En qué consiste la crianza con apego

En qué consiste la crianza con apego

Desde el momento en el que te quedas embarazada, todo el mundo se siente con la libertad de darte “consejos”, aunque no los hayas pedido, acerca de cuál es la mejor forma para criar al bebé que aún llevas en el vientre.

Desde bien pronto, te dicen que no le cojas mucho para que no se acostumbre a los brazos, que le dejes llorar porque no le pasa nada y, así, se hará más independiente, que no duermas junto a él porque así nunca querrá salir de la habitación… cuando en realidad el bebé lo que necesita es justo lo contrario. Para establecer vínculos positivos con los progenitores, el bebé necesita su contacto, su cariño, su comprensión, sus brazos. Por eso, en este artículo de paraBebés, vamos a ver en qué consiste la crianza con apego, cuál es la teoría del apego, otros tipos de crianza y sus beneficios.

Teoría del apego

La Teoría del Apego fue desarrollada por el psicólogo y psicoanalista John Bowlby (1907 – 1990). Sus fundamentos se basan en que los bebés, desde su nacimiento, están programados biológicamente para establecer vínculos con las personas de su alrededor.

El apego se trata de un vínculo afectivo que el bebé establece con una o varias personas significativas de su entorno (aquellas que le cuidan, normalmente) y que da lugar a una relación o emoción privilegiada, por decirlo de alguna manera. Se caracteriza por presentar un determinado tipo de conductas como lloros, gestos, vocalizaciones, expresión de sentimientos… Aquí encontrarás por qué un bebé llora.

Un buen apego, garantiza la supervivencia del bebé ya que, expresando sus necesidades, sabe que el adulto irá a cubrírselas y no las reprimirá. Además, es una fuente de bienestar y apoyo emocional para el bebé, y aporta la confianza necesaria para que explore su entorno. Un indicador muy claro de que el vínculo de apego ya se ha establecido, lo podemos comprobar alrededor de los 8 o 9 meses de vida del bebé, cuando se pone de manifiesto el rechazo a personas extrañas, una búsqueda constante de la proximidad con los progenitores y una marcada resistencia a la separación. En función del temperamento del infante, las conductas serán más o menos acentuadas.

En definitiva, Bowlby creía en la importancia de que bebé y madre, principalmente, tienen la necesidad de estar en contacto y, esto, es lo que permitirá su supervivencia. La crianza basada en el apego, hará adultos más seguros de sí mismos y con mayor autoestima. Profundizaremos en ella a lo largo del artículo.

Tipos de crianza

Hay muchos tipos de crianza que se pueden aplicar en nuestros bebés. Van desde los más autoritarios hasta los más permisivos, pasando por aquellas teorías que se centran en el momento evolutivo del bebé y comprendiendo su desarrollo. Ningún extremo es bueno y debe haber un equilibrio para que nuestro bebé se desarrolle correctamente y sin secuelas o impactos negativos en su personalidad. Vamos a ver brevemente los tipos de crianza que tienen en cuenta todos estos aspectos:

  • Crianza con apego: se basa en la construcción de vínculos afectivos fuertes y positivos entre los progenitores y los bebés, dando respuesta a las necesidades de los mismos de forma rápida. El llanto del bebé es entendido como una pedida de auxilio ya que es su única forma de comunicar que le pasa algo. El contacto entre los niños y niñas y sus figuras de apego es fundamental (muchos brazos, dormir juntos, lactancia materna prolongada, entender el momento de desarrollo en el que se encuentra…).
  • Crianza natural: como su nombre indica, es aquella que busca, principalmente, entender a los niños y niñas, estado pendiente de lo que necesitan y consultándolo con ellos. Es dejarte llevar por tu instinto para criar a tu bebé.
  • Crianza respetuosa: los principios de la crianza respetuosa son los mismos que los de la crianza natural, pero van un paso más allá. En la crianza con apego, el énfasis se pone en el bienestar del bebé, dejando a un lado el cómo se pueda sentir la madre. Hoy en día, las mujeres trabajan fuera de casa y no pueden dedicar el tiempo que dedicaban a los hijos e hijas antiguamente sus antepasadas. El vínculo de apego más fuerte del bebé suele ser, en la mayoría de las ocasiones, con su madre y esto supone que, si la madre no está cerca, es posible que el bebé tampoco lo esté y que ella tenga que sacrificar ciertas cosas para dedicarse a él al 100%. Por eso, la crianza respetuosa se basa en buscar un equilibrio entre las necesidades del bebé y las necesidades de sus padres y madres para que todos estén bien.
  • Crianza positiva: consiste en educar a los bebés para que sean felices dentro de un contexto de amor y respeto, desarrollándose de una forma constructiva donde la comunicación juega un papel fundamental.

Vamos a centrarnos y a profundizar un poco más en la crianza con apego.

