Compartir

Cómo eliminar los mocos de la garganta en niños

 
Por Lorena García Vega. 27 octubre 2020
Cómo eliminar los mocos de la garganta en niños

La nariz es un filtro para evitar que entren en el cuerpo virus y bacterias. Si alguien tose o habla muy fuerte estando de frente a otra persona, en su saliva puede haber algún tipo de virus o germen que el sistema mucociliar trata de evitar que entre al organismo, activando el sistema inmunitario.

No obstante, y a pesar de esa función protectora que los mocos tienen hacia los gérmenes externos, pueden llegar a convertirse en una dificultad y un verdadero problema, cuando la mucosa se aloja en las vías respiratorias bajas. Por eso, en este artículo de paraBebés, explicamos cómo eliminar los mocos de la garganta en los niños. Los mocos pueden dificultar la succión al lactante, reduce el apetito y pueden ir acompañados de tos productiva especialmente por la noche, repercutiendo en el descanso y en las horas de sueño. A continuación, se exponen 10 remedios para eliminar los mocos de la garanta en los niños.

Visitar al pediatra

Para tener una valoración profesional, lo primero que hay que hacer es consultar al médico o la médica, ya que un aparente resfriado común con los mocos situados en las vías respiratorias altas puede ser, en realidad, el preludio de una posible complicación bajando el moco a los bronquios, al oído, pudiendo desencadenar en una infección del tipo bronquiolitis u otitis más costosa de curar y siendo más dolorosa y molesta para el niño.

Por eso, siempre es aconsejable visitar al pediatra y que haga una valoración del estado del niño y que sea él, desde su visión profesional, quien diga cómo actuar.

Vahos

Uno de los remedios caseros para expulsar mocos en niños son los vahos, ya que son sencillos, naturales y pueden realizarse incluso 3 veces al día dependiendo de la congestión. ¿Cómo se hacen?

  1. Poner una olla con agua a hervir y se le añaden hojas de eucalipto y brotes de romero.
  2. Preparar una esponja, y una toalla.
  3. En un ambiente cálido se deja al niño con el pecho descubierto y se coloca la olla sobre una superficie que llegue a la altura del menor para que pueda inhalar el vapor.
  4. Se cubre la cabeza, hombros, espalda y la olla con una toalla procurando que cubra todo evitando que entre el menor aire del exterior.
  5. Con mucho cuidado se destapa la olla para que el niño inhale los vapores, cerrando después de la espiración con el fin de dosificar el vapor.
  6. Durante unos 10 minuto se repite este proceso tratando que el niño sea capaz de respirar profundamente y vaya descongestionando la nariz.
  7. Una vez transcurridos los 10 minutos puede alargarse 2 o 3 minutos más, se fricciona con agua fría la cara y zonas donde se ha hecho el vaho para cerrar los poros y permitir que el proceso sea efectivo.
  8. Se seca bien al niño y se le abriga, siendo muy recomendable dejarle un rato abrazado sobre el pecho del adulto y que sienta su calor corporal.

Lavados nasales

Uno de los remedios caseros para expulsar mocos en niños son los lavados nasales. El agua marina es un elemento natural que limpia la nariz arrastrando el moco hacia el estómago, expulsándolo después, a través de las heces.

Existen aspiradores nasales, especialmente indicados para los bebés, que sirven para limpiar la nariz, pero no son útiles para la mucosa alojada en la garganta.

Igualmente están las jeringuillas, aunque no son muy recomendables, ya que para el niño es bastante molesto y agresivo, pues no es sencillo controlar la presión con la que sale. Además, so se le realiza en posición horizontal en lugar de sentado, la experiencia puede ser bastante desagradable.

Aumentar la ingesta de líquidos

Un remedio para expulsar flemas rápidamente es beber líquido. Ofreciendo a los niños más agua, zumos, caldos, infusiones... Ayuda a fluidificar el moco y que este no sea tan viscoso; el moco no tiene por qué eliminarse ya que actúa de barrera ante virus y gérmenes, pero sí debe procurarse que sea más fluido para que no moleste en la garganta y baje a las vías respiratorias bajas.

