Compartir

¿De qué color es el líquido amniótico?

¿De qué color es el líquido amniótico?

El líquido amniótico es el fluido biológico que envuelve al feto dentro del saco amniótico, a partir de la cuarta semana de embarazo aproximadamente. Es un elemento que en su mayoría está producido por el feto y todas las funciones que desempeña son primordiales para el crecimiento y el desarrollo correcto del bebé.

La futura mamá solamente lo podrá ver si ha roto aguas o si se ha producido alguna pequeña fisura en la bolsa. En estos casos es muy importante observar su aspecto y color, ya que dependiendo cómo sea este, a veces hay que acudir al hospital sin demora porque puede existir riesgo para el niño o la niña.

En este artículo de paraBebés veremos cómo es el líquido amniótico, de qué color puede ser y qué indica en cada caso y cuáles son los síntomas de pérdida de líquido amniótico.

Cómo es el líquido amniótico

Este líquido está formado sobre todo por agua, representando el 99% del total. También por proteínas, lípidos, carbohidratos como la glucosa, vitaminas, hormonas, entre otros. Tiene un pH de 7'4.

Al principio de la gestación, alrededor de la semana 10 de embarazo, su volumen es de unos 30 ml y procede en gran parte de la superficie fetal de la placenta y de las secreciones del cuerpo del embrión.

Alcanza su volumen máximo sobre la semana 38 de gestación, siendo de unos 1000 ml. A partir de la mitad del embarazo, el líquido amniótico es sobre todo orina del feto y líquido que segregan sus pulmones.

Este líquido es el que se encarga de proteger y amortiguar al bebé de todos los movimientos de la madre e, incluso, de golpes o traumatismos que se reciban en el vientre, ya que se encuentra flotando en él. Además, mantiene una temperatura constante dentro del útero, evita que exista demasiada presión sobre el cordón umbilical, contribuye al normal desarrollo del sistema músculo-esquelético y de los pulmones y tiene propiedades antibacterianas que le protegen ante infecciones.

De qué color puede ser el líquido amniótico y qué indica

El líquido amniótico que se encuentra intacto dentro del saco amniótico, normalmente es de un color transparente-amarillento, a veces ligeramente opaco o blanco.

Una vez que se ha producido la rotura de membranas, es decir, que la mujer ha roto aguas, es de vital importancia observar el color de este líquido, ya que se pueden dar diferentes situaciones según la composición que tenga en ese momento:

  • Color claro o prácticamente transparente, con algún posible pequeño resto de sangre. Este caso es el más habitual y quiere decir que el líquido está “limpio”, por lo que no es necesario acudir corriendo al hospital. Para relajarte, antes de salir de casa puedes darte una ducha, coger la bolsa que tengas preparada para tu estancia en el hospital e irte.
  • Color verdoso o más oscuro de lo normal. Si este es tu caso, deberás ir al hospital urgentemente. Este color significa que tu bebé ha hecho la primera caca (el meconio) dentro del útero y existe un gran peligro de que lo pueda aspirar y derivar en problemas respiratorios, en ocasiones muy graves.

Sea cual sea el color que presente el líquido amniótico, una vez que se rompe aguas siempre hay que acudir al hospital, al igual que si se observa sangre en abundancia. El personal procederá al ingreso de la mujer para tener controlado el estado del bebé, así como asistir en el momento del parto.

Síntomas de pérdida de líquido amniótico

Si te encuentras en la recta final del embarazo, deberás estar atenta a los síntomas, ya que estos se pueden presentar en cualquier día, a cualquier hora y en cualquier lugar

Las señales que se presenten dependerán si se ha producido la rotura total de membranas o si se trata de una pequeña fisura en la bolsa:

  • Si se ha roto aguas, se notará cómo sale líquido por la vagina de forma abundante, siendo más cantidad que la orina, y de manera rápida y continua.
  • Si por el contrario se trata de una fisura, es más difícil de distinguir de una pérdida de orina o del flujo vaginal, ya que la cantidad que se pierde es escasa y de manera intermitente.

Para poder estar segura de que es líquido amniótico lo que estás perdiendo, puedes seguir estos pasos:

  1. Lo primero, ve al baño y orina, procurando vaciar la vejiga por completo para poder descartar que se trate de pérdidas de orina.
  2. Después, ponte a caminar y a toser unas cuantas veces.
  3. Pasado un tiempo, revisa tu ropa interior. Si esta tiene una mancha producida por un líquido, ya se puede confirmar que es líquido amniótico, ya que orina no puede ser. Si por el contrario no existe ninguna mancha o esta es espesa y viscosa, es flujo vaginal.

Si aún así sigues teniendo dudas de si estás perdiendo líquido amniótico o no, deberás consultarlo con los profesionales sanitarios para que lo pueda confirmar o negar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿De qué color es el líquido amniótico?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Medline Plus. (2018). Líquido amniótico.
  • Olmedo, JR. (2010). Fisiología del líquido amniótico.

Escribir comentario sobre ¿De qué color es el líquido amniótico?

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Dolly
Hola ... yo siento que me sale liquido transparente no mucho .. en pequeñaa cantidades ¿ qué puede ser ? Gracias
Su valoración:
Nancy yanis silva martinez
Porque me baja un poco de agua trasparente

¿De qué color es el líquido amniótico?
¿De qué color es el líquido amniótico?

Volver arriba