Lactancia materna

Cómo superar la crisis de lactancia de los 3 meses

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. 31 marzo 2022
Cómo superar la crisis de lactancia de los 3 meses

No es un secreto que la lactancia materna conlleva a superar distintas "crisis" o, mejor dicho, episodios temporales donde sentimos que el bebé no está amamantando de la manera correcta. La llamada crisis de la lactancia de los 3 meses no es más que un brote, o escalón de crecimiento, que se evidencia a través de cambios en el comportamiento del bebé al ser amamantado.

Suele durar algunas semanas y es de vital importancia que la madre sepa identificarla y actuar correctamente ante esta situación, ya que esto evitará la incorporación de la leche artificial en la dieta del bebé, así como el destete. Por eso, en este artículo de paraBebés, te diremos cómo superar la crisis de lactancia de los 3 meses y todo lo relacionado con esta manifestación evolutiva del bebé.

Índice
  1. Síntomas de la crisis de lactancia de los 3 meses
  2. Causas de la crisis de lactancia de los 3 meses
  3. ¿Cuánto dura la crisis de lactancia de los 3 meses?
  4. Qué hacer ante la crisis de lactancia de los 3 meses

Síntomas de la crisis de lactancia de los 3 meses

Las crisis de lactancia son momentos en la etapa evolutiva en los que el bebé crece y su apetito aumenta. Esto provoca que la producción de la leche materna se ajuste para cubrir las necesidades del pequeño, sin embargo, este proceso puede ser bastante incomodo si se desconoce cómo actuar. Muchas madres caen en la tentación de darle leche de fórmula al tener la falsa idea de que la leche materna no está llenando al bebé.

Esta "crisis" se presenta en distintos momentos, pero la que comienza alrededor de los 3 meses es una de las más complejas. Antes de su aparición, la madre ya se ha adaptado a su nueva tarea de amamantar y el bebé ya mantiene un ritmo constante de tomas. Por lo tanto, cuando comienzan los síntomas de esta crisis, se produce el desajuste de este proceso y la madre puede pensar que no está produciendo suficiente leche para llenarle.

Ante esta situación, si te preguntas cómo saber si mi bebé tiene la crisis de los 3 meses, a continuación, veremos algunos de los síntomas que puedes identificar ante esta crisis:

  • Cambia sus horarios en las tomas: estas se hacen menos frecuentes. Esto da la sensación de que el bebé está rechazando el pecho o no quiere ser amamantado.
  • Se muestra distraído e inquieto al amamantar: puede comenzar a llorar a los pocos minutos de comenzar su toma. Además, estas tomas se hacen cortas y escasas en comparación a los meses anteriores, donde eran largas y completas.
  • Se lleva la mano a la boca o se chupa el dedo: esto se interpreta como si estuviera hambriento.
  • Da la sensación de que solo mama bien cuando está dormido.
  • Los pechos de la madre pasan de estar duros a hacerse blandos. Además, dejan de gotear con facilidad, haciendo creer que los senos no produzcan suficiente leche.
  • El bebé deja de ganar peso como lo hacía hasta el momento: ante ello, la madre nota que efectivamente algo pasa con su alimentación. Ante todo, es importante destacar que esta es una manifestación normal en el crecimiento del bebé.
  • Las deposiciones diarias del bebé son menos frecuentes: pueden pasar de 2 o 3 deposiciones a solo una, provocando que la madre lo relacione con una baja ingesta de leche materna.