No forzar a comer

Cuando los niños son pequeños y tienen mocos, quizá no sean capaces de comunicarlo, no obstante, tienen una sensación molesta que no saben definir con palabras y responden ante tal sensación de forma natural haciendo caso a lo que su cuerpo les dicta.

La falta de apetito cuando hay mocos en la garganta, en realidad, responde a un proceso de curación que tenemos los seres humanos.

Si el niño nota que no respira y traga como habitualmente, es probable que opte por el ayuno o reduzca significativamente la ingesta de alimentos. Ante una situación así, la respuesta del adulto debe ser la de respetar y confiar en que el niño será capaz de autorregular su apetito y comer cuando sea capaz de tolerarlo, mientras el adulto le proporcionará líquidos para que esté hidratado.

Infusiones

Entre los remedios para ayudar a eliminar los mocos de la garganta están la infusiones, ya que ayudan a fluidificar el moco. Además por sus propiedades naturales ayudarán a remitir los síntomas del niño si presenta resfriado ¿Cuáles son las infusiones más recomendadas?

Para niños a partir de dos años se puede echar una cucharada de miel, siendo un medicamento natural que refuerza el sistema inmunitario.

Para fortalecer el sistema inmunológico también es muy recomendable el propóleo. Es una sustancia natural elaborada por las abejas quienes las utilizan para proteger sus colmenas convirtiéndose en un antiviral natural, no siendo aconsejable ofrecerlo antes de los dos años.

Aromaterapia

Otro de los remedios caseros para expulsar mocos en niños es la aromaterapia. Un buen recurso natural basado en aceites esenciales que puede administrarse al niño a través de un masaje en el pecho haciendo que se active el sistema inmunológico y ayudando a que el moco sea más fluido y la tos remita.

Además, se puede utilizar en la habitación del niño un humificador añadiendo unas gotitas antes de dormir para purificar el ambiente.

Respirar aire limpio

Cuando un niño tiene una gran carga mucosidad en la garganta, lo que necesita es hacer fluir los mocos y una buena forma es permitiendo que respire aire puro.

La casa debe estar lo suficientemente ventilada, pero además si existe la posibilidad es, recomendable llevar al niño a algún lugar exento de polución para que pueda respirar aire limpio que entre en sus pulmones y le ayude a activar sus vías respiratorias.

Sonarse la nariz

Desde edades tempranas es recomendable enseñar a los niños a sonarse la nariz, evitando que acumulen mocos que puedan ir tragando. Cuando son muy pequeños se les pone el pañuelo en la nariz, presionando ligeramente e invitándole a que vaya echando el aire.

Para los bebés, el adulto puede enrollarse una pequeña gasa en el dedo índice y suavemente pasarla por dentro de la boca para tratar que las flemas se queden adheridas a la gasa y no pasen a la garganta.

Acostarle con la cabeza algo incorporada

Cuando el niño está en posición horizontal los mocos suelen instalarse más en la garganta, provocando la tos que, a pesar de tener la función de limpiar el moco de las vías respiratorias, resulta ser un impedimento para conciliar el sueño. Para poder descansar mejor durante la noche es recomendable:

  • Incorporar la parte de la cama donde reposa la cabeza.
  • Hacer lavados nasales previos a ir a dormir, permitiendo que el moco baje.
  • Poner una cebolla cortada en la habitación ayudando a descongestionar la nariz y calmar la tos es uno de los mejores remedios caseros para la tos en niños por la noche.
  • Mantener la habitación con humedad utilizando humificadores del ambiente previo a ir a dormir.
  • Ofrecerle agua antes de acostarse.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo eliminar los mocos de la garganta en niños, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud infantil.

Bibliografía
  • Bertrand, L. G. (2020, 17 enero). Doctora, ¿hay algo para los mocos? Lucía, mi pediatra. https://www.luciamipediatra.com/2014/09/155/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo eliminar los mocos de la garganta en niños
Cómo eliminar los mocos de la garganta en niños

Volver arriba