La importancia de adaptar una zona de estudio para tu niño

La importancia de adaptar una zona de estudio para tu niño

La neurociencia o el conjunto de ciencias que estudian los procesos del sistema nervioso humano ha llegado a la conclusión de que el cerebro es capaz de aprender de una forma más eficiente cuando se siente cómodo. Esto quiere decir que, un ambiente bien estructurado y organizado, ayudará a las personas a sentirse bien consigo mismas y a adquirir nuevos conocimientos y habilidades con mayor facilidad. Por ello, es sumamente importante destinar un lugar de la casa donde los niños y niñas puedan sentarse tranquilos a estudiar y a hacer las tareas propuestas en el colegio. En este artículo de paraBebés, te contamos la importancia de adaptar una zona de estudio para tu niño. Veremos cómo debe ser el cuarto de estudio para niños y lo que necesita para estudiar.

Mobiliario necesario para el estudio

¿Cómo debe ser el espacio de estudio para niños? Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de dedicar un espacio al estudio infantil es el mobiliario:

  • Sillas de escritorio: es uno de los elementos más importantes que debemos tener en cuenta porque de ello depende la comodidad de los niños y niñas. Una buena silla ergonómica les ayudará a estar cómodos y descansados, aumentando así su concentración y su rendimiento.
  • Escritorio: lo suficientemente amplio para que pueda reposar los codos sobre él, poner papeles, pinturas, lapiceros, agua y todo aquello que necesite tener a mano.

Son los dos elementos principales que necesitarán los niños y niñas para realizar sus tareas, pero no debemos olvidar ubicarlos en un lugar adecuado para que cumplan su función.

¿Cuál es el mejor lugar para que estudie un niño?

Para dedicar un lugar al estudio de los niños y niñas debes tener en cuenta varios factores:

  • Debe ser tranquilo, alejado de estímulos como pantallas o música.
  • Orden: es importante que cada cosa tenga un lugar donde guardarse para economizar el tiempo y facilitar la concentración.
  • Debe estar ubicado cerca de una fuente de luz natural. Lo ideal es que la luz entre por el lado izquierdo de la mesa en caso de aquellos niños diestros y, por el lado derecho en caso de los zurdos para evitar sombras. En cualquier caso, se debe evitar la exposición directa y de frente a la luz para evitar daños en la vista.
  • Ventilación y temperatura óptimas.

Pero, ¿por qué es tan importante que los niños tengan un lugar para el estudio? Sigue leyendo para descubrirlo.

Importancia de adaptar una zona para su estudio

Un espacio dedicado al estudio dentro del hogar, además de ayudar a fijar los contenidos y aprendizajes adquiridos en la escuela, contribuirá al desarrollo global de los niños y niñas:

  • Desarrolla su autonomía
  • Les ayuda a concentrarse y a organizarse
  • Mejora su autoestima
  • Les hace sentirse más valorados dentro de la familia
  • Estimula su capacidad de hacer tareas por voluntad propia

En estos artículos, explicamos Cómo motivar a un niño a estudiar y Cómo ayudar a un hijo a estudiar solo. ¿Cuándo poner escritorio a un niño? En cuanto a la edad recomendada para destinar un lugar al estudio, desde los 2 años de edad puede dedicarse una zona de la casa a este objetivo.

Si deseas leer más artículos parecidos a La importancia de adaptar una zona de estudio para tu niño, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación infantil.

Bibliografía
  • Julbe, B. (3 de mayo de 2020). Cómo crear un buen lugar de estudio en casa. Recuperado de: https://www.lavanguardia.com/vivo/mamas-y-papas/20200503/48680488522/crear-lugar-estudio-casa.html