Compartir

Cómo y cuándo introducir cereales a un bebé

Cómo y cuándo introducir cereales a un bebé

Con el inicio de la alimentación complementaria empiezan los primeros quebraderos de cabeza de padres y madres. ¿Cuándo comenzar? ¿Qué alimentos ofrecer primero? ¿Papillas o sólido? ¿Son necesarios los cereales para bebés? En la consulta de pediatría suelen aclarar todas estas dudas, pero muchas veces los profesionales sanitarios no están actualizados con las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y, aquí, es donde hay disparidad de opiniones acerca de la alimentación.

En este artículo de paraBebés vamos a ver cómo y cuándo introducir cereales a un bebé, con cuántos meses puede tomarlos, cereales naturales y cantidad recomendada.

También te puede interesar: Cómo introducir el huevo al bebé

Cuándo introducir los cereales a un bebé

Los cereales, junto con la fruta, suelen ser los primeros alimentos que comienzan a consumir los bebés después de unos meses tomando únicamente leche materna o leche de fórmula. Son una importante fuente de vitaminas, nutrientes y energía necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Además, en caso de seleccionar cereales integrales, estaremos aportando al cuerpo fibra y antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades cardíacas, disminuyen el colesterol y ayudan a regular el tránsito intestinal. Pero, ¿cuándo podemos introducir los cereales a un bebé? Basándonos en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Asociación Española de Pediatría (AEDP), los bebés deben alimentarse a base de leche (materna o de fórmula) hasta cumplir una serie requisitos que garanticen que su sistema digestivo está preparado para tomar otros alimentos. Los requisitos son los siguientes:

  • Tener 6 meses cumplidos
  • Haber perdido el reflejo de extrusión, es decir, que al introducir una cuchara vacía en su boca no la expulsa hacia fuera con la lengua.
  • Mantenerse sentado sin apoyo
  • Mostrar interés por la comida

Si nuestro bebé hace todas estas cosas, significa que ya está listo para comenzar su alimentación complementaria. Cabe destacar que el orden de introducción de alimentos es indiferente y se pueden introducir en el orden que la madre o el padre decidan, no es necesario que los cereales sean los primeros alimentos diferentes a la leche para el bebé.

Con cuántos meses puede tomar cereales un bebé

La OMS y la AEDP recomiendan lactancia exclusiva hasta los 6 meses de edad independientemente de si es lactancia materna o artificial. Y esto quiere decir que antes de esa edad no debe tomar nada diferente a la leche, ni agua, ni infusiones, ni cereales, ni papillas, nada. La latancia debe ser a demanda alimentando a nuestro bebé siempre que quiera, sin mirar el reloj. Por lo tanto, los cereales se deben introducir a partir de los 6 meses de edad siempre y cuando cumpla el resto de requisitos establecidos por los diferentes organismos oficiales.

Y os preguntaréis ¿por qué venden entonces papillas para bebés a partir de los 4 meses de edad? En la sección infantil de cualquier supermercado podemos encontrar papillas de fruta y preparados de cereales para bebés de 4 meses que pueden desembocar en problemas futuros, cuando sean adultos, como hipertensión, diabetes, obesidad o problemas digestivos.

Hace unos años, las empresas de alimentación infantil empezaron a promocionar la leche de formula, hasta tal punto que se pensaba que era mejor que la leche materna y la complementaban con fruta y cereales a partir de los 4 meses. Por ese motivo, hoy en día se venden con total naturalidad en contra de las recomendaciones sanitarias actuales. Muchos y muchas pediatras los recomiendan introducir antes para que los bebés cojan más peso. En ese caso se deberían valorar las razones por las que esto sucede y barajear diferentes alternativas.

Cereales naturales para bebés

Las papillas de cereales industriales preparadas específicamente para bebés no son ni siquiera necesarias si no queremos dárselas. Existen alternativas mucho más sanas y naturales que no están cargadas de azúcares como las comerciales. Los cereales que podemos dar a nuestro bebé son el pan, la pasta, el arroz, la quinoa, la avena, la espelta, el centeno, el maíz o la cebada. Todos ellos, o la mayoría, contienen gluten que, salvo casos excepcionales de intolerancia, se puede introducir a partir de los 6 meses de edad también. Antes de esa edad no se puede dar a los bebés, por ello los cereales que nos venden preparados a partir de los 4 meses, están libres de gluten. Ahora bien, ¿cómo podemos introducirlos? Sigue leyendo para descubrirlo.

Cómo introducir cereales a un bebé

Una vez que tenemos claros los requisitos que tiene que cumplir nuestro bebé para empezar a comer cereales o cualquier otro tipo de alimentos, vamos a ver cómo podemos introducirlos:

  • Papilla: se puede hacer con cereales naturales o con cereales industriales, depende de las preferencias familiares. Puedes hacer papilla de arroz, de avena, o añadir al puré de verduras trocitos pan o pasta, por ejemplo.
  • Porridge: el porridge de avena es un plato típico anglosajón que consiste en mezclar este cereal con leche (en este caso de fórmula o materna).
  • Sólido: si decidimos introducir alimentos sólidos desde un primer momento permitiendo la autorregulación del bebé a través del método Baby Led Weaning, le daremos directamente pan tostado, macarrones, tortitas de harina integral…

Cualquiera de los tres métodos es igualmente válido y, lo que sí se debería tener en cuenta es la forma de presentación. Se debería evitar los biberones a la hora de dar cereales ya que incrementan el riesgo de caries. En caso de papillas o triturados, mejor con cuchara.

Qué cantidad de cereales se le da a un bebé

En caso de optar por las papillas de cereales industriales, debemos tener en cuenta siempre las indicaciones establecidas en la caja por el fabricante, ya que cada marca tiene una cantidad recomendada diferente. En caso de ofrecer cereales naturales, debemos dejar que los bebés se autorregulen, es decir, que ellos mismos sean los que decidan la cantidad que deben tomar de cada alimento. Nosotros como padre y madres debemos ofrecer una dieta variada sin obligar nunca a los bebés, niños y niñas a comer para evitar una relación negativa con la comida. Debemos recordar que hasta el año de vida los bebés son lactantes y, el resto de alimentos solo son algo complementario para que vayan probando diferentes sabores, texturas y adaptándose poco a poco al tipo de alimentación de los adultos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo y cuándo introducir cereales a un bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía
  • Gomez M. (2018) Recomendaciones de la Asociación española de pediatría sobre la alimentación complementaria. Recuperado de https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/recomendaciones-aeped-sobre-alimentacion-complementaria
  • Oliver, D. (14 de febrero de 2019). Los cereales ni en papillas ni en las leches. Recuperado de: https://www.elpais.com/elpais/2019/02/04/mamas_papas/1549284512_841239.amp.html

Escribir comentario sobre Cómo y cuándo introducir cereales a un bebé

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Laura
Gracias!

Cómo y cuándo introducir cereales a un bebé
Cómo y cuándo introducir cereales a un bebé

Volver arriba