Compartir

Cómo hacer eructar a un bebé

 
Por Eva Martínez Fierro. 24 febrero 2020
Cómo hacer eructar a un bebé

Hacer eructar a un bebé o sacarle el aire después de las tomas de leche, es importante para tratar de reducir los gases que se pueden producir con la succión y pueden prevenir los cólicos del lactante. Normalmente, los bebés alimentados con pecho materno tragan menos aire que con el biberón, pero aún así, es recomendable hacerlo en ciertos momentos.

Al principio, puede resultar algo complicado hacer eructar a nuestro bebé, pero hay varias formas de conseguir este objetivo. En este artículo de parabeBebés, vamos a ver 5 consejos prácticos para hacer eructar a un bebé, qué pasa si el bebé no eructa, hasta cuándo hay que hacerle eructar, técnicas y posiciones para hacerlo y cómo hacer eructar a un bebé dormido.

También te puede interesar: Cómo bañar a un bebé

Qué pasa si mi bebé no eructa

Desde siempre nos han metido en la cabeza la idea de que a los bebés hay que hacerles eructar después de cada toma sí o sí. Esto sucede debido a que en los años 70 o 80 se produjo un repunte en la alimentación con leche de fórmula y el porcentaje de niños y niñas amamantados por sus madres se redujo significativamente debido al potencial de la publicidad, que vendía los biberones como una forma de liberación de la mujer que comenzaba su incorporación al mercado laboral.

Por aquel entonces, los biberones eran prácticamente todos iguales y no tenían en cuenta la cantidad de aire que podían tragar los bebés alimentándose a través de él. Hoy en día, podemos encontrar en el mercado infinidad de tipos de tetinas: anti-cólicos, de látex, de silicona, muy parecidos al pecho materno… los biberones anti-cólicos reducen la cantidad de aire tragada por los niños y niñas, por lo que es posible que nuestro bebé no eructe. Pasa lo mismo con el pecho materno. Si la postura y el agarre son correctos, la succión será perfecta y muchos bebés no eructarán, además de que la leche materna es más digestiva que la de fórmula. Por lo tanto, si intentamos sacar el aire a nuestro hijo o hija y no lo conseguimos es totalmente normal y no pasa nada. Si el bebé está tranquilo es que no le molesta la barriga, por lo tanto no hay gas o lo ha expulsado a través del ano. Aquí encontrarás las claves para identificar si un bebé tiene cólicos.

Hasta cuándo hay que hacer eructar al bebé

Pues bien, si es habitual que nuestro bebé trague aire en las tomas de leche y nos vemos en la necesidad de ayudarle a expulsarlo, debemos continuar con ello hasta que sea capaz de deshacerse del aire por sí mismo o hasta que tenga 3 o 4 meses de edad aproximadamente, ya que es el momento en el que los cólicos desaparecen. Los cólicos del lactante no están producidos por el aire ingerido al succionar, de hecho no se sabe muy bien su origen, pero sacando los gases, reduciremos las molestias y nuestro hijo o hija no estará tan incómodo/a.

Hacer eructar a un bebé: técnicas y posiciones

Si vemos a nuestro hijo o hija incómodo a mitad de la toma o al final de la misma, ayudarle a eructar le va a ayudar a sentirse mejor y a relajarse. Pero, ¿cómo podemos hacer eructar a un bebé? Vamos a verlo a continuación con 5 consejos prácticos:

  • Buscar una posición cómoda ya que nos puede llevar unos minutos.
  • Poner una toalla o muselina en el punto de apoyo de la cara del bebé, puesto que el eructo puede ir acompañado de un poco de leche. Así, evitaremos manchas.
  • Al hombro: sentarse o mantenerse de pie con el bebé pegado al pecho. Su cabeza debe quedar por encima de nuestro hombro y tenemos que darle palmaditas suaves y repetidas en la espalda hasta que eructe.
  • Sentado: para ello nos sentaremos en un lugar cómodo, pondremos al bebé sentado encima de nosotros sujetándole la cabeza por la barbilla con una mano. Con la otra podemos balancearle suavemente o darle palmaditas en la espalda. El balanceo ayudará a sacar el aire.
  • Semi-tumbado: la mejor forma de alimentar al bebé es manteniéndole un poco incorporado. Si hace las tomas tumbado, dificultará la salida del aire y aumentarán las posibilidades de atragantamiento.

Cómo hacer eructar a un bebé dormido

Si nuestro bebé se queda dormido durante las tomas, que es lo más normal en el caso de los recién nacidos, es una señal de que se encuentra bien, por lo que no debemos molestarle con la intención de que eructe. Como hemos mencionado anteriormente, hay niños y niñas que no necesitan hacerlo o lo expulsan en forma de flatulencias.

En definitiva, hacer eructar a nuestro bebé es importante pero no imprescindible, por lo que tendremos que tener en cuenta las necesidades de cada bebé y no alarmarnos si no consigue expulsar el aire de esta forma.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer eructar a un bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • García, C. y Trujillo, F. M. (17 de septiembre de 2017). Cólico del lactante: cómo identificarlo y que hacer.
  • Serrano, M. (19 de febrero de 2013). Nietos del biberón.

Escribir comentario sobre Cómo hacer eructar a un bebé

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer eructar a un bebé
Cómo hacer eructar a un bebé

Volver arriba