menu
Compartir

Cuidados del cordón umbilical en el recién nacido

 
Por Leidy Mora. 7 julio 2021
Cuidados del cordón umbilical en el recién nacido

En los días posteriores al nacimiento, el bebé esta en adaptación a su vida extrauterina. Esto lo hace susceptible a la invasión de bacterias que viven en ambiente, especialmente en el muñón del cordón umbilical. Por esta razón, se debe realizar el cuidado del cordón umbilical en el recién nacido, con el objetivo de prevenir la onfalitis y otras complicaciones.

En este artículo de paraBebés, hablaremos de los cuidados del cordón umbilical en el recién nacido, basados en las pautas de la Organización Mundial de la Salud. Además, te diremos cuál es el riesgo al que se expone el bebé de no cuidar esta zona después del nacimiento.

El cordón umbilical en el recién nacido

El cordón umbilical es un órgano transitorio constituido por dos arterias y una vena, rodeado de una sustancia gelatinosa denominada gelatina de Wharton. Su función es mantener el intercambio de oxígeno, nutrientes y productos de desecho entre la placenta y el feto, favoreciendo así la vida intrauterina y el correcto desarrollo del bebé durante el período de gestación.

Al momento de nacer, la circulación del recién nacido cambia y se vuelve independiente, por lo que el cordón umbilical es retirado, colocando una pinza plástica hemostática llamada clamp umbilical que evita que se produzca una hemorragia al cortarlo.

Esta pinza de plástico se deja y aproximadamente a los 5 días se cae por sí sola, dejando una herida o muñón, que termina de cicatrizar y tomar la forma de ombligo luego de unas 2 a 3 semanas. En este artículo, encontrarás más información sobre cuándo se cae el cordón umbilical del bebé.

En este proceso de cicatrización, el tejido expuesto del cordón umbilical del recién nacido puede ser susceptible a la colonización de bacterias, en especial de staphylococcus aereus. Para evitarlo, debemos practicar algunos cuidados, como los que veremos a continuación.

Cómo cuidar el cordón umbilical de un recién nacido

En el 2013, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció unas pautas para el cuidado del cordón umbilical, recomendando la cura en seco en los países desarrollados, donde el riesgo de tétanos es bajo, es decir, en los lugares donde la mayoría de la población este vacunada con Toxoide Tetánico.

La cura en seco consiste en limpiar el muñón del cordón umbilical solo con agua tibia y jabón neutro y después mantenerlo bien seco, evitando de esta forma la colonización de bacterias. A continuación, veremos los cuidados del cordón umbilical en el recién nacido con las pautas establecidas según la OMS:

  • Quedarse con la madre: después del parto, el bebé debe permanecer en la misma habitación con la madre, por lo menos las primeras 24 horas, para favorecer la colonización de bacterias saprofitas, es decir, de microorganismos normales y necesarios de la piel, que aporta la madre.
  • Bañar al bebé: el recién nacido no debe ser bañado las primeras 6 horas. En este artículo, te contamos cómo bañar a un recién nacido con el cordón umbilical.
  • Mantener el cordón limpio y seco: sin bandas elásticas ni vendas alrededor del cordón que puedan entorpecer el secado.
  • Mantener al bebé con ropa holgada: de ser posible de algodón.

Recomendaciones para el cuidado del cordón umbilical en el recién nacido

De acuerdo con los cuidados del cordón umbilical en el recién nacido de la OMS, el procedimiento de la cura del cordón es el siguiente:

  1. Lavar las manos con agua y jabón para realizar la cura.
  2. Lavar el muñón del cordón umbilical con agua tibia y jabón neutro diariamente.
  3. Secar la zona con una gasa limpia.
  4. Mover ligeramente la pinza para secar bien el cordón.
  5. Evalúa la zona del cordón y sus alrededores. Debes estar pendiente de síntomas como enrojecimiento y secreciones purulentas.
  6. Valora que quede seco luego de los cambios de pañal.
  7. Secar bien es lo más importante, pues la humedad atrae bacterias. No temas en hacerle daño, el cordón umbilical no duele.
  8. No cubras la zona del cordón con el pañal. Cambia el pañal frecuentemente.

