menu
Compartir

Cómo hacer masajes para bebés

 
Por Eva Martínez Fierro. 28 abril 2021
Cómo hacer masajes para bebés

Los masajes son una técnica de relajación muscular usada desde hace muchísimos años en personas de todas las edades. En el caso de los bebés, darles masajes es una forma de demostrarles amor y cariño. Además, les sirve para que se relajen y para aliviar algunas molestias propias de su desarrollo.

Por ello, existen diferentes tipos de masajes destinados a diversos fines, ofreciéndoles siempre una gran sensación de bienestar que debemos aprovechar para reforzar el vínculo de apego con ellos. En este artículo de paraBebés, te explicamos cómo hacer masajes para bebés paso a paso, los tipos que hay y los beneficios que tiene en nuestros hijos e hijas.

También te puede interesar: Repelentes de mosquitos para bebés

Tipos de masajes para bebés

Los masajes son una muestra de amor, a través del contacto piel con piel, con la que los bebés y sus figuras de apego disfrutan al máximo, no solamente físicamente hablando, sino también de forma emocional. Dependiendo el objetivo que queramos conseguir, existen varios tipos de masajes para bebés:

  • Masaje relajante: permite a los bebés tranquilizarse y disfrutar de un rato lleno de caricias. Puede usarse después del baño, antes de la toma o antes de ir a dormir con el objetivo de disminuir los estímulos que le hacen alterarse.
  • Masaje para los cólicos: sirve para calmar las molestias propias de los cólicos del lactante, aplicando movimientos suaves con un poco de presión en forma de círculos sobre el vientre del bebé. Les ayuda a expulsar los gases y a mejorar los dolores que les producen.
  • Masajes estimulantes: se usan para conectar con el bebé y para que comience a tomar conciencia de su propio cuerpo. Pueden usarse plumas, telas suaves o telas con diferentes texturas que se irán pasando por diferentes partes del cuerpo como pies, manos, brazos, espalda, etc.

A pesar de que estos tipos de masajes son muy diferentes entre sí, hay algo que tienen en común: la forma de llevarlos a cabo. Te lo contamos a continuación.

Cómo se hace un masaje a un bebé

¿Cómo masajear a un bebé? El masaje es una experiencia sensorial con la que los bebés y los adultos deben disfrutar, por lo que debemos seguir una serie de pasos y estar atentos a las señales que nos indiquen que se está realizando de forma correcta. A continuación, te contamos cómo se hace un masaje a un bebé paso a paso:

  1. El bebé debe estar receptivo, despierto, con sus necesidades básicas de alimento e higiene cubiertas.
  2. Deben realizarse en un lugar adecuado, donde tanto el bebé como el adulto que lo realice estén cómodos, sin ruidos muy estimulantes o donde haya gente hablando.
  3. La temperatura debe ser agradable, el bebé tendrá poca ropa y no debemos exponerle a corrientes o a un frío excesivo. Prepara la habitación antes de comenzar.
  4. Prepara con antelación todo lo que vayas a necesitar: música de fondo, pañales limpios, aceites o cremas, ropa de cambio, etc.
  5. Lávate las manos antes de comenzar y quítate los anillos y/o pulseras que puedan dañar al bebé sin querer.
  6. Haz uso de un producto adecuado a su piel: los aceites son mejores que las cremas a la hora de dar masajes y, si están compuestos con elementos naturales y sin perfume, mejor.
  7. El adulto también debe estar tranquilo y relajado para dar el masaje y poder disfrutar con el bebé.
  8. No tengas prisa: dar un buen masaje lleva su tiempo
  9. Tener en cuenta en todo momento las señales y las expresiones del bebé: con ellas nos mostrará si el masaje le está gustando, si quiere seguir o si debemos parar porque no le está agradando. Es la clave para que los masajes sean un éxito.
  10. Dependiendo el tipo de masaje que llevemos a cabo, se realizará presión en una parte del cuerpo u otra, pero lo aconsejable es empezar de las zonas más externas y continuar hasta el centro del cuerpo. Por lo tanto hay que comenzar masajeando los dedos de las manos y de los pies, pasar por brazos y piernas, después el cuello, la espalda y la cara y finalizar con la zona del pecho y del abdomen.

Tener una rutina de masajes diarios con nuestros bebés lleva asociados una serie de beneficios que vamos a ver en el siguiente apartado.

Beneficios de los masajes para bebés

El contacto físico es algo con lo que los bebés disfrutan muchísimo, ya que han pasado 9 meses dentro de la barriga de su madre y siguen necesitando sentirse arropados y acompañados de sus figuras de apego. Los masajes infantiles van a ayudar a fortalecer el apego y potencian el bienestar de los bebés.

Entre sus beneficios, podemos destacar los siguientes:

  • Su sistema inmune se fortalece.
  • Influye positivamente en su sistema digestivo, calmando los cólicos del lactante. En este artículo, te contamos cómo saber si mi bebé tiene cólicos.
  • También interviene en su desarrollo psicomotor.
  • Es bueno para su sistema circulatorio.
  • Ayuda al bebé a tomar conciencia de su propio cuerpo.
  • Les permite relajarse, por lo que contribuirán a un mejor descanso. Descubre cómo dormir a un bebé rápido.
  • Aumentan la seguridad y la confianza en sí mismos.
  • Liberan tensiones acumuladas.
  • Fomenta la comunicación no verbal con el adulto.
  • Sirve a los padres para conocer más a su bebé y reforzar el vínculo con él.

En definitiva, si todavía no has dado ningún masaje a tu bebé, ¡este es el momento de empezar!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer masajes para bebés, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Omphis (6 de octubre de 2014). Masaje infantil en el tratamiento de fisioterapia pediátrica.https://www.efisioterapia.net/articulos/masaje-infantil-tratamiento-fisioterapia-pediatrica

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer masajes para bebés
Cómo hacer masajes para bebés

Volver arriba