menu
Compartir

Cómo evitar que mi bebé se chupe el dedo

 
Por Eva Martínez Fierro. 2 junio 2021
Cómo evitar que mi bebé se chupe el dedo

Los bebés nacen con un reflejo innato de succión por el cual necesitan chupar todo aquello que está a su alcance para conocer sus características y para obtener placer y relajación. Es algo totalmente normal y necesario para su desarrollo. por eso, es habitual ver cómo los bebés se llevan el dedo a la boca incluso en algunas ecografías prenatales mientras se encuentran en el vientre de su madre.

El problema de este comportamiento viene cuando se convierte en un hábito que se prolonga en el tiempo y que puede acarrear problemas en la dentición del niño o niña. No hay una fecha concreta en la que se deba invitar a los niños a evitar chuparse el dedo, puesto que poco a poco va desapareciendo de sus rutinas, aunque antes de los 2 años de edad debería ser un hábito muy poco o nada frecuente. En este artículo de paraBebés, te contamos cómo evitar que mi bebé se chupe el dedo.

Ofrécele una alternativa

Si te preguntas cómo evitar que mi bebé se chupe el dedo, te recomendamos ofrecerle una alternativa para calmar su necesidad de succión. Te dejamos varias ideas:

  • Un mordedor.
  • Un mordedor frío del frigorífico.
  • Si toma pecho, ofrecérselo.
  • Un juguete apto con texturas.

El objetivo es que poco a poco sustituya el dedo y vaya reduciendo las veces que se lo chupa a lo largo del día. Estas técnicas funcionan muy bien en aquellos bebés que se chupan el pulgar para calmar los dolores que les provoca la salida de los dientes. En este artículo, te mostramos cómo calmar el dolor de la salida de los dientes de un bebé.

Intenta llamar su atención con otra cosa

Otro de los consejos para evitar que el bebé se chupe el dedo es intentar llamar su atención con otra cosa. Por ejemplo, puedes cantarle una canción, invitarle a imitarte, contarle un cuento o ofrecerle algún juguete que capte su atención. Con estas ideas conseguirás que deje de chuparse el dedo para realizar otra actividad que le resulte más atractiva. En este artículo, encontrarás una selección de cuentos cortos para bebés que te ayudarán a distraerle.

Refuérzale positivamente

¿Cómo evitar que el bebé se chupe el dedo? Los refuerzos positivos funcionan muy bien para cambiar conductas tanto de niños y niñas como de adultos. Premiar su comportamiento cuando no se chupe el dedo puede ser algo exitoso. No hace falta que el premio sea algo material, algunas palabras positivas, caricias, abrazos, besos o cualquier otra muestra de cariño será suficiente.

Habla con él

Otro de los trucos para evitar que el bebé no se chupe el dedo es hablar con él. Aunque el bebé tenga una corta edad, es capaz de entender prácticamente todo lo que se le dice si se utilizan las palabras adecuadas. Trata de explicarle que no te gusta que se chupe el dedo porque se va a hacer daño en la boca y que puede realizar otras cosas en su lugar.

No te enfades ni le castigues por su comportamiento

Para que un bebé no se chupe el dedo hay que evitar gritarle, castigarle o enfadarte con él porque no va a solucionar el problema e incluso puede incrementarlo o provocarle estrés. Debemos recordar que es un reflejo innato y que muchas veces lo hacen de forma inconsciente porque necesitan relajarse y porque les da seguridad, por lo que los enfados serán contraproducentes en cualquier caso.

Identifica cuál es la razón por la que se chupa el dedo

Si sabemos cuál es la razón por la que nuestro bebé se chupa el dedo, nuestras posibilidades de reconducir su comportamiento aumentarán considerablemente. A continuación, veremos algunas de las muchas razones de porque lo hacen.

  • Estrés.
  • Aburrimiento.
  • Costumbre.
  • Dolor de la dentición.
  • Para poder conciliar el sueño.
  • Para calmarse si se encuentra nervioso. Descubre qué hacer si tu bebé es muy nervioso.

Una vez que observemos el comportamiento de nuestro hijo o hija detenidamente e identifiquemos los motivos que le llevan a succionar su pulgar, podremos anticiparnos a ese momento y atajarlo antes de que suceda.

Muestra empatía con él

¿Cómo evitar que mi bebé se chupe el dedo? Como ya hemos explicado anteriormente, chuparse el dedo es algo que los bebés no pueden evitar en la mayoría de los casos. Por eso, es importante que nos pongamos en su lugar, comprendamos los motivos que hacen que esta conducta se repita una y otra vez y actuemos desde el respeto para reducir este comportamiento.

Si nos ponemos en su lugar, evitaremos enfadarnos innecesariamente y usar técnicas agresivas y poco respetuosas como vendarles los dedos, ponerles sustancias agrias o cosas similares.

Dale tiempo

Al igual que cualquier otra costumbre, no vamos a lograr que nuestro bebé deje de chuparse el dedo de un día para otro. Debemos saber que el cambio conductual puede llevarnos bastante tiempo y, de lo que se trata, es de ir reduciendo el número de veces que lo hace hasta que desaparezca por completo.

Cada bebé tiene un ritmo de desarrollo totalmente diferente. Algunos lo conseguirán en una semana y otros, en cambio, tardarán meses utilizando las mismas técnicas.

Lo normal es que a los 2 años de edad esta conducta haya desaparecido, pero realmente se convierte en un problema que hay que intervenir a partir de los 4 o 5 años, ya que es cuando más probabilidades existen de que se produzcan cambios permanentes en su dentición. En ese caso, para evitar que el bebé se chupe el dedo hay que acudir a un psicólogo o psicóloga infantil y a un/a odontopediatra. Será la mejor opción para reducir ese comportamiento.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar que mi bebé se chupe el dedo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento del bebé.

Bibliografía
  • Odontobebé (3 de marzo de 2017). Cómo evitar que su hijo se chupe el dedo. Recuperado de: https://www.odontologos.mx/pacientes/noticias/2510/como-evitar-que-su-hijo-se-chupe-el-dedo

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo evitar que mi bebé se chupe el dedo
Cómo evitar que mi bebé se chupe el dedo

Volver arriba