Lactancia artificial

Cómo preparar leche de fórmula

 
Eva Martínez Fierro
Por Eva Martínez Fierro. Actualizado: 30 agosto 2022
Cómo preparar leche de fórmula

La leche de fórmula es la alternativa que toman los bebés a la leche materna. La lactancia materna es la mejor fuente de alimentación para los niños y niñas desde su nacimiento pero, en caso de no poder llevarla a cabo o no querer dar pecho, es necesario recurrir a la leche de fórmula en polvo.

Si has decidido alimentar a tu bebé con leche de fórmula, ya sea de forma exclusiva o como complemento de la leche materna, es necesario que conozcas los pasos que hay que seguir para preparar un biberón de forma correcta. Parece algo sencillo, pero hay que tener en cuenta algunos aspectos necesarios para que el bebé reciba todos los nutrientes que necesita de forma correcta. En este artículo de paraBebés, te contaremos cómo preparar leche de fórmula en 9 pasos.

También te puede interesar: Cómo preparar un biberón
Índice
  1. Lava bien tus manos con agua y jabón
  2. Lava el biberón
  3. Pon a hervir agua
  4. Llena el biberón hasta la marca que tome el bebé
  5. Añade los cacitos de leche necesarios
  6. Enfría el biberón
  7. Comprueba en tu mano la temperatura de la leche
  8. Comprueba si se toma todo el biberón
  9. Almacena la leche de forma segura

Lava bien tus manos con agua y jabón

Ante todo, para preparar un biberón con leche de fórmula es imprescindible lavarse las manos con agua y jabón, y más si se trata de comida para un bebé. Esto eliminará cualquier tipo de suciedad, virus y bacterias y reducirá las posibilidades de contaminar el biberón y la leche del bebé.

Debemos tener en cuenta que el sistema inmune de los bebés es muy inmaduro y es muy susceptible a contagiarse de más enfermedades y de mayor gravedad que los adultos.

Lava el biberón

Al igual que la higiene de manos, es fundamental que el biberón esté limpio antes de ofrecérselo al bebé. Se puede esterilizar, aunque si se lavan bien después de cada toma, no es algo necesario. En este artículo encontrarás información sobre cómo esterilizar biberones de plástico y vidrio.

Para limpiar bien un biberón, se puede usar un cepillo específico que llegue hasta el fondo. De esta forma, arrastrarás toda la suciedad y evitarás que huela mal. Puedes usar el jabón que utilices habitualmente en casa o uno específico para biberones.

Cómo preparar leche de fórmula - Lava el biberón

Pon a hervir agua

Existe una creencia errónea en cuanto al tema de hervir el agua para los biberones. Independientemente del agua que se use, embotellada o del grifo, es imprescindible hervirla o llevarla a una temperatura de 70 grados para eliminar posibles patógenos que puedan estar presentes en la leche de fórmula en polvo, ya que no es estéril.

En definitiva, este proceso no es para esterilizar el agua, sino la leche. Hoy en día, la leche de fórmula pasa unos controles de calidad muy estrictos, pero no la exime de estar contaminada en algún momento puntual. Descubre cuáles son los diferentes tipos de leche de fórmula para bebés en este artículo.

Llena el biberón hasta la marca que tome el bebé

Ante la duda de cómo preparar leche de fórmula para un bebé, una vez que tengas las manos y el biberón limpios y el agua con la temperatura adecuada, llena el biberón en función de los mililitros de leche que tome tu bebé. En función de su edad y de su apetito, deberás llenarlo con una medida u otra.

Cabe destacar que la leche de fórmula, al igual que la leche materna, se da totalmente a demanda. Esto quiere decir que los bebés deben ser alimentados siempre que ellos quieran y tomar la cantidad que les apetezca, que puede ser muy variable entre unas tomas y otras. No obstante, cada mamá conoce a su bebé mejor que nadie y más o menos sabe la cantidad de leche que suele tomar.

