menu
Compartir

Las 3 fases del parto: características y posibles complicaciones

 
Por Yurisbeth Zanotty. 1 abril 2021
Las 3 fases del parto: características y posibles complicaciones

El parto representa un evento único en la vida de una mujer y su familia en general. Pero el nacimiento no es un proceso fácil, es el resultado de una serie de modificaciones y adaptaciones hormonales que se llevan a cabo en el cuerpo de la gestante, para lograr de forma fisiológica la interacción entre la madre, el feto y la placenta.

Las fases del parto comprenden una primera etapa que incluye el inicio de las contracciones uterinas, produciendo el borramiento y la dilatación del cérvix uterino; la segunda etapa o expulsión, en la cual se realiza el nacimiento del bebé propiamente; y la tercera y última etapa, que es el período de alumbramiento o expulsión total de la placenta.

El trabajo de parto debe llevarse a cabo de forma rítmica y natural para lograr que el bebé nazca con éxito. En el siguiente artículo de paraBebés te hablaremos acerca de las 3 fases del parto: características y posibles complicaciones.

También te puede interesar: Tipos de parto y sus características

Primera etapa: borramiento y dilatación del cuello uterino

Para que el trabajo de parto y el parto sean exitosos, es necesario que exista una perfecta relación entre el feto, la pelvis de la madre, la fuerza uterina, los pujos y el estado de salud general materna.

Fase inicial

Comprende el inicio de las contracciones uterinas irregulares y molestas que al principio son mínimas, pero se van haciendo cada vez más potentes. Permiten que el cuello del útero se vaya acortando y dilatando 5 centímetros o más, independientemente que sea el primer parto o no.

En esta fase, la progresión en la dilatación ocurre de forma normal, avanzando medio centímetro cada hora, es decir, que en 4 horas dilatará 2 cm. Para que el feto sea expulsado sin problemas, el cuello del útero debe dilatarse (abrirse) completamente.

Fase activa

En esta fase, las contracciones son dolorosas, rítmicas y más frecuentes. Ocurre la dilatación y borramiento total del cuello del útero, hasta el punto de unirse a él por completo. Posterior a la dilatación, se produce la rotura de la bolsa (puede ser inducida o espontánea), esta acción permite que la cabeza del bebé descienda por la pelvis y se apoye en el cuello del útero. En este momento, la mujer siente el deseo de pujar, pero no debe hacerlo, porque puede rasgar el cuello del útero.

Generalmente, el tiempo de duración para que ocurra la dilatación de 5 a 10 cm, varía de una mujer a otra, de la siguiente forma: la fase dura entre 5 a 6 horas sin exceder las 12 horas en primerizas y entre 3 a 4 horas sin exceder las 10 horas, en las que han tenido partos anteriores.

Posibles complicaciones

  1. Las mujeres con edad avanzada pueden presentar complicaciones y enlentecimiento del trabajo de parto, debido a la falta de fuerza en la contractilidad uterina que se asocia con la edad.
  2. El sobrepeso corporal puede afectar el inicio del trabajo de parto.
  3. La falta de progresión es cuando se retrasa la fase activa del embarazo y se paraliza la dilatación, independientemente de si hay o no contracciones.
  4. Para poder diagnosticar que realmente existe retraso o no hay avance, es aconsejable que la dilatación haya alcanzado los 5 cms. Los motivos pueden ser: estrés materno, infecciones, cesáreas anteriores y hemorragias.

Segunda etapa: fase de expulsivo

Comprende desde la dilatación completa del cuello uterino hasta salida del feto. Esta etapa se divide en:

  • Una primera fase pasiva (sin pujar), durante 2 horas para promover el descenso del bebé espontáneamente, para evitar así el cansancio y el dolor materno.
  • Posteriormente, se avanza hacia la segunda fase activa, que comprende la dilatación completa y la necesidad de pujar espontáneamente, hasta conseguir la salida del bebé.

El tiempo que dura es dos horas en primerizas y 1 hora en las que han tenido partos anteriores. En esta etapa es importante el apoyo a las madres, para aprovechar su sensación de pujar y lograr los resultados, sobre todo durante la expulsión de la cabeza del bebé.

Posibles complicaciones

  1. Distocias: cuando existe retraso o el progreso en el trabajo de parto se detiene.
  2. La dilatación no progresa, se detiene o es muy lenta.
  3. Cuando el período expulsivo dura más de 3 horas.
  4. Cuando el bebé no desciende.
  5. Desgarros uterinos.

 

Tercera etapa: fase de alumbramiento

Es el período que transcurre desde la salida del feto hasta la expulsión de la placenta y los anexos. En esta etapa, el útero se contrae para regresar a su tamaño original, y se produce el desprendimiento de la placenta hasta su salida por el canal vaginal. Generalmente ocurre de forma inmediata, o puede tardarse entre 10 a 30 minutos.

Posteriormente a esta salida, los médicos palparán el abdomen y revisarán la cavidad uterina, verificando que no existen tejidos ni restos de la placenta.

Posibles complicaciones

  1. Pueden presentarse hemorragias.
  2. Infecciones.
  3. Dolor.

En este artículo puedes ver los diferentes tipos de parto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Las 3 fases del parto: características y posibles complicaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dar a luz.

Referencias

 

Bibliografía
  • Cáceres D, Giménez M, Veiga M, López D, Toffolón N, Campos J. (2019). Manejo del Trabajo de Parto de Bajo Riesgo. Guía de Práctica Clínica División Urgencias. Hospital Materno Infantil Ramón Sardá.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Las 3 fases del parto: características y posibles complicaciones
Las 3 fases del parto: características y posibles complicaciones

Volver arriba