Cuándo dan besos los bebés

Cuándo dan besos los bebés

Uno de los momentos más esperados junto a que tu bebé sea capaz de decir "mamá" o "papá" es que aprenda a dar besos. Sin lugar a dudas, es un acontecimiento que no se puede olvidar, ya que supone un momento muy especial en su desarrollo.

Normalmente, los bebés comienzan a dar besos por repetición de algún gesto o mueca y, progresivamente, se convierte en un beso al aire hasta que, poco a poco, lo dotan de intencionalidad. Pronto el bebé podrá percatarse de la reacción que despierta en los demás y no parará de repetirlo una y otra vez. En este artículo de paraBebés, os contaremos cuándo dan besos los bebés y qué beneficios tiene.

¿A qué edad aprenden a dar besos los bebés?

La acción de dar un beso surge en el bebé a los 10 meses aproximadamente, producto de un movimiento mecánico y sistemático, que comienzan a realizar normalmente lanzándolo al aire y con la mano. No tiene ninguna intención hasta que el adulto imita al infante y éste va añade a ese gesto un sentido y funcionalidad.

En torno a los 18 meses el bebé será capaz de apretar los labios y dar un beso. De hecho, será ahí cuando se produzca la intencionalidad. Aun así, este acontecimiento puede darse antes de esa edad o después, pues hay que tener en cuenta que va a depender del desarrollo madurativo y afectivo del bebé.

Además, también puede ocurrir que el niño o la niña sepa dar besos y, sin embargo, no quiera darlos. Esto forma parte de su personalidad y debemos respetarlo.

Beneficios de que los bebés aprendan a dar besos

Uno de los mayores beneficios que tiene que el bebé sea capaz de dar besos es que favorece el vínculo afectivo con sus figuras de referencia. Normalmente, un bebé que da besos a sus padres y a sus familiares allegados es un infante que también es besado y al que se le demuestra el afecto. Entonces, como reflejo de esos actos de amor, él o ella da muestras de cariño a quien más quiere.

Aunque esto no tiene por qué ser siempre así. Puede haber niños o niñas que son muy queridos y que reciben muchas demostraciones de afecto y, sin embargo, ellos no son besucones o cariñosos. Para entenderlo, te recomendamos este artículo sobre el desarrollo emocional del niño de 0 a 3 años.

Cómo enseñar a un bebé a dar besos

Las muestras de afecto son muy beneficiosas para fortalecer el vínculo afectivo con el bebé. A continuación, os contamos cómo aprende un bebé a dar besos:

  • Por medio del ejemplo: es la mejor manera de enseñar a un niño cualquier cosa. Si tú besas a tu hijo/a, él o ella te responderá.
  • Por imitación: cuando empiezan con los movimientos mecánicos de lanzar besos al aire, una buena forma de enseñarle es imitarle. De este modo, pronto relacionará el gesto con su significado y lo repetirá muchas más veces.
  • Agradece y expresa alegría cuando tu bebé te dé un beso.
  • Que vea cómo damos besos a otras personas: para que el bebé conciba beso como un gesto de afecto hacia las personas que queremos, está bien que vea cómo damos besos a otras personas, además de a él.
  • Encuentra momentos agradables y de complicidad para darle besos y recordarle lo muchísimo que le quieres. Esto no solo le enseñará a dar besos, sino que fortalecerá vuestro vínculo afectivo.
  • Hay besos que tienen su momento asignado: darle besos en el momento de levantarse y al acostarse. Estos gestos que se convierten en hábitos, nos acompañan el resto de nuestras vidas.

Qué pasa si mi bebé no quiere dar besos

Besar es un gesto social culturalmente extendido que demuestra afecto, cercanía e incluso cortesía cuando nos presentan a alguna persona. En algunos lugares está más extendido estrechar la mano y en otros besar en la mejilla. Descubre cuáles son los tipos de besos y su significado. Así pues, que nuestro bebé lance besos y nos dé besos es un acontecimiento que marca a los padres, pero ¿qué ocurre si el niño no quiere dar un beso?

Cuando un bebé no quiere dar un beso a una persona, nunca se le debe obligar a que lo haga, pues es un gesto que conlleva mucha proximidad y confianza y no siempre proporciona comodidad ese exceso de cercanía y contacto. Si un infante no quiere dar un beso es mejor que no lo dé.

Si la otra persona, responde con una frase del tipo "si no me das un beso me enfado o me pongo triste" se está presionando al niño a que establezca un contacto que no quiere. El adulto tampoco debe chantajear con esto como, por ejemplo, "si me das un beso, te doy un caramelo". Los besos no se dan por recibir nada a cambio, se dan de forma voluntaria para demostrar nuestro afecto hacia la otra persona.

Si la personalidad del bebé implica que haya días en los que le apetezca dar un beso y otros que no, eso no es sinónimo de que no sienta cariño y afecto hacia las personas que le rodean. En esas ocasiones, simplemente no quiere dar besos y no pasa nada por eso.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuándo dan besos los bebés, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento del bebé.

Bibliografía
  • Vega, G. L. (2022). Castigar no es educar: Todas las ventajas de la Disciplina Positiva. La esfera de los libros.