a un bebé es boca abajo porque duermen más cómodamente, aunque los pediatras la desestiman por el riesgo de ahogamiento o mala oxigenación. Por ello, es adecuado usar esta posición siempre y cuando sea posible la continua supervisión por parte de los padres y cuidadores.

Si el bebé se acostumbra a dormir boca abajo, lo más recomendable es vigilarlo manteniéndote despierto/a y cuidando su sueño, preferiblemente en las siestas durante el día.

Las mejores posiciones para dormir a un bebé - Posición boca abajo o decúbito prono

Posición decúbito lateral o de lado

Una de las mejores posiciones para dormir a un bebé es de lado porque brinda mayor confort y estabilidad al bebé. De hecho, es la postura más común para que los recién nacidos duerman y la preferida por las madres. Si eliges esta posición para dormir al bebé, lo mejor es levantar la parte inferior del brazo del niño, que es el brazo que está junto a la cama, para que el niño no gire y se ponga boca abajo al moverse.

Al principio esto no sucederá porque, cuando son pequeños, los bebés no se mueven con tanta facilidad, pero al pasar unos días comenzarán hacerlo. Por lo tanto, deberás estar atento/a, porque si se voltea y su rostro queda frente al colchón sus vías respiratorias podrían bloquearse con la sábana y causar asfixia.

Las mejores posiciones para dormir a un bebé - Posición decúbito lateral o de lado

Recomendaciones para que el bebé esté seguro mientras duerme

Si acuestas a tu bebé en tu cama para ayudarlo a dormirse más rápido, deberás estar atento/a porque esta acción no es la más segura y puede traer más problemas que soluciones en el futuro. A continuación, te daremos algunos consejos sobre cómo acostar a un bebé para que duerma toda la noche:

  • Evite arroparlo/a por completo, ya que eso puede ahogarlo con la sábana o cobija. Colócalo siempre en el centro de la cama y ponte siempre de frente al bebé, nunca de espalda.
  • No utilices almohadas cerca del bebé, mantenlas siempre alejada de él.
  • Abrígalo en invierno: evita los excesos de mantas en la cuna con ropa muy pesada que puedan evitar que se mueva.
  • Mantén la habitación ventilada a una temperatura normal para que duerma cómodo/a y tranquilo/a.
  • Despeja la cuna y evite los cojines. Guárdalos para que los use a partir de los dos años.
  • Elige una cuna que tenga un colchón firme: algunas están perfectamente diseñadas con materiales que regularizan la temperatura del cuerpo, permiten que el aire fluya y evitan que la cabeza del bebé se aplane por mantener una posición por largo tiempo.
  • Coloca un mosquitero en una posición alta y que no esté en contacto con el bebé.
  • Vigila su sueño y pasa durante la noche de vez en cuando a supervisar que todo marche bien.
  • Varia su postura durante el sueño: si bien los expertos recomiendan la posición boca arriba, también es cierto que debes rotarlo y evitar que pase todo el día o la noche de un mismo lado. Al rotar la cabeza de un lado hacia el otro se evita la plagiocefalia, el aplanamiento de una parte de la cabeza, que se presenta cuando esta permanece mucho tiempo apoyada de un mismo lado.
  • Variar su posición supina con la de prono durante las siestas diurnas: mantén la vigilancia continua para controlar que esté respirando bien. Esta posición también lo ayuda a ampliar el control de su cabeza y a fortalecer los músculos de los hombros.

Si deseas leer más artículos parecidos a Las mejores posiciones para dormir a un bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Mandeep R, Riffo C, Mesa T, Rosso K, Torre A. Sueño En Los Niňos: Fisiología Y Actualizacion De Los Últimos Conocimientos. Medicina (Buenos Aires) 2019; Vol. 79 (Supl. Iii): 25-28.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Las mejores posiciones para dormir a un bebé