Compartir

Lactancia materna exclusiva: qué es y beneficios

 
Por Júlia Ortiz, Educadora infantil y editora. Actualizado: 30 octubre 2019
Lactancia materna exclusiva: qué es y beneficios

Durante el primer año de vida, el alimento base de un bebé será la leche materna o de fórmula. Durante los primeros 6 meses, la leche materna o de fórmula va a ser el único alimento ofrecido y, a partir de los 6 meses, la alimentación será complementaria a la leche, materna o de fórmula.

Hay familias que durante los 6 primeros meses realizan una lactancia exclusiva, es decir, el bebé solo se alimenta de leche materna. Una vez introducida la alimentación complementaria, a partir de los 6 meses aproximadamente, esta será complementaria a la lactancia, que seguirá siendo el alimento base del bebé. En este artículo de paraBebés, te contamos la lactancia exclusiva: ¿qué es? y beneficios.

También te puede interesar: Mitos y realidades de la lactancia materna

Qué es la lactancia materna exculsiva

La lactancia materna exclusiva, según la OMS, es un método de alimentación en el que un bebé menor de 6 meses es alimentado exclusivamente con leche materna. A diferencia de la lactancia materna exclusiva, la lactancia mixta o artificial es el método de alimentación en el que un bebé es alimentado con leche materna y leche de fórmula, a la vez o únicamente la segunda opción. En conclusión, podemos encontrar 2 tipos de lactancia: la materna exclusiva y la mixta, en la que se ofrece pecho y biberón u otro método.

En este artículo, vamos a hablar de los múltiples beneficios que aporta realizar una lactancia materna exclusiva, pero en ningún caso tratamos de menospreciar otras opciones de alimentación como es la lactancia artificial. Las dos opciones son igual de válidas, ya que no siempre se puede llevar a cabo una lactancia mixta o exclusiva, ¡cada familia elige la mejor opción en su caso!

Beneficios de la lactancia materna para el bebé

Durante los primeros 6 meses de vida, la leche materna o de fórmula debe ser el único alimento ofrecido, ya que el aparato digestivo del bebé no está preparado para recibir nada más. La importancia de la lactancia materna, junto con los beneficios de amamantar de forma exclusiva son muchos, ya que además de ser rica en todos los nutrientes que necesita el bebé, es muy fácil de digerir. A continuación, te explicamos 10 beneficios de la lactancia materna para el bebé:

  1. Aporta todos los nutrientes necesarios. Este punto es el más lógico y uno de los más importantes. La leche materna tiene la composición perfecta para que un bebé, desde sus primeros minutos de vida, sea alimentado con leche materna.
  2. Proporciona beneficios para la salud. La lactancia materna, igual que incluye todos los nutriente esenciales, también incluye anticuerpos, enzimas y hormonas que ayudan a combatir infecciones, enfermedades y contribuyen a un desarrollo saludable.
  3. Ayuda a conciliar el sueño. A parte de la función alimentaria, el momento de mamar ayuda a conciliar mejor el sueño y más rápido.
  4. Ofrece tranquilidad. Además de ayudar a conciliar el sueño, la lactancia materna también aporta tranquilidad para el bebé, es un momento en el que se siente protegido y seguro.
  5. Facilita crear un vínculo entre la madre y el bebé. El momento de amamantar es muy especial y en el que los protagonistas son la madre y el bebé, creándose así un vínculo especial entre los dos.
  6. Permite un desarrollo constante del cerebro. Mamar es un ejercicio que permite que se desarrollen diferentes partes del cerebro y en el que el bebé recibe múltiples estímulos, beneficiosos para la creación de nuevas conexiones neuronales. Un estudio reciente, ha demostrado que los niños de 3, 4 y 5 años que han sido amamantados exclusivamente de leche materna tienen más materia blanca en el cerebro que los que han sido alimentados de otra forma.
  7. Contribuye al correcto desarrollo de los prematuros. Sobre todo el calostro, es decir, la primera sustancia que segrega el tejido mamario, ayuda a los recién nacidos prematuros para que tengan un desarrollo más rápido y de mejor calidad.
  8. Evita los cólicos y los problemas digestivos. Mediante un buen agarre y una buena succión, un bebé que se alimenta mediante lactancia materna exclusiva tiene menos posibilidades de tragar aire que un bebé alimentado con un biberón. Además, la fácil digestión de la leche materna evita posibles dolores de barriga.
  9. Reduce un mayor porcentaje de obesidad. La lactancia materna favorece al crecimiento del bebé dentro de los percentiles establecidos y así evitar posibles casos de obesidad.
  10. Disminuye las posibilidades de muerte súbita en el lactante. Está demostrado que se reducen los casos de síndrome de muerte súbita del lactante en los bebés que son amamantados durante el primer año de vida.
Lactancia materna exclusiva: qué es y beneficios - Beneficios de la lactancia materna para el bebé

