Compartir

¿Es malo tomar cerveza en la lactancia?

 
Por Sheila Peón. 21 enero 2020
¿Es malo tomar cerveza en la lactancia?

Durante los nueve meses de gestación, la mujer embarazada tiene algunas restricciones a la hora de comer y beber determinados alimentos y bebidas, como el jamón serrano, sushi, patés, varias clases de embutidos, alcohol y café entre otros, que pueden afectar al desarrollo y salud del feto. Una vez después de dar a luz la situación cambia, pero siguen existiendo algunas limitaciones mientras se esté dando el pecho, ya que todo aquello que se ingiera pasará a la leche que tomará más tarde el bebé, incluyendo el alcohol y los medicamentos.

En este artículo de paraBebés veremos qué efectos secundarios produce el consumo de alcohol durante la lactancia, cuánto tiempo hay que esperar para dar el pecho después de tomar alcohol, si el consumo de cervezas sin alcohol es seguro y si tomar cerveza durante la lactancia es malo o no.

También te puede interesar: ¿Es malo fumar en la lactancia?

Alcohol y lactancia: efectos secundarios

Si la madre consume alcohol, este pasará fácilmente de su sangre a la leche, por lo que al niño le llegará una pequeña cantidad de ese alcohol si en ese momento toma el pecho. Los bebés son aún tan pequeños e inmaduros fisiológicamente que tienen disminuida la capacidad para poder metabolizar ese alcohol y esto puede provocar en él unos efectos secundarios indeseados, sobre todo si se trata de un consumo elevado:

  1. Decaimiento y somnolencia.
  2. Irritabilidad.
  3. Efectos negativos en el ritmo del sueño.
  4. Retraso en su desarrollo psicomotor.
  5. Inhibe la hormona oxitocina materna, que se traduce en una disminución de la producción de leche.
  6. Mayor riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.
  7. En casos extremos: convulsiones y coma.

¿Cuánto tiempo debo esperar para amamantar después de tomar alcohol?

Ese tiempo dependerá en gran medida de la cantidad de alcohol consumida y del peso de la madre. Cuanta más cantidad de bebida y menor peso materno, se requerirá de más tiempo para poder eliminarlo.

El efecto del alcohol alcanza su pico máximo entre media hora y una hora tras la ingesta. El tiempo recomendado que se debe esperar para poder dar el pecho será como mínimo dos horas y media por cada 10-12 gramos de alcohol que se tome. En este caso no hace falta sacarse primero la leche y desechar esa toma, ya que el alcohol no quedará acumulado en la leche.

Si no puedes esperar tanto tiempo para alimentar a tu bebé y sabes que vas a ingerir bebidas alcohólicas, la mejor opción es que extraigas previamente una suficiente cantidad de leche para tenerla preparada y esté libre de alcohol. En caso de utilizar esta técnica, te interesa saber Cómo guardar la leche materna extraída, Cuánto dura la leche materna en el refrigerador y Cómo calentar la leche materna.

¿Puedo tomar una cerveza sin alcohol durante la lactancia?

La respuesta es sí, se puede tomar cerveza sin alcohol mientras que se está amamantando, al igual que la cerveza 0,0.

Las diferencias entre ellas son que mientras la cerveza sin alcohol cuenta con una cantidad muy baja de alcohol (entre 0,4% y 0,6%), la cerveza 0,0 está desprovista de fermentación con alcohol. En definitiva, la mejor elección durante la lactancia sería la cerveza 0,0.

Es importante saber que también existen determinados medicamentos que contienen altas concentraciones de alcohol, utilizado como excipiente para su mezcla, por lo que habría que evitarlos mientras el bebé lacte. Lo podrás descubrir leyendo los prospectos de tus medicaciones.

¿Tomar cerveza durante la lactancia es malo?

Una de las creencias populares de nuestra sociedad es que la cerveza aumenta la producción de leche. Esto es totalmente falso e incluso puede provocar el efecto contrario.

Mientras que dure la lactancia, los expertos recomiendan que las madres eviten consumir bebidas que contengan alcohol, y si se va a consumir, que sea ocasionalmente, moderado y de manera responsable. Es decir, que se trate de cantidades pequeñas, como una caña, evitando las bebidas de alta graduación, y realizándolo de forma esporádica, como máximo una o dos veces por semana.

La madre tendrá que intentar alejar en el tiempo la ingesta de alcohol con las tomas de pecho.

En el caso de que el bebé aún sea muy pequeño, menor de tres meses, se aconseja evitar por completo cualquier bebida alcohólica. Esto se debe a que a estas edades tan tempranas, los bebés demandan mucho pecho para su correcto crecimiento y desarrollo, y no se da el tiempo suficiente para que el organismo de la madre elimine los restos de alcohol presentes en la leche. Además, los bebés recién nacidos son muy sensibles a sustancias y toxinas como el alcohol, metabolizándolo de forma muy lenta y volviéndose perjudicial para su salud.

Otro consejo de vital importancia es no practicar el colecho si se ha bebido, tanto la madre como el padre. Si los padres comparten el mismo espacio de la cama con su bebé para dormir y uno de ellos o ambos están bajo los efectos del alcohol, aumenta considerablemente el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (muerte repentina e inesperada del bebé). En el siguiente artículo encontrarás Qué es el colecho seguro y cómo practicarlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es malo tomar cerveza en la lactancia?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría. 2013. Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los 3 años.
  • APILAM (Asociación para la Promoción e Investigación científica y cultural de la Lactancia Materna). 2002. Alcohol.

Escribir comentario sobre ¿Es malo tomar cerveza en la lactancia?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Es malo tomar cerveza en la lactancia?
¿Es malo tomar cerveza en la lactancia?

Volver arriba