menu
Compartir

¿Es malo comer picante en el embarazo?

Por Leidy Mora. Actualizado: 14 mayo 2021
¿Es malo comer picante en el embarazo?

La alimentación durante el embarazo suele ser uno de los temas más comentados por las embarazadas, pues frecuentemente surgen dudas en relación a las comidas permitidas y las que definitivamente se deben evitar durante esta etapa.

Las comidas picantes suelen desencadenar antojos en las embarazadas, pero ¿es malo comer picante en el embarazo? En este artículo de paraBebés, hablaremos de este tema y te aclararemos si comer picante afecta al bebé, si puede adelantar el parto y qué hacer si aparece el antojo del picante durante el embarazo para que no te quedes con ninguna duda.

También te puede interesar: ¿Se puede comer camarones en el embarazo?

¿Comer picante afecta al bebé?

Son muchas las mujeres que acostumbran a consumir comidas picantes y después de quedar embarazadas, temen comerlas por miedo a afectar al bebé. Ciertamente, durante el embarazo se debe tener precaución con los alimentos que consumimos y procurar una alimentación lo mas saludable y equilibrada posible, pues algunos alimentos pueden generar consecuencias negativas tanto en la madre como en el bebé.

En relación a la comida picante, existen creencias populares que aseguran que esta comida puede afectar el embarazo provocando complicaciones graves como abortos. Aun así, no hay ningún estudio que avale que comer picante sea malo durante la gestación, lo que sí es cierto es que su consumo puede causar alteraciones digestivas en algunas madres.

Qué pasa si como picante en el embarazo

La comida picante no afecta el desarrollo ni el crecimiento del bebé. En ocasiones, puede alterar el bienestar de la madre, ya que uno de los sistemas que más se ve afectado durante el embarazo es el gastrointestinal, producto de la acción hormonal, específicamente de la progesterona. Veamos los efectos del picante a la madre en los diferentes trimestres del embarazo:

  • Primer trimestre: comienzan los llamados antojos y con ellos las ganas de comer picante, por lo que muchas madres optan por comidas picantes acompañadas de otros condimentos. Esto hará que las náuseas matutinas se agudicen por la acción del picante y de las hormonas sobre el sistema digestivo.
  • Segundo trimestre: el crecimiento uterino y la acción de las hormonas sobre el estómago pueden causar el llamado reflujo gastroesofágico, que se da cuando los ácidos del estómago se devuelvan hacia el esófago provocando la acidez. En los casos donde hay gastritis o esofagitis, la comida picante está totalmente contraindicada. En este artículo, te contamos qué tomar para la acidez en el embarazo.
  • Tercer trimestre: el tamaño de la barriga hace que todos los órganos abdominales se reorganicen y trabajen en espacios más reducidos. El estómago se comprime y los intestinos disminuirán la rapidez de la digestión, por lo que cada vez se hará más constante la acidez y el dolor en la boca del estómago. Algunas embarazadas también sufren de colon irritable y de hemorroides que se empeoran al consumir algunas comidas, en especial las comidas picantes y procesadas.

Entonces, ¿comer picante afecta al bebé? Ingerir picante no le hará nada directamente al bebé, pero si puede causar un fuerte malestar digestivo en la madre, favoreciendo la acidez, el dolor en la boca del estómago, una mala digestión, flatulencias y en algunos casos incomodidad en las hemorroides. Si sufres de alguno de estos síntomas, debes evitar el consumo de estas comidas.

¿Comer picante puede adelantar el parto?

Comer picante en el embarazo no adelanta el parto, pues como se ha comentado, la comida picante no afecta al bebé, ni tiene una incidencia directa en el útero. Lo que si puede favorecer la ingesta de alimentos picantes, en especial el curry picante, es la perístasis, es decir, las contracciones intestinales que estimulan el transito digestivo, aun sí esto no favorece la estimulación uterina. De manera que, no existe una relación entre comer picante y estimular el parto. El bebé solo nacerá cuando esté preparado para hacerlo.

Qué hacer si aparece el antojo de picante durante el embarazo

Si tienes un antojo de comida picante durante el embarazo y no has sufrido de acidez ni otra alteración digestiva, entonces puedes comerlo con moderación. Puedes optar por comida hecha en casa donde puedas graduar la cantidad de picante y hacerla lo más tolerable posible. Además, es importante consumirlo durante el día y evitarla durante la noche, pues así se disminuye la probabilidad de padecer la molesta acidez.

El grado en que puede afectar el consumo de comidas picantes es muy propio de cada embarazada. Algunas toleran mejor estas comidas que otras y depende en gran parte de que tan acostumbrado este el organismo al picante y de los síntomas digestivos que tenga la madre durante su embarazo. Ante todo, debes consultar con tu médico/a de confianza para que te de luz verde para disfrutar estos alimentos. Si has padecido de acidez o hemorroides, es muy probable que debas evitarla hasta después del nacimiento del bebé.

En este artículo, encontrarás más información sobre alimentos prohibidos en el embarazo y el por qué.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es malo comer picante en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Medicadiet (2015). Guía de alimentación para embarazadas. España. Recuperado de: https://seedo.es/images/site/Guia_Alimentacion_Embazaradas_Medicadiet.pdf
  • Pérez, A; Roche M. (2009). Patología médica y embarazo. Trastornos gastrointestinales, neurológicos, cardiovasculares y dermatológicos. España. Revista An. Sist. Sanit. Navar Volumen 32. (Supl.1).

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Jhojan
Genial
Su valoración:
Diana Sanabria
Muy buen artículo me encanto la información

¿Es malo comer picante en el embarazo?
¿Es malo comer picante en el embarazo?

Volver arriba