Beneficios de la lactancia materna para la madre

La lactancia materna no solo tiene múltiples beneficios para el bebé, sino que también es positiva y beneficiosa para la madre. A continuación, te explicamos 10 beneficios de la lactancia materna para la madre:

  1. Favorece a la creación de un vínculo con el bebé. Aún habiendo gestado nueve meses al bebé en la panza, es necesario conocerse y, poco a poco, crear ese vínculo especial, así pues, la lactancia materna exclusiva ayuda a crear esta conexión.
  2. Ayuda a disminuir el peso. Aunque no funciona en todos los post partos, se ha demostrado en múltiples casos que la lactancia materna ayuda a disminuir el peso ganado durante el embarazo.
  3. Favorece la recuperación post parto. Está demostrado que dar el pecho favorece a una mejor recuperación post parto, no solo físicamente sino también en la recolocación de los órganos y del tejido interno.
  4. Reduce el riesgo de cáncer de mama. Según la OMS, amamantar reduce un 20% las posibilidades de contraer un cáncer de mama.
  5. Beneficia a la economía. Amamantar es mucho más económico que llevar a cabo una lactancia artificial, si tenemos en cuenta que una lata de leche artificial cuesta entre 10 y 25€ y se suelen gastar entre 4 y 6 latas al mes.
  6. Favorece al medioambiente. Con la lactancia materna no se generan residuos.
  7. Aporta practicidad. Dar el pecho es una tarea más sencilla que preparar biberones, solo tienes que colocar al bebé al pecho y ya está. Sobre todo fuera de casa, no hace falta pensar en cuántos biberones necesitará el bebé.
  8. Facilita las noches y el sueño. Practicando colecho, es decir, durmiendo con el bebé, es fácil que si el bebé se despierta por la noche se le pueda dar la toma y volver a dormir, no hace falta levantarse y preparar biberones.
  9. Permite exclusividad. Los momentos con el bebé mientras maman son únicos y no tiene precio ver como te sonríe mientras se alimenta.
  10. Actúa como anticonceptivo. Aunque este método no es 100% efectivo, para las madres lactantes que no tienen la menstruación, la lactancia materna les sirve como método anticonceptivo. Los niveles en sangre de prolactina dificultan que se pueda llegar a concebir.
Lactancia materna exclusiva: qué es y beneficios - Beneficios de la lactancia materna para la madre

Cómo lograr una lactancia materna exclusiva

Hay múltiples factores que influyen en que se pueda llevar a cabo una lactancia materna exitosa y es muy posible que no todas las madres puedan elegir si dan el pecho o no. Hay una serie de aspectos que, si los tenemos en cuenta, los podemos evitar, otros, no se pueden controlar como, por ejemplo, una escasa producción de leche o un frenillo lingual corto en el bebé.

¿Qué puede dificultar la lactancia?

