¿Es normal tener flujo marrón en el embarazo?

¿Es normal tener flujo marrón en el embarazo?

Durante el embarazo, el flujo vaginal cambia, adaptándose a las transformaciones que ocurre en la cavidad uterina, en el cérvix y el canal vaginal producto de la acción hormonal. El flujo puede tornarse de un color marrón claro u oscuro, en especial durante el primer trimestre. Esto puede causar preocupación en las gestantes que lo experimentan.

En este artículo de paraBebés, te diremos si es normal tener flujo marrón en el embarazo, qué significa el flujo de este color, por qué hay flujo marrón en las primeras semanas de embarazo y cuándo este flujo representa un peligro.

Qué significa que salga flujo café

Durante el embarazo, el flujo vaginal adquiere diferentes características dependiendo del estadio de gestación en el que estemos. El flujo se hace más abundante, se torna más viscoso con un color entre trasparente y blanquecino. Descubre si es normal tener flujo blanco en el embarazo.

En ocasiones, el flujo puede ser color café o marrón. Esto ocurre cuando la sangre no sale inmediatamente de la cavidad uterina o del canal vaginal, perdiendo con el paso de las horas su color rojo brillante tornándose más oscura.

Esto se debe a que después de la fecundación, las hormonas envían señales al cuerpo para que aumente la irrigación sanguínea en el útero, formando nuevos vasos sanguíneos, que ante algunos cambios, pueden causar pequeños sangrados sin representar ningún problema en el embarazo.

En este sentido, este flujo no representa un peligro por sí solo, sin embargo, debemos prestar atención a sus características y a los síntomas que lo acompañan.

Flujo marrón en las primeras semanas de embarazo

En el inicio de la gestación, un 25% de las embarazadas experimenta como primer síntoma de embarazo un flujo de color marrón, indicativo del sangrado de implantación, también llamado nidación. Esta pérdida de sangre se da cuando el embrión se adhiere a las paredes del útero, rompiendo capilares que ocasionan un pequeño sangrado producto del aumento de la circulación uterina.

Puede que esta sangre no salga de inmediato de la cavidad, se acumule y adquiera este color marrón característico, que aparece aproximadamente entre los 6 y 10 días después de la fecundación. Este flujo de implantación puede durar unas horas o extenderse por unos 3 días. Es de color marrón claro o café sin grumos y fluido. También puede ser de color rosado, por lo que algunas mujeres lo confunden con la menstruación, sin embargo hay forma de diferenciarlo.

La primera diferencia con la menstruación es el volumen. ¿Cuántos días es normal tener flujo marrón en el embarazo? El flujo de implantación es poco, al punto que necesitarás solo un salvaslip en vez de una toalla sanitaria, dura solo un par de días, máximo tres, y tiene una apariencia marrón mate y no del color rojo brillante de una menstruación normal.

La primera diferencia con la menstruación es el volumen. El flujo de implantación es poco, al punto que necesitarás solo un salvaslip en vez de una toalla sanitaria y tiene una apariencia marrón mate y no del color rojo brillante de una menstruación normal.

Cuánto dura el flujo marrón en el embarazo

El flujo marrón es normal durante el primer trimestre. No suele ser constante, ya que aparece y desaparece sin representar ningún problema en la gestación. Concretamente, ¿cuánto dura el flujo marrón en el embarazo? Solo un par de días, máximo tres.

Cuando ocurre por sangrado de implantación, se observa entre la primera y segunda semana de embarazo. También, puede aparecer entre la sexta y séptima semana. Las causas del flujo marrón en el embarazo son variadas, entre estas:

  • Cambios en el útero: como se explicó anteriormente, el endometrio, la capa interna del útero aumenta su irrigación para que el embrión implantado tenga nutrientes y oxígeno. Este hace que sus paredes estén sensibles, sangrando un poco ante ciertos estímulos.
  • Acción de las hormonas: son las encargadas de manejar estos cambios, como la circulación uterina y vaginal, el aumento en la cantidad de flujo, formación del tapón mucoso, entre otros.
  • Relaciones sexuales o exploraciones ginecológicas: durante el embarazo, la mayor irrigación sanguínea puede provocar la rotura de un capilar sanguíneo del cérvix o del canal vaginal durante el roce de las relaciones sexuales o ante una exploración ginecológica, produciendo el flujo de este color.

Lo habitual es que sea de carácter benigno, salvo en ciertas excepciones que veremos a continuación.

Cuándo preocuparse por el flujo en el embarazo

El flujo marrón durante los primeros meses de embarazo no es un síntoma de preocupación, sin embargo, debemos evaluar sus características y los síntomas que lo acompañen.

En este sentido, si el flujo es marrón oscuro con grumos y se hace recurrente, debes acudir a un profesional sanitario para una evaluación. Si viene acompañado con dolor intenso y persistente y un sangrado abundante, estas presentando una urgencia y debes a un centro de salud de inmediato. Si te preguntas, cuándo preocuparse por el flujo en el embarazo, estos son los síntomas que debes tener en cuenta:

  • Amenaza de aborto.
  • Aborto espontáneo
  • Embarazo ectópico.

Otro motivo de preocupación son las infecciones, tan comunes durante el embarazo debido a los cambios del pH vaginal, que pueden provocar flujo de color marrón, gris, verde o amarillo oscuro maloliente. Esto es un indicativo de vaginosis bacteriana, infecciones de transmisión sexual como la clamidia, tricomoniasis o infección por hongos. Ante estos síntomas, tu médico te indicará el tratamiento antibiótico adecuado.

Flujo marrón en el segundo y tercer trimestre de embarazo

A partir del segundo trimestre, no debe haber flujo marrón ni sangrados. En caso de presentarse, puede ser un indicativo de problemas en la placenta, por lo que debes ser evaluada por el ginecólogo. En el tercer trimestre, las contracciones uterinas pueden provocar un leve sangrado, causando un flujo marrón claro. En los días cercanos al parto, se expulsa el tapón mucoso, que puede ser marrón con trazos de sangre, dando inicio así al trabajo de parto.

En definitiva, ¿es normal tener flujo marrón en el embarazo? En el primer trimestre no es causa de preocupación a menos que venga acompañado de otros síntomas como dolor abdominal intenso y sangrado. A partir del segundo trimestre no es habitual tenerlos, de ser así debe ser tu doctor el que evalué la causa. Ante todo, debes mantener la calma con los cambios que presentas y evaluar la situación antes de alarmarte. Generalmente, son respuestas fisiológicas necesarias para el bienestar de tu embarazo.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es normal tener flujo marrón en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Asociación Española de Matronas. (2017). Los consejos de tu matrona. España Recuperado de: https://aesmatronas.com/wpcontent/uploads/2018/01/Los-consejos-de-tu-matrona.pdf
  • Ferreres, I. (2008). El pH vaginal en el embarazo. Revista matronas profesión; 9 (4): 18-20. Recuperado de: https://www.federacion-matronas.org/revista/wp-content/uploads/2018/01/vol9n4pag18-20.pdf
  • Klein, S; Miller, S; Thomson, F. (2013). Un libro para las parteras. EEUU. Recuperado de : https://es.hesperian.org/hhg/Un_libro_para_parteras