menu
Compartir

Cuna o moisés: ¿cuál es mejor? 

 
Por Eva Martínez Fierro. 28 enero 2021
Cuna o moisés: ¿cuál es mejor? 

Los 9 meses que dura la gestación sirven a los futuros padres y madres para comprar y preparar todas las cosas que va a necesitar el bebé cuando nazca. Una de las más importantes, debido al tiempo que se va a usar, es la cuna, minicuna o moisés, ya que es el lugar en el que dormirán los recién nacidos. Pero, ¿es necesario tener las 3 cosas para asegurar el descanso de los bebés? ¿Se pueden sustituir? ¿Cuál de los tres es mejor y qué diferencias hay entre ellos?

En este artículo de paraBebés, pretendemos ayudaros a decidir entre cuna y moiséis, viendo cuál es mejor en función de vuestras necesidades. Te respondemos a todas las cuestiones anteriores para despejar las dudas que puedas tener acerca de este tema.

¿Dónde debe dormir el recién nacido?

Los recién nacidos duermen una media de 18 horas al día durante sus primeras semanas de vida. Sus despertares están marcados por los signos de hambre y saciedad, siendo habitual que se despierten cada 2 o 3 horas para alimentarse, independientemente de que sea de noche o de día.

Dado que tienen unas necesidades de sueño tan elevadas y debido a sus características físicas, que todavía tienen un largo camino por recorrer hasta desarrollarse del todo, es necesario que su lugar de descanso cumpla ciertos requisitos:

  • Compartir habitación con el recién nacido hasta su primer año de vida para reducir el riesgo de Muerte Súbita del Lactante.
  • El colchón debe ser firme y estable, indepediente del colchón de los padres para evitar aplastarle, taparle sin querer o darle la vuelta. Una opción fantástica es poner una cuna de colecho para dormir junto al bebé sin riesgos.
  • Mantén el colchón despejado de mantas, peluches u otros objetos que puedan bloquear en un momento dado las vías respiratorias del bebé
  • Coloca a tu bebé boca arriba, es decir, apoyado sobre su espalda con la cabeza ladeada. Cada vez que coma, se debe cambiar su cabecita de lado para prevenir la plagiocefalia.
  • No abrigues al bebé en exceso, con una capa más de la que uséis en casa habitualmente, será suficiente.
  • No fumes, ni bebas, ni tomes drogas en el entorno del bebé. En ese caso, se desaconseja totalmente practicar el colecho.

Pues bien, ahora que sabemos cómo deben dormir los recién nacidos, vamos a ver en qué lugares es mejor que lo hagan.

En este artículo encontrarás más información sobre el sueño del recién nacido.

La cuna para el bebé

Es uno de los objetos por excelencia de los dormitorios infantiles, aunque en la práctica muchas veces se usen únicamente para almacenar juguetes ya que los bebés terminan prefiriendo la cama de sus padres y madres.

No obstante, los primeros meses de vida es recomendable que los bebés duerman dentro de ella, pero en la habitación de sus progenitores. Hay varios tipos de cunas que tienen diversas funciones:

  • Cuna clásica: es la cuna de toda la vida, con un colchón regulable en altura y rodeada de barrotes para que no se caigan los bebés
  • Cuna colecho: esta cuna es muy parecida a la anterior, pero con la particularidad de que pueden quitarse unos barrotes laterales para que pueda juntarse a la cama de los padres y madres, facilitando así la práctica del colecho.
  • Mini cuna: es de un tamaño menor a la cuna y no tiene barrotes, si no que está compuesta de tela transpirable. La gran mayoría pueden usarse como colecho y duran una media aproximada de 6 meses.
  • Cuna evolutiva: este tipo de cunas no están muy extendidas, pero son bastante funcionales ya que van creciendo con el bebé. Tienen una zona extensible por lo que se adaptan al tamaño de cada uno desde que son recién nacidos.
  • Cuna convertible: estas cunas son la última tendencia, y es que van integradas a un cambiador que luego se convertirá en mesilla y cama, por lo que no habrá que comprar un dormitorio infantil con el paso de los años.

Elegir una u otra cuna dependerá de los gustos y de las preferencias de cada familia, ya que cada una tiene unas necesidades concretas y no todos los modelos pueden satisfacerlas.

Por otro lado, tenemos los moisés, que son parecidos a las cunas, pero tienen una funcionalidad completamente distinta. Vamos a verlo a continuación.

El moisés para bebés

El moisés es un tipo de capazo que puede transportarse fácilmente debido a su tamaño y al que se le pueden acoplar patas para que quede a la altura de la cama. Es similar a la mini cuna, pero no puede tiene la posibilidad de acoplarse al colecho y es mucho más pequeño. Puntos que debemos tener en cuenta para decidir entre cuna o moisés:

  • La ventaja que tiene es que se puede mover fácilmente por casa: puedes llevarlo al baño mientras te duchas, a la cocina, al salón... pero es menos estable que una cuna y mucho más bajito.
  • El principal inconveniente de los moisés es que se pueden usar muy pocos meses, ya que son muy pequeños.
  • Su límite de uso llegará cuando el bebé alcance un peso y estatura determinados o cuando comience a moverse más.
  • Es muy cómo si la casa cuenta con poco espacio.

En definitiva, no es mejor la cuna o el moisés, sino que depende de las necesidades y preferencias de cada familia y del espacio con el que cuente cada una de ellas en su hogar.

Cuna o moisés: ¿cuál es mejor?  - El moisés para bebés

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuna o moisés: ¿cuál es mejor? , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • El Yanhari, K. (12 de julio de 2019). Moisés para bebés: ¿hasta qué edad puede usarlo mi bebé? Recuperado de: https://www.babyplaza.com.pe/blog/moises-para-bebe/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuna o moisés: ¿cuál es mejor? 
1 de 2
Cuna o moisés: ¿cuál es mejor? 

Volver arriba