En los países en vías de desarrollo, la OMS recomienda adicionar a esta cura antisépticos. Entre los más usados está la clorhexidina al 4% o el alcohol al 70%. También se debe realizar en bebés recién nacidos que se queden en enfermería después del parto, que duren unos días más hospitalizados o que nazcan en domicilios.

Diversos estudios han comparado el cuidado del cordón umbilical en seco y con antisépticos, no encontrando ninguna diferencia entre ambos. Así pues, el lavado solo con agua y jabón no predispone al bebé a un mayor riesgo de infección.

Esta es sin duda la principal inquietud de las madres, que sienten preocupación al no colocarle al bebé ningún antiséptico. Sin embargo, lavar bien la zona y mantenerla seca, evitará la invasión de bacterias. Además, los estudios han demostrado que la cicatrización es más rápida en bebés que se realiza la cura en seco. Si sientes que tu bebé necesita un antiséptico, es importante que lo comentes con el pediatra, quien te dará las razones por la que no lo necesita o le indicará un antiséptico para que te sientas más tranquila.

Riesgos de no realizar los cuidados del cordón umbilical en el recién nacido

Si te preguntas cómo cuidar el cordón umbilical de un recién nacido, hay que tener en cuenta que es propenso a sufrir de infecciones dada la inmadurez de su sistema inmunitario, por lo que, al estar la herida expuesta, tiene el riesgo de contraer una infección, pudiendo ocurrir entre el tercer y décimo día luego del nacimiento.

La infección del cordón umbilical, también llamada onfalitis, es una complicación que se puede presentar en los recién nacidos durante la primera semana. Generalmente cursa con síntomas leves, aunque de no ser tratada a tiempo puede traer consecuencias graves como una septicemia en el bebé. Esta enfermedad presenta los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento del muñón.
  • Edema en los alrededores del ombligo.
  • Secreción purulenta y sangrado que hay que tratar con antibióticos.

La infección del cordón umbilical es prevenible, con los cuidados propios del cordón umbilical descritos, se evita el riesgo de complicaciones. Hay que estar atentos ante la presencia de cambios en el muñón que sugieran una infección y acudir al pediatra en caso de evidenciarlos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del cordón umbilical en el recién nacido, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Aradena, L., Astudillo, C. (2015). Patología del Ombligo. Chile. Revista Pediátrica electrónica 2015 en línea. Volumen 12. Número. 1. Recuperado de: http://www.revistapediatria.cl/volumenes/2015/vol12num1/pdf/PATOLOGIA_OMBLIGO.pdf
  • Cámara, L. (2009). La cura en seco del cordón umbilical en el recién nacido: revisión de la evidencia. España. Revista matronas profesión. 2009; 10 (3): 20-24. Recuperado de: https://www.federacion-matronas.org/wp-content/uploads/2018/01/vol10n3pag20-24.pdf
  • Leante, J. (2019). Recomendaciones para el cuidado del cordón umbilical en el recién nacido. España. Anales de pediatría Barcelona. Vol. 90 (6). Recuperado de: https://www.analesdepediatria.org/index.php?p=revista&tipo=pdf-simple&pii=S1695403319300700
  • López, M (2019). Cura seca frente a cura con clorhexidina para prevención de onfalitis. Revisión sistemática con metaanálisis. Revista Latinoamericana de enfermagem 2019;27:e3106.
  • Sociedad Española de Pediatría. (2017). ¿Cura seca del ombligo o antisépticos? Recuperado de: https://sepeap.org/cura-seca-del-ombligo-o-antisepticos/
  • Organización Mundial de la salud (2014). Recommendations on Postnatal Care of the Mother and Newborn. Recuperado de: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/97603/?sequence=1

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados del cordón umbilical en el recién nacido
Cuidados del cordón umbilical en el recién nacido

Volver arriba