Concepto de crianza con apego: definición y ejemplos

La crianza con apego se basa, principalmente, en la Teoría del Apego de Bowlby que hemos visto un poco más arriba. William Sears, un pediatra norteamericano, fue el que se empapó con esta teoría y estableció el término “crianza con apego” para definir aquella forma de educar a los bebés ofreciéndoles de manera inmediata, prácticamente, todo lo que los adultos consideran que necesita: higiene, alimento, cariño, atención, ocio…

Para ponerla en práctica, se deben seguir ocho principios básicos establecidos por el Dr. Sears:

  1. Birth bonding (lazos afectivos desde el nacimiento): realizar el piel con piel con mamá regulará su temperatura corporal y su frecuencia cardíaca, además de facilitar el establecimiento de la lactancia materna. También podemos fomentar los lazos afectivos mostrándole cariño con caricias, besos, abrazos, atención…
  2. Breastfeeding (lactancia materna): es la forma más natural y más beneficiosa de alimentar al bebé. Esto crea un vínculo muy fuerte con la madre, ya que son dependientes uno del otro. Descubre aquí posiciones, técnicas y consejos para la lactancia materna.
  3. Babywearing (llevar al bebé encima): el porteo les da mucha tranquilidad, mejora los cólicos, les ayuda a dormir mejor y por más tiempo… no hay nada mejor que ir pegado a mamá o papá escuchando el rítmico sonido del corazón y recibiendo su calor. Descubre todas las opciones para el porteo ergonómico y sus beneficios.
  4. Beding close to baby (dormir cerca del bebé): dormir juntos practicando colecho, previene la muerte súbita, da seguridad a los bebés y prolonga la lactancia materna. Ya tendrán tiempo de dormir solos. Aquí encontrarás cómo practicar el colecho seguro.
  5. Belief in the language value of your baby’s cry (confianza en el llanto del bebé como lenguaje): el llanto del bebé es un grito de socorro, es su forma de decirnos que le pasa algo, que está incómodo, que tiene hambre, sueño, que está sucio o que quiere ser acunado y estar en brazos para recibir la seguridad y tranquilidad que le dan sus figuras de apego. No lo hacen por manipularnos, puesto que no tienen la madurez cerebral suficiente como para comprender lo que es eso. Por ello, debemos responder a su llanto y aportarle lo que necesite en ese momento.
  6. Beware of baby trainers (tener cuidado con los adiestramientos): debemos establecer rutinas flexibles en función de sus necesidades. Es decir, no obligarles a comer si no tienen hambre, dejarles llorando para que se duerman…
  7. Balance (mantener un equilibrio): no ser demasiado autoritario ni demasiado permisivo. Escuchar y entender a los más pequeños y no creernos superiores a ellos solo por ser adultos. Educar en el respeto.
  8. Both (ambos):ambos progenitores, si los hay, ya sea madre y padre, dos madres o dos padres, deben estar implicados en la educación y crianza de sus hijos e hijas, remando en la misma dirección.

No es una lista que haya que seguir a rajatabla, son una serie de principios que explican que pasando tiempo con nuestros hijos e hijas, darles amor y cariño, cogiéndoles en brazos cuando lo necesiten, estar cerca de ellos y no ignorar su llanto cuando nos reclaman algo, harán que desarrollen una forma de ver la vida y de comportarse en función de lo que ellos crean que es correcto en base a sus experiencias. De este modo, se evitarán castigos, cachetes, gritos y otras conductas negativas que lo que único que consiguen es reprimir emociones y, en ocasiones, conseguir el efecto contrario.

Llevar a cabo todas estas acciones, poniendo en práctica la crianza con apego, va a tener múltiples beneficios en el desarrollo de la personalidad de nuestros bebé. Sigue leyendo para descubrirlos.

10 beneficios de la crianza con apego

Este tipo de crianza tiene una serie de beneficios, entre los que encontramos los siguientes:

  • Le da al bebé seguridad emocional, sintiéndose protegido por sus figuras de apego.
  • Mayor autoestima en la etapa adulta, gracias a tener sus necesidades cubiertas en la primera infancia. El dejarles llorar en la cuna para que se acostumbren a dormir solos, puede tener consecuencias negativas en el futuro, ya que ellos no entienden el por qué no van a ayudarle si siente que algo va mal. Los bebés no tienen la capacidad de manipular a los adultos y, si les dejamos llorar sin hacerles caso hasta que dejan de hacerlo, no es porque se acostumbren, sino porque saben que llorando no van a recibir respuesta por parte de sus figuras de apego, por lo que comienzan a reprimir sus emociones.
  • Sus relaciones personales se basarán en la tolerancia y el respeto.
  • Serán niños y niñas más motivados/as.
  • La comunicación con sus familiares de apego, se basará en la confianza y en la fluidez, disminuyendo el riesgo de que oculten cosas.
  • Desarrollan una mayor empatía hacia otras personas y seres vivos.
  • Mayor capacidad de cooperación con la sociedad.
  • Son bebés, niños y niñas más felices puesto que sus necesidades reciben respuesta de manera inmediata.
  • Disminuye el nivel de estrés y mejora su respuesta ante la frustración.
  • Favorece su desarrollo integral y mejora su autonomía.

Como decíamos al inicio del artículo, durante el embarazo y la crianza de tus hijos e hijas, muchas veces te preguntarás “¿por qué todo el mundo tiene que opinar acerca de cómo criar a tu bebé?”. Cada familia es diferente y, por eso, lo mejor es informarte de todas las formas de crianza que hay y actuar de acuerdo con aquella que mejor se adapte a vuestro modo de vida. Todos los padres y madres quieren lo mejor para sus hijos, por eso no debéis dejar que os afecten las opiniones de las demás personas.

Si deseas leer más artículos parecidos a En qué consiste la crianza con apego, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación infantil.

Bibliografía
  • Bastida, A. (10 de octubre de 2018). Crianza Natural del bebé: Qué es y cómo aplicarla. Recuperado de: https://www.criarconsentidocomun.com/crianza-natural-del-bebe/
  • Garrido García, J. (24 de abril de 2016). Crianza Respetuosa no es lo mismo que Crianza Natural. Recuperado de: https://www.mipediatraonline.com/crianza-respetuosa-no-crianza-natural/
  • Perales Bermejo, L (8 de marzo de 2019). Por qué elijo este tipo de crianza. Recuperado de: https://www.crianzaautorregulada.com/por-que-elijo-la-crianza-con-apego/