menu
Compartir

Lanugo fetal: qué es y para qué sirve

 
Por Eva Martínez Fierro. 16 abril 2021
Lanugo fetal: qué es y para qué sirve

¿Te has fijado alguna vez en la cantidad de pelo que tienen algunos recién nacidos por todo el cuerpo? ¿Sabes de qué se trata? Cuando un óvulo y un espermatozoide se juntan, el conjunto de células que los componen comienzan a crecer y a dividirse para, poco a poco, ir tomando forma de feto.

Hasta el momento del nacimiento, el feto atraviesa muchas etapas de desarrollo en las que irá cambiando de tamaño y de aspecto. Algunas de las características que presenta dentro del útero siguen siendo visibles una vez que se termina la gestación, por ejemplo, el lanugo. En este artículo de paraBebés te contamos todo acerca del lanugo fetal: qué es y para qué sirve.

Qué es el lanugo fetal

El lanugo fetal es una capa muy fina de pelo que recubre toda la piel del feto mientras se encuentra desarrollándose y creciendo dentro del vientre materno. Su aparición comienza a surgir alrededor de la semana 13 de embarazo, es decir, justo al inicio del segundo trimestre de gestación. La primera parte que cubre es la de la cabeza. Después, comienza a extenderse por otras partes del cuerpo hasta que lo tapa por completo.

A medida que avanza la gestación, el lanugo del bebé comienza a caerse y desaparece del cuerpo del bebé pocas semanas antes de que se produzca el alumbramiento. Los bebés que nacen de forma prematura antes de las 37 semanas de gestación suelen presentar este fenómeno en muchas partes de su cuerpo.

Características del lanugo fetal

¿Cómo es el lanugo fetal? Se caracteriza por distintos aspectos. Veamos cuáles son:

  • Es un pelo muy fino.
  • Puede ser incoloro o muy oscuro.
  • El pelo suele ser largo.
  • Es más prominente en la zona de la cara, los hombros y de la espalda.
  • Es muy suave.

En definitiva, el lanugo fetal es el primero vello que tienen las personas antes de nacer.

Para qué sirve el lanugo fetal en el recién nacido

El lanugo tiene varias funciones esenciales y necesarias para el correcto desarrollo del feto. Las vemos a continuación:

  • Sirve de aislante para el cuerpo, evitando que el bebé pase frío o calor ante la ausencia de grasa subcutánea.
  • Ayuda a que se mantenga hidratado.
  • Protege su piel del líquido amniótico, ya que algunas sustancias pueden favorecer su irritación.
  • También le protege de posibles infecciones.

A medida que van creciendo, ganando peso y formando una capa grasa por debajo de la piel de todo el cuerpo, el lanugo está preparado para comenzar a caer, ya que su función aislante ha terminado y deja de ser necesario.

Cuando se les cae el lanugo a los bebés

El lanugo, como hemos explicado anteriormente, desaparece del cuerpo de los bebés semanas antes de que llegue el momento del parto, alrededor de la semana 34 de embarazo, puesto que su cuerpo ya tiene suficiente grasa como para mantener el calor corporal y aislarse del frío en cierta medida.

Cuando el lanugo se desprende de la piel, se extiende por el líquido amniótico. Como los bebés se tragan parte del líquido amniótico, ingieren con él el lanugo que, después del nacimiento, expulsarán con la primera deposición sólida denominada meconio.

En caso de que un bebé recién nacido tenga lanugo en su piel, aunque no haya nacido de forma prematura, se le irá cayendo poco a poco durante las primeras semanas de vida. De hecho, es habitual que muden también el pelo de la cabeza poco a poco, haciéndose visibles pequeñas calvas en aquellos lugares donde más roce experimentan, como por ejemplo la zona de la nuca.

El pelo de la cabeza con el que nacen puede considerarse lanugo en muchos casos, el cuál poco a poco se convertirá en un pelo más duro y áspero.

Por qué algunos bebés nacen con lanugo

Casi todos los bebés que nacen a término lo hacen sin lanugo, puesto que le ha dado tiempo a caerse antes de que llegue el momento del parto. Pero, aun así, ¿por qué hay bebés que nacen con pelo? Alrededor del 30% de los bebés presentan este curioso fenómeno, visible sobre todo en la zona de la espalda, cabeza, orejas y hombros.

Como ya hemos mencionado, es más habitual que lo presenten aquellos bebés prematuros que nacen antes de las 37 semanas de embarazo. En cualquier caso, el lanugo de los bebés no es nada malo ni nada a lo que debamos prestar especial atención. No se debe manipular, tirar de él, cortarlo o depilarlo, ya que se irá cayendo poco a poco durante las primeras semanas de vida del bebé.

Cabe destacar que algunas personas adultas pueden presentar lanugo en su piel si atraviesan algún desorden hormonal o algún trastorno como la anorexia nerviosa. En definitiva, si tu bebé nace con pelo en aquellas partes del cuerpo donde no es habitual tenerlo, no tienes de qué preocuparte, ya que es algo totalmente normal que no compromete en ningún caso la salud del recién nacido.

Si deseas leer más artículos parecidos a Lanugo fetal: qué es y para qué sirve, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento del bebé.

Bibliografía
  • Garrido, J. (1 de marzo de 2017). Lanugo en bebés. Recuperado de: https://mipediatraonline.com/lanugo-en-bebes/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Lanugo fetal: qué es y para qué sirve
Lanugo fetal: qué es y para qué sirve

Volver arriba