Compartir

¿La lactancia adelgaza o engorda?

 
Por Sheila Peón. 28 noviembre 2019
¿La lactancia adelgaza o engorda?

El embarazo produce un sinfín de cambios en el cuerpo de la mujer, tanto por dentro como por fuera. Es muy probable que te hayas quedado con algún quilito de más después de dar a luz, algo totalmente normal, y seguro que te han contado que dar el pecho adelgaza… ¿Qué hay de cierto en eso? Porque habrás podido ver a familiares y amigas que en seguida recuperaron su figura, en cambio otras se han quedado con esos quilos de más, ambas dando el pecho. ¿Eso cómo puede ser?

Si te preguntas si la lactancia adelgaza o engorda, sigue leyendo este artículo de paraBebés, en el que encontrarás las respuestas a preguntas como "¿La lactancia engorda a la madre?" "¿Puedo adelgazar durante la lactancia?" "¿Es normal que no adelgace dando lactancia?"

También te puede interesar: ¿La leche materna tiene lactosa?

¿La lactancia engorda a la madre?

La lactancia en sí ni engorda ni adelgaza a las mujeres, lo que marca la diferencia entre una y otra son las circunstancias que la rodean. Es como preguntarnos si la comida engorda o no… pues depende. Por poner un ejemplo: cuando tenemos un amigo que come todo lo que quiere y no coge ni un gramo de peso, mientras que otro que debe controlar la dieta para no tener sobrepeso.

Lo que sí que es cierto es que la lactancia nos puede ayudar a recuperar antes la figura que si diéramos biberón. Esto es debido a que, para producir nuestra leche y poder dar de mamar al bebé, nuestro organismo gasta unas 500 calorías extra. Entonces, mientras no nos excedamos comiendo y hagamos un poco de ejercicio, la lactancia nos dará ese pequeño empujón para perder los quilos que nos sobran.

Aunque debemos tener presente que cada cuerpo es un mundo. La lactancia no adelgaza a todas las madres por igual ya que, aparte de nuestros hábitos también entran en juego las hormonas y el metabolismo de cada una. Es importante saber que todas las leches alimentan, independientemente de la constitución de tu cuerpo, de tu peso o de que tengas mucho pecho o poco. La leche siempre se produce en cantidad y calidad adecuadas, siempre y cuando estés sana. En el siguiente artículo encontrarás otras falsas creencias desmentidas sobre la lactancia materna.

¿Puedo adelgazar durante la lactancia?

Claro que se puede adelgazar mientras se está dando el pecho. Según los expertos, cuanto más tiempo se prolongue en el tiempo la lactancia materna exclusiva, más se adelgaza. Sobre todo durante los 6 primeros meses.

Se producirá una pérdida de peso siempre y cuando no se sobrepase la ingesta de calorías en relación con lo que hemos gastado. Aquí tienes una serie de consejos para adelgazar en esta etapa:

  • Dieta sana y equilibrada. Consumir abundantes frutas y verduras y evitar dulces y procesados.
  • Ejercicio moderado. Acorde a lo que puedas hacer, dependiendo en qué fase de postparto te encuentres.
  • Hidratación. Consume abundante agua, mínimo 2,5 litros al día. Tu leche es 85% de agua y para producirla, tu cuerpo necesita mucha cantidad.

Se recomienda consumir unas 2.500 calorías mientras se esté amamantando. Si quieres perder peso de forma segura y poco a poco cada mes, debes consumir un mínimo de 1.800 calorías para asegurar que no haya peligro ni para ti ni para el pequeño, junto con ejercicio moderado y dar el pecho a demanda, siempre que el bebé lo pida. En este caso, si quieres reducir la ingesta de calorías para perder unos quilos, lo mejor es que consultes primero a tu médico, ya que una pérdida de peso excesiva durante la lactancia puede conllevar una serie de riesgos para tu bebé y para ti. La mejor opción es ponerse en manos de profesional de la nutrición.

No adelgazo dando lactancia, ¿es normal?

A muchas madres les cuesta deshacerse de esos quilos de más después de dar a luz. Esto puede ser debido a la alimentación, ya que si se come demasiado y mal se aumenta de peso. Aunque también entra en juego el factor hormonal. Estas son algunas de las causas por las que puede ser que no adelgaces durante la lactancia materna:

  • Mayor consumo. Como se gasta más energía al producir la leche, el cuerpo nos pide más calorías. Se tiene más hambre y la mayoría de las veces no vamos al frigorífico a por la verdura o a hacernos algo a la plancha, si no a por alimentos azucarados y comida rápida. Lo que se traduce en una dieta no saludable y una ingesta calórica superior a la necesaria.
  • Menor descanso. Con el bebé pidiendo pecho por las noches, se duerme poco y mal. Y junto con el cansancio y la ansiedad viene el aumento de la ingesta de hidratos de carbono y azúcares.
  • Disminución de estrógeno y de progesterona. Ambas son hormonas y después del embarazo su cantidad se reduce, provocando la retención de líquidos. El efecto de estas hormonas puede hacer más lento el metabolismo por lo que se gastan menos calorías y favorece la acumulación de grasa, por lo que hace más difícil adelgazar. La buena noticia es que estos efectos disminuyen una vez que el ciclo menstrual vuelva a la normalidad.

Otra duda que puede surgirte es si se engorda al dejar de dar el pecho. Sí, puede que ocurra y ser completamente normal, ya que al dejar la lactancia ya no se queman esas 500 calorías extra. Además, ya se pueden tomar esos alimentos prohibidos como el alcohol, refrescos azucarados, etc. y se tiende a descuidar un poco la alimentación.

Aquí encontrarás otros consejos interesantes sobre la lactancia materna.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿La lactancia adelgaza o engorda?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría. (2015). La importancia de la nutrición materna durante la lactancia.
  • Baker, J.; Gamborg, M.; Heitmann, B.; Lissner, L.; Sorensen, T.; Rasmussen, K.; (2008). La lactancia materna reduce la retención de peso postparto.

Escribir comentario sobre ¿La lactancia adelgaza o engorda?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿La lactancia adelgaza o engorda?
¿La lactancia adelgaza o engorda?

Volver arriba