Compartir

Cómo tomar la temperatura a un bebé

 
Por Sheila Peón. 16 abril 2020
Cómo tomar la temperatura a un bebé

Hay veces que necesitamos tomar la temperatura al bebé para saber si tiene fiebre o no, ya sea porque está enfermo o simplemente por llevar un control sobre su salud. La fiebre es un mecanismo que activa nuestro cuerpo, elevando la temperatura corporal habitual para poder luchar así contra los diferentes patógenos e infecciones que se presenten en nuestro organismo.

En los adultos es muy sencillo, nos ponemos el termómetro en la axila y a esperar a que suene el termómetro. Pero a un bebé, ¿cómo se le toma la temperatura?

Para salir de dudas, en este artículo de paraBebés veremos cómo tomar la temperatura a un bebé, dónde es más fiable, cómo ponerle el termómetro y cuándo se considera que un bebé tiene fiebre.

Dónde es más fiable tomar la temperatura a un bebé

Para comenzar, hemos de saber que la fiebre siempre se debe medir con un termómetro. No nos podemos fiar de nuestro tacto, ya que esta es una medida inexacta y no es fiable, por lo tanto debemos evitarla.

La temperatura la podemos tomar en el recto, en la axila, en el oído, en la boca o en la frente con diferentes dispositivos. Tomarla en una zona del cuerpo o en otra no será más fiable o menos. Todas las zonas son buenas para tomar la temperatura corporal, pero a veces es complicado tener al niño quieto sin moverse con el termómetro puesto, por lo que si el bebé se mueve mucho no podemos dejárselo en la axila porque se caerá. Habrá que buscar otras alternativas, la que mejor se adapte al niño en ese momento.

Tipos de termómetros

La fiabilidad sí que va a depender del termómetro que elijamos. Existen varios modelos en el mercado:

  • de oído
  • en forma de chupete
  • de tira plástica
  • de mercurio (ya prohibidos)
  • digitales

El termómetro más fiable es este último, el digital, ya que realiza una lectura exacta y rápida, por lo que es el más recomendado.

Cómo poner el termómetro a un bebé

La mejor parte del cuerpo para medir la temperatura a un bebé va a depender principalmente de la edad que tenga y de su movilidad, ya que es diferente si puede cooperar con nosotros o no, si se mueve mucho, etc. Vamos a ver las mejores opciones según la edad que tengan los niños:

  • Bebés menores de 3 meses. Las recomendaciones son tomar la temperatura en el recto con un termómetro digital. Para hacerlo podemos lubricar el extremo con un gel lubricante. En estos bebés aún no se recomiendan los termómetros auditivos, ya que su conducto auditivo es muy pequeño.
  • Bebés de más de 3 meses y menores de 3 años. En este caso se puede elegir el recto o la axila, lo que sea más cómodo para los dos y dependiendo de si coopera con nosotros o no, con un termómetro digital.
  • Mayores de 3 años. Ya son más mayores y pueden ayudar y colaborar, por eso podemos elegir medir la temperatura en la boca, siempre y cuando no tenga congestión nasal o tos (ya que le costará más trabajo permanecer un tiempo con la boca cerrada). Entonces si está acatarrado, la mejor opción es medir la temperatura en la axila con el termómetro digital. A partir de estas edades ya se pueden utilizar también si se quiere un termómetro de oído.

Cuándo se considera fiebre en bebés

Es fácil de saber si un bebé tiene fiebre o no, ya que nuestra temperatura en la edad de adulta no se diferencia apenas de la temperatura corporal en la niñez. Aún así, la Asociación Española de Pediatría ha creado una clasificación para que los padres y madres sepan de una forma sencilla si el bebé tiene fiebre o no, y en qué fase nos encontramos.

Esta es la clasificación de la fiebre:

  • Temperatura normal: de 36°C hasta 37°C.
  • Febrícula: 37,1°C hasta 38,1°C.
  • Fiebre leve: 38,1°C hasta 38,5°C.
  • Fiebre moderada: 38,5°C hasta 39°C.
  • Fiebre alta: 39°C en adelante.

El tener una fiebre alta no quiere decir que la enfermedad que tenga el niño en ese momento sea más grave, o por el contrario tener unas décimas no es siempre sinónimo de un simple catarro. La patología de base y su gravedad a veces no está en concordancia con la fiebre, por lo que no nos debemos de fiar de ella y vigilar siempre el estado general que tenga el bebé y si se van presentando más síntomas a mayores.

Los pediatras recomiendan acudir a urgencias en una serie de casos:

  • Si el bebé tiene menos de 3 meses de vida.
  • Está muy irritable y/o más somnoliento de lo normal.
  • Presenta signos de deshidratación, por ejemplo si moja muy pocos pañales.
  • Surgen manchitas en la piel.
  • Hay una afectación del estado general.
  • Presenta rigidez en el cuello.
  • Tiene convulsiones a causa de la fiebre.
  • Tiene dificultades para respirar.

Aquí puedes ver cómo bajarle la fiebre a un bebé.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tomar la temperatura a un bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. (2018). Decálogo de la fiebre.
  • Asociación Española de Pediatría. (2013). Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los 3 años.

Escribir comentario sobre Cómo tomar la temperatura a un bebé

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo tomar la temperatura a un bebé
Cómo tomar la temperatura a un bebé

Volver arriba