Compartir

Cómo guardar la leche materna extraída

 
Por Eva Martínez Fierro. 13 diciembre 2019
Cómo guardar la leche materna extraída

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia exclusiva hasta los 6 meses de edad, ya sea leche materna o leche de fórmula. Esto significa que antes de los 6 meses no se debería ofrecer a los bebés ningún otro tipo de alimento o bebida (zumos, agua…) ya que su sistema digestivo no es lo suficientemente maduro para aceptarlo y puede conllevar consecuencias futuras.

En caso de la lactancia materna exclusiva, las cosas se complican un poco debido a las condiciones laborales a las que se enfrentan las mujeres en España, principalmente. Las bajas de maternidad son extremadamente cortas, reduciéndose a 16 semanas a las cuales se suman unos escasos días de permiso de lactancia. Esto obliga a las madres que quieren mantener la lactancia materna a extraerse leche y crear un banco para cuando se ausenta de casa. En este artículo de paraBebés vamos a ver cómo y dónde se puede guardar la leche materna una vez extraída.

También te puede interesar: Cómo calentar la leche materna

Conservación de la leche materna según la OMS

Según la Organización Mundial de la Salud, la leche materna puede conservarse siguiendo estas recomendaciones. Existen diferentes opciones para conservar la leche materna, ya que puede ser a temperatura ambiente, en el frigorífico o en el congelador. Además, el método de almacenaje dependerá del intervalo de tiempo que pase desde que extraemos la leche hasta que se la vayamos a dar a nuestro bebé. El período de tiempo que se mantendrá en buen estado y conservando sus propiedades, recién extraída, son los siguientes:

  • A temperatura ambiente: siempre y cuando la temperatura sea inferior a 25 grados, la leche puede conservarse entre 6 y 8 horas de su extracción.
  • En el frigorífico: si tenemos configurada una temperatura inferior a 4 grados, la leche durará en la nevera en buen estado entre 3 y 5 días después de ser extríada.
  • En el congelador: si es independiente al frigorífico (tipo combi) podemos guardar la leche extraída hasta 6 meses y se conservará adecuadamente. Si no es así, máximo 4 meses. En caso de que dispongamos de un compartimento para congelar dentro del propio frigorífico, el tiempo estipulado serán 2 semanas.

¿Cuánto dura la leche materna después de sacarla del congelador? Una vez la leche se ha sacado del congelador se puede conservar:

  • A temperatura ambiente: la leche que ha estado congelada puede durar 4 horas como máximo.
  • En el frigorífico: la leche materna previamente congelada puede estar 24 horas máximo.

Una vez descongelada la leche, no se podrá volver a congelar y la que sobre deberemos desecharla

Cómo almacenar leche materna

Para almacenar la leche materna y conservarla en el estado óptimo es necesario conocer las siguientes pautas:

1. Escaldar para mantener el sabor

Hay bebés que rechazan la leche materna descongelada porque su sabor ha cambiado debido a una encima presente en ella llamada lipasa. Para evitar que esto suceda, podemos escaldar la leche recién extraída. Pondremos un cazo con agua en el fuego e introduciremos el recipiente con la leche hasta que comience a hervir el agua. Retiramos del fuego y ya podemos pasar a enfriar porque la lipasa que crea mal olor y sabor se habrá destruido.

2. Guardarla inmediatamente

La leche materna debemos enfriarla lo antes posible para que no pierda propiedades. Para ello, podemos meterla directamente al frigorífico o al congelador (dependiendo de cuándo la vayamos a usar). En caso de que nos hayamos sacado poca cantidad, podemos juntar leche de varias extracciones del mismo día una vez que las dos estén a la misma temperatura.

3. No llenar las bolsas

Debemos recordar no llenar las bolsas mucho si las vamos a congelar, porque la leche se expande y puede rebosarse del recipiente. Lo mejor es guardar varios recipientes con poca cantidad de leche para no tener que desecharla si el bebé no se toma toda.

4. Etiquetar

Debemos etiquetar correctamente cada envase con la fecha de extracción e ir sacando los envases del más antiguo al más reciente.

5. En el fondo del frigorífico o congelador

Para almacenar la leche materna podemos usar el frigorífico y el congelador que tenemos habitualmente en el domicilio. El mejor lugar para guardarla, es al fondo del mismo, evitando dejar la leche en la puerta ya que al abrirla y cerrarla puede perder frío y verse afectada.

6. Repartir

Además de crear un banco de leche materna en nuestra propia casa, también podemos llevar recipientes llenos a casa de algún familiar, porque en el caso de que se nos vaya la luz y se descongele todo lo que teníamos guardado, perderemos toda la que nos hayamos extraído.

 

Dónde almacenar leche materna

La leche materna la debemos guardar preferiblemente en los recipientes indicados para ello. En caso contrario, nos tenemos que fijar en que sean aptos para uso alimentario, libres de BPA (un químico tóxico que contienen algunos plásticos) y que esté en buen estado.

Bolsas para almacenar la leche materna

Las bolsas para almacenar la leche tienen varias ventajas:

  • Ocupan mucho menos espacio en el congelador
  • Son de un solo uso y no hay que lavarlas o esterilizarlas
  • Tienen un cierre firme que evita derrames y puede escribirse sobre ellas para fijar la fecha de extracción.
  • Normalmente, cada extractor de leche tiene su propia marca de bolsas, pero como son flexibles, podemos adaptar cualquier bolsa a la boquilla del aparato.

Recipientes para almacenar leche materna

Por su parte, los recipientes para almacenar la leche materna pueden ser de plástico o de cristal. La ventaja que tienen es que suelen contar con tetinas para no tener que mover la leche de sitio cuando llegue la hora de ofrecérsela a nuestro bebé. Además, el cristal conserva mejor cualquier alimento al ser menos poroso que el plástico.

En su contra, podemos decir que ocupan más espacio que las bolsas y, además, esto se agrava si no llenamos el recipiente porque necesitamos menos cantidad de leche.

Como vemos, hay muchas formas para almacenar leche materna y tenemos que elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades. Lo más importante es respetar las fechas y las temperaturas para asegurarnos de que no pierde propiedades y de que se encuentra en perfectas condiciones para nuestro bebé.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo guardar la leche materna extraída, te recomendamos que entres en nuestra categoría de .

Bibliografía
  • Aguayo Maldonado, J., Serrano Aguayo, P., Calero Barbé, C., Martínez Rubio, A., Rello Yubero, C., Monte Vázquez, C. (2000). Lactancia materna. Recuperado de: https://www.aeped.es/sites/default/files/8-lm_andalucia.pdf
  • Medela. Cómo guardar, congelar y descongelar la leche materna. Recuperado de: https://www.medela.es/lactancia/viaje-de-las-madres/conservar-y-descongelar-leche-materna

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo guardar la leche materna extraída
Cómo guardar la leche materna extraída

Volver arriba