A continuación, te detallamos algunos de los aspectos que pueden dificultar una lactancia materna exclusiva:

  1. Separación del bebé y la madre post parto. Si no hay complicaciones, todos los hospitales deberían colocar al bebé encima de la madre, por lo menos, durante 2 horas después de nacer. Durante los minutos posteriores después de nacer es cuando el bebé empieza a mamar y, por lo tanto, cuando se establece la lactancia. Si esta opción no ha estado valorada, puede que sea uno de los motivos por los que no se ha establecido la lactancia materna exclusiva.
  2. Un parto traumático. Cuando una mujer sufre violencia obstétrica (parto no respetado) y no le permiten estar con el bebé, se pueden crear traumas que influyen negativamente con la lactancia materna. Lo ideal es que el bebé pase sus 2 primeras horas con la madre para que, como hemos comentado anteriormente, se establezca la lactancia y se cree el vínculo entre la madre y el bebé.
  3. Introducción del chupete o biberón. Cuando un bebé está aprendiendo a succionar, si se le introduce un chupete o una tetina, puede que se confunda y que no sepa mantener un buen agarre del pezón. Lo ideal, siempre que no se tenga que suplementar al bebé, es introducir el chupete o la tetina una vez la lactancia materna ya se haya establecido. En el caso de que se tenga que suplementar al bebé, hay otros métodos a parte del biberón como son la jeringa o un vaso.
  4. Escasa baja maternal. A los 4 meses de nacer el bebé, la madre tiene que volver a trabajar, entonces, ¿cómo es posible que se recomienda seguir una lactancia exclusiva hasta los 6 meses de edad? En este momento, es cuando muchas familias no tienen más opción que introducir otro método de suplementación.
  5. Un frenillo lingual corto. Hay veces en las que la fisiología de la boca del bebé no permite amamantar, unas veces se recurre a una pequeña operación y otras, se intenta corregir el agarre mediante técnicas de corrección y pezoneras, un accesorio que sirve para intentar que se instaure la lactancia.
  6. Poca producción de leche. Una escasa producción de leche es una de las razones por las que muchas veces se tiene que ofrecer una suplementación de leche artificial.
  7. Poca experiencia y escasa información. La lactancia materna requiere de previa información y de práctica para conocer cómo es el agarre del bebé, cómo se debe amamantar y, por ejemplo, cómo lidiar con las cuestiones más básicas como puede ser la subida de leche materna. A veces, una desinformación puede provocar no saber qué hacer en determinados momentos. Será de vital importancia recurrir a una asesora de lactancia para intentar solucionar los pequeños problemas surgidos.
  8. Depresión post parto. Una depresión post parto podría ser uno de los motivos por los que la lactancia no llegara a establecerse. En estos casos, es importante acudir a un profesional.
  9. Mantener horarios fijos para amamantar. Hay familias que siguen dando el pecho mediante horarios fijos y por lo que la lactancia puede no establecerse correctamente. Salvo que haya indicaciones médicas, el pecho se recomienda que se dé a demanda.
  10. Comentarios desafortunados y mitos de la lactancia. Algunos comentarios o mitos de la lactancia pueden ser destructores mentalmente. Hay madres que intentan hacer todo lo posible para dar el pecho a sus bebés y, recibiendo comentarios desalentadores, solo consiguen desanimarse. Informarse, formarse y saber filtrar el contenido de los comentarios será primordial.
Lactancia materna exclusiva: qué es y beneficios - Cómo lograr una lactancia materna exclusiva

Si deseas leer más artículos parecidos a Lactancia materna exclusiva: qué es y beneficios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía
  • Brahm, P., & Valdés, V. (2017). Beneficios de la lactancia materna y riesgos de no amamantar. Revista chilena de pediatría, 88(1), 07-14.
  • Figuera, F. A. C., Latorre, J. F. L., & Carreño, J. A. P. (2011). Factores asociados al abandono de la lactancia materna exclusiva. Revista hacia la Promoción de la Salud, 16(1), 56-72.
  • González, I. A., Huespe, M. S., & Auchter, M. C. (2008). Lactancia materna exclusiva factores de éxito y/o fracaso. Revista de posgrado de la vía cátedra de medicina, 177(2).

Escribir comentario sobre Lactancia materna exclusiva: qué es y beneficios

¿Qué te ha parecido el artículo?

Lactancia materna exclusiva: qué es y beneficios
1 de 4
Lactancia materna exclusiva: qué es y beneficios

Volver arriba