Causas de la crisis de lactancia de los 3 meses

Todo lo antes mencionado tiene una perfecta explicación, como todo lo que se relaciona con el embarazo y la lactancia. Ante la duda de qué pasa en las crisis de los 3 meses, hay que destacar distintos factores que la provocan:

  • El bebé está creciendo y tiene una mejor succión que reduce el tiempo de sus tomas.
  • El bebé es más curioso/a con todo lo que lo rodea, debido al mejor desarrollo de su cerebro, lo que provoca que se distraiga cuando se alimenta.
  • La capacidad de su estómago es mayor, por lo que necesita más leche para saciarse. Aunque la madre tiene suficiente leche para alimentar al bebé, a los 3 meses la producción de leche cambia para optimizar el proceso, con el fin de seguir adecuándose a las necesidades alimenticias del bebé.
  • Los pesos pasan a producir leche solo cuando el bebé succiona, en vez de estar llenos de leche todo el tiempo. La glándula mamaria solo producirá la leche cuando el bebé lo requiera, haciendo que la leche, que hasta ahora estaba disponible al succionar, tarde alrededor de 2,2 minutos en responder al reflejo de succión del bebé.

Seguramente el bebé se mostrará incómodo ante esta espera, pero en unos días se adaptará a este nuevo mecanismo fisiológico. Eso si, el bebé siempre tendrá la cantidad de leche necesaria para su alimentación y satisfacción. En este artículo descubrirás otras posibles causas de por qué mi bebé se desespera cuando lo amamanto.

Cómo superar la crisis de lactancia de los 3 meses - Causas de la crisis de lactancia de los 3 meses

¿Cuánto dura la crisis de lactancia de los 3 meses?

La crisis de lactancia de los 3 meses suele ser una de las más largas. Concretamente, suele durar entre 3 semanas y un mes, lo que trae como consecuencia que muchas madres caigan en la tentación de comenzar con la suplementación de la leche de fórmula.

Ante esta situación, la clave es tener paciencia y ser consecuente al ofrecer la lactancia materna hasta superar la crisis de lactancia. Si dudas sobre qué hacer en estos casos, en este artículo, te contamos cuáles son las diferencias entre la leche materna y la leche de fórmula.

Qué hacer ante la crisis de lactancia de los 3 meses

Ahora bien, ¿cómo superar la crisis de lactancia de los 3 meses? A continuación, te daremos algunos consejos que debes tener en cuenta cuando esta se presente:

  • Reconoce que es solo una etapa de transición del bebé y que pronto la superará. Considera que no hay necesidad de incluir el uso del biberón.
  • Ofrece el pecho a libre demanda y aliméntalo cada vez que el bebé lo pida. Aunque suene fácil, esto puede ser realmente agotador para la madre, pero es la clave para que la producción de leche siga aumentando.
  • No insistas en darle al bebé de mamar: forzar este proceso puede provocar el efecto contrario, es decir, un rechazo real del pecho.
  • No esperes que el bebé llore para amamantarlo. De ser así, la ansiedad hará que el bebé desespere y que las tomas sean más caóticas.
  • Es recomendable buscar espacios tranquilos para la lactancia, lejos del ruido y de las pantallas. Si es posible, busca un lugar con poca iluminación. En esta etapa, es importante eliminar elementos que puedan distraer al bebé durante las tomas.

Ante todo, para superar la crisis de lactancia de los 3 meses es necesario conocerla e identificarla cuando comience. Además, hay que entender que es una etapa más de las muchas que se deben pasar, tanto en la lactancia como durante la maternidad. Intenta no caer en la tentación de ofrecer leche artificial o de dejar de amamantar al bebé. Si tienes cualquier duda en relación a esta crisis, pide consejo a tu matrona y tu pediatra.

Cómo superar la crisis de lactancia de los 3 meses - Qué hacer ante la crisis de lactancia de los 3 meses

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar la crisis de lactancia de los 3 meses, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Lactancia materna.

Bibliografía
  • Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (2004). Lactancia Materna: guía para profesionales. Monografías de la A.E.P Nº 5.
  • Organización mundial de la salud (1998). Consejería en Lactancia Materna: Curso de Capacitación. Recuperado de: https://www.who.int/maternal_child_adolescent/documents/pdfs/bc_participants_manual_es.pdf
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cómo superar la crisis de lactancia de los 3 meses