En las latas de leche en polvo, suele poner una medida orientativa general que puede servir de guía para empezar. Así, con un día de vida los bebés tomarán, aproximadamente, 10ml, con dos días 20ml, con 3 días 30ml y así sucesivamente.

Añade los cacitos de leche necesarios

A la hora de echar los cacitos de leche al agua del biberón, hay que ser bastante estricto/a y minucioso/a. Hay una medida universal para todo el mundo en cuanto a la cantidad de leche en polvo que se echa para evitar confusiones. Concretamente, hay que echar 1 cacito por cada 30ml de agua. Las cucharas vienen preparadas para que se pueda pasar un cuchillo por arriba y dejarlas rasas.

Por lo tanto, si queremos preparar un biberón de leche de fórmula de 60ml, habrá que echar 2 cacitos de leche en polvo. Si nuestro bebé toma 40ml, por ejemplo, igualmente debemos preparar 60ml y desechar lo que sobre. Es importante respetar las medidas ya que, de lo contrario, los bebés no tomarán los nutrientes que necesitan y puede ser peligroso para su salud.

Cómo preparar leche de fórmula - Añade los cacitos de leche necesarios

Enfría el biberón

Como hemos mencionado anteriormente, para preparar la leche de fórmula es necesario hervir el agua, independientemente de si es embotellada o del grifo, ya que hay que eliminar los posibles patógenos de la leche en polvo. Por lo tanto, cuando prepares el biberón, enfriarlo para evitar que tu bebé se queme. Te proponemos varias opciones para hacerlo:

  • Prepararlo con suficiente antelación para dar tiempo a que se enfríe.
  • Meterlo debajo del chorro de agua fría del grifo.
  • Meterlo al frigorífico durante unos minutos.

Comprueba en tu mano la temperatura de la leche

En este punto de la preparación de la leche de fórmula, una vez consideres que el biberón está apto para que lo tome tu hijo o hija, echa unas gotitas de leche en la cara interior de tu muñeca para ver si quema o no. Es una de las zonas más sensibles del cuerpo, por lo que será muy fiable.

Comprueba si se toma todo el biberón

Al hacer el biberón de leche de fórmula, un indicativo para saber si has preparado la cantidad de leche correcta o no es el final del biberón. Por ejemplo, si el bebé se lo termina todo, debemos preparar 30ml de leche de fórmula más porque no sabemos si ha dejado de comer porque se le ha acabado o porque está saciado.

Por el contrario, si sobra leche y no quiere más, habrá que desecharla, ya que podría contaminarse y ser peligrosa para su salud. Si tienes dudas sobre cómo darle el biberón, te recomendamos este artículo sobre cómo dar el biberón a un bebé.

Cómo preparar leche de fórmula - Comprueba si se toma todo el biberón

Almacena la leche de forma segura

La leche de fórmula en polvo viene en unas cajas de lata que impiden que les entre la luz directa del sol, ya que puede afectar a sus propiedades. Debemos conservarla en un lugar fresco y seco y, una vez abierta, se debe consumir en un plazo de un mes. Pasada esa fecha, hay que tirarla.

Ahora que ya sabes cómo preparar la leche de fórmula, debes tener en cuenta que un biberón preparado no se puede conservar y se debe tomar inmediatamente una vez que tenga la temperatura adecuada. Si pasa más de una hora desde que se preparó, se debe tirar.

En caso de tener que salir fuera de casa, puedes llevarte el agua caliente en un termo y los cacitos de leche preparados en un dosificador para que no haya errores. Así evitarás llevar todo el bote de leche en polvo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo preparar leche de fórmula, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Lactancia artificial.

Bibliografía
  • Bastida, A. (29 de abril de 2017). Por qué se recomienda hervir el agua del biberón incluso si es embotellada. Recuperado de: https://www.armandobastida.com/se-recomienda-agua-del-biberon-se-hierva-incluso-embotellada/
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Cómo preparar leche de fórmula