Compartir

Cómo trabajar la educación emocional en infantil

 
Por Lorena García Vega. 14 octubre 2020
Cómo trabajar la educación emocional en infantil

El ritmo de vida que llevamos, las situaciones y circunstancias en las que nos vemos inmersos, nos invitan a reflexionar sobre la importancia que los valores y la gestión emocional tiene sobre nuestras prácticas e interacción con el entorno.

Desde hace algún tiempo, el término educación emocional nos es familiar; sin embargo, todavía no está del todo integrado en la realidad de las aulas y no existe un verdadero plan efectivo y colaborativo entre familia y escuela para desarrollar en conjunto un proyecto para trabajar las emociones en infantil, a pesar de ser conscientes de la necesidad de adquirir competencias en materia de gestión emocional.

En la etapa de educación infantil, a pesar de que el concepto de emoción es muy abstracto y el cerebro del niño es todavía algo inmaduro para ser capaz de dar significado a aquello que no ve, las experiencias y la posibilidad de que vivencie emociones, irán sentando las bases del desarrollo del autoconcepto, de la autorregulación emocional y la capacidad empática. En este artículo de paraBebés, conocerás cómo trabajar la educación emocional en infantil. Expondremos pautas, juegos, actividades y recursos para trabajar las emociones con niños y niñas de educación infantil para mejorar su inteligencia emocional.

Objetivos de la educación emocional

Para trabajar la educación emocional en la etapa de infantil, ¿qué objetivos se pueden plantear? Antes de marcarse una meta, hay que conocer las características de los niños y niñas tanto de forma grupal como individual, atendiendo a su edad y ritmo madurativo y de aprendizaje. Además, juega un importante papel el tipo de estilo educativo que reciba en casa.

Tenido en cuenta las peculiaridades de cada individuo, existen unos objetivos clave que, familia y escuela pueden plantear para los menores en la etapa de Educación Infantil:

  • Establecer un vínculo de apego seguro con su figura de referencia (normalmente es la madre y el padre).
  • Ser capaz de establecer vínculos afectivos con las personas próximas y que formen parte de su día a día.
  • Dar nombre a las emociones básicas (alegría, tristeza, enfado, sorpresa, miedo).
  • Reconocer emociones en los demás a través de gestos y comportamientos; adquirir esta competencia supone la base para desarrollar la capacidad empática.

Actividades para trabajar las emociones en infantil

¿De qué forma puede acompañarse al niño a conocer y gestionar emociones? Siguiendo estas pautas:

Hablar de las emociones

Una de las actividades para trabajar las emociones en infantil más importantes es mostrar y hablar de las emociones. De las que como adultos experimentamos y de las que el niño también es capaz de vivenciar, sin juzgar, sin quitarle importancia y mostrando entendimiento. Cuando hablamos con claridad sobre algo, le damos visibilidad y lo normalizamos.

Adaptar a sus conocimientos

Atender a su desarrollo madurativo y sus posibilidades de comprensión. No se puede pretender que gestione y entienda emociones y situaciones como si fuera un adulto; aunque sí se le puede ir explicando que sus acciones repercuten sobre los demás.

Concretar y materializar las emociones

Los niños en la etapa de infantil no entienden los conceptos abstractos, por eso es recomendable concretar las emociones y materializarlas con el fin de que puedan integrarla progresivamente a sus esquemas mentales. La mejor forma para lograrlo es poniendo ejemplos a través de expresiones faciales, situaciones reales o por medio de juegos.

Permitir mostrar las emociones

Evitar cohibir las emociones, ridiculizarlas o quitarles importancia, eso puede provocar un desajuste en la imagen que el menor va creando de sí mismo y de cómo percibe los estados emocionales de los demás.

Respetar todas las emociones

No etiquetar las emociones entre buenas y malas, todas tienen su función y todas sin excepción son necesarias.

  • La alegría provoca conexión e invita a quien la experimenta a compartirla con los demás.
  • La tristeza llama al consuelo y acercamiento de aquellos que tenemos cerca y que nos importan.
  • El enfado reafirma nuestro criterio y personalidad actuando de escudo cuando nos sentimos amenazados por otras personas.
  • El miedo nos protege y nos aísla del peligro.

Todas las emociones tienen sus función positiva, solo hay que aprender a manejarlas para que la respuesta no sea negativa.

Juegos para trabajar las emociones en infantil

¿Qué recursos y estrategias puede emplear para conocerse y gestionar sus emociones? A continuación veremos juegos de inteligencia emocional para niños:

Juegos en el espejo

Al principio se plantea como un juego totalmente libre y que solo consista en que el niño vaya experimentando con su imagen en el espejo, progresivamente irá poniendo muecas, una vez familiarizado el adulto irá dando consignas sobre emociones del tipo: "¿Qué cara ponemos cuando estamos tristes? ¿Y cuando estamos enfadados?”

Interpretación de emociones

Sobre el juego anterior y teniendo en cuenta la edad de los niños, se añade dificultad utilizando la narración oral donde algún personaje real o ficticio viva situaciones que despierten diferentes emociones, siendo el niño el responsable de averiguar e interpretar qué tipo de emoción acompaña al personaje. La interpretación de emociones es uno de los juegos para trabajar las emociones en infantil que mejores resultados da.

Literatura infantil con valores

Hay auténticas obras de arte que trasladan a los niños, través de sus historias e ilustraciones, valores que les acompañen en el futuro estando íntimamente relacionados con la importancia de las emociones y de cómo gestionarlas. En estos artículos puedes encontrar cuentos para educar con inteligencia emocional y actividades para trabajar valores.

Juego para el desarrollo de la autoestima

El concepto que tengan de su propia persona no es algo que el adulto pueda dar, sino que es un proceso de vivencias, sensaciones y situaciones que el niño va tejiendo hasta que confecciona su imagen. Es por ello que resulta apropiado realizar juegos que inviten a la reflexión del niño, sobre cómo se ve de manera individual, sobre el grupo, ayudarle a averiguar cuáles son sus fortalezas y debilidades y que vaya creando una imagen positiva y ajustada de sí mismo con la que se sienta cómodo y le guste como es. Aquí encontrarás actividades para fortalecer la autoestima en niños.

Mindfulness

La práctica de mindfulness es una opción beneficiosa tanto para niños como para adultos; a través de la respiración consciente el individuo puede reconectar con él mismo y controlar cualquier situación, en lugar de que la situación controle al individuo. En los menores, especialmente en la etapa de infantil, es más complicado lograrlo, sin embargo depositando confianza y paciencia, progresivamente irán convirtiendo esta respiración en rutina, siendo capaces de regular mejor sus emociones y dar una respuesta más efectiva a cualquier situación.

Juego dramático

Este es otro de los juegos para trabajar las emociones en infantil que no necesita material, los recursos principales van a ser la libertad y la creatividad del menor. Si dispone de espacio físico y sin que el adulto intervenga demasiado, aunque sí pueda ofrecer seguridad con su presencia, el niño creará historias y extrapolará muchas de sus emociones no resueltas en situaciones reales, al juego y a la situación que han creado.

Cualquier juego o actividad puede convertirse en un buen recurso para trabajar la educación emocional en infantil aunque, no esté planteado para tal fin; sin embargo sí puede plantearse de forma transversal siempre y cuando se le ofrezca al niño seguridad, afecto, respeto, confianza , empatía y libertad.

La importancia de la educación emocional infantil en las aulas

La educación emocional debe formar parte del día a día de los niños, integrarla a sus vivencias, relaciones y a su proceso de enseñanza-aprendizaje.

Tal y como señala el psicólogo Daniel Goleman: "la educación emocional es la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones".

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo trabajar la educación emocional en infantil, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación infantil.

Bibliografía
  • Gardner, H. (2020). Inteligencias múltiples. Paidos Ibérica.
  • Ph D,G.D. (2010). Inteligencia Emocional. Editorial Kairós.

Escribir comentario sobre Cómo trabajar la educación emocional en infantil

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo trabajar la educación emocional en infantil
Cómo trabajar la educación emocional en infantil

